Total: 729


Abridor:

    Artífice encargado de la fabricación de troqueles y cuños. Antiguamente platero. Denomínase igualmente GRABADOR

Abrillantador:

    Compuesto químico utilizado en el pulido de los cospeles, con el propósito de impregnarlos superficialmente para abrillantarlos.

Acanalado:

    Dícese de la moneda que presenta en su canto un pequeño surco o canal en el centro del mismo. Es a veces fabricado como medida de seguridad para así evitar su falsificación.

Acero:

    Aleación de hierro con una pequeña cantidad de carbono. En la industria de la amonedación se usa para fabricar matrices, punzones y troqueles, que debidamente templado adquiere gran dureza y elasticidad. Haciéndose inoxidable se utiliza también para su amonedación.

Achocar:

    Acomodar las monedas de canto en forma de pila, para su mejor transporte.

Acordonar:

    Imprimir el adorno o leyenda en el canto de la moneda, para impedir su cercén.

Acrimotense:

    Dícese de una moneda de gran circulación en Catalunya entre los ss. XII y XV, acuñada por los condes de Urgell en Agramunt (municipio español perteneciente a la provincia de Lleida). Y por extensión las acuñadas por Luis XVI.

Acuñación:

    Término que se refiere a la fabricación de la moneda; se dice así por emplearse en el proceso cuños cuyos tipos quedan impresos en el cospel destinado a la amonedación.

A grandes rasgos, la moneda se acuña a martillo desde que fué inventada entorno al año 640 b.C. hasta incluso más allá del siglo XVI.

En 1551, técnicos alemanes inventan un procedimiento por lo cual se aplanaba y estiraba metal en un ingenio hidráulico laminador provisto de dos rodillos cilindros en paralelo, y luego se aplicaba la impronta sobre el metal con el mismo procedimiento. Los ingenios hidráulicos fueron implantados en Segovia en 1585, habiendo sido previamente establecidos en otras 13 cecas en Alemania, Inglaterra, Francia, Austria, Eslovaquia, Rumania, Suiza y Polonia. A finales del siglo XVI se inventa otros tipos de prensas, como la taschenwerk (rocker press) que se utiliza en cecas pequeñas por todo Europa. La prensa de volante, dibujada por Leonardo da Vinci, comienza a extenderse hacía mediados del siglo XVII y se implanta en Madrid Sevilla hacia 1700, en las cecas de Indias entre 1732 y 1769, y en Segovia en 1772. A veces se usaba dos y hasta tres diferentes técnicas simultáneamente en algunas cecas.

Todas las cecas del mundo que sobrevivieron la centralización de los gobiernos adoptaron las prensas automáticas de acuñación a partir de mediados del siglo XIX, y hoy hay modelos que puedan acuñar hasta 800 monedas por minuto.


Acuñación a martillo:

    Sistema de fabricación de monedas que consistía en la impresión en el cospel de los motivos grabados en los cuños de anverso y reverso. Uno de los cuños, generalmente el de anverso, era fijado a un banco, y el otro cuño de reverso, era sostenido por un operario. Se colocaba el cospel o flan entre los dos cuños, y un segundo operario golpeaba el cuño con una maza o martillo quedando estampados los motivos de estos en la moneda.

Las antiguas casas de moneda en Europa hasta mediados del siglo XVI (antes de la mecanización) eran básicamente talleres artesanales donde casi todo el proceso de la fabricación de la moneda se llevaba a cabo con un mínimo de herramientas y en un único local, que se llamaba la hornaza. Esta sala era relativamente pequeña y dirigida por un hornacero, o capataz de hornaza, que era una especie de empresario autónomo que aportaba operarios y herramientas, recibiendo un porcentaje sobre el volumen de acuñaciones para cubrir sus gastos y ganancias.

El local de la hornaza se dividía en cuatro espacios contiguos pero bien diferenciados, que por orden de tamaño eran los siguientes: 1. La hornaza propiamente dicha, donde se hacía la fundición del metal, el aplanamiento del metal con martillos, recorte de cospeles con tijeras y recocimiento. 2. El portal, donde se llevaba a cabo la acuñación de los cospeles con martillos, o sea la amonedación. 3. Recinto de blanquición, donde se daba un lavado químico a los cospeles antes de ser acuñados. 4. Oficina de talla, donde se producían los punzones y se grababan los cuños o troqueles necesarios para acuñar la moneda.

Debido a su naturaleza artesana, la hornaza no llegaba a tener más de 40 operarios y normalmente muchos menos, para poder mantener el control de la calidad y productividad. Cuando no bastaba con una hornaza, se multiplicaba el número de ellas, teniendo cada una un capataz que disfrutaba de su propia autonomía. La Casa de Moneda de Sevilla dispuso de 15 hornazas en 1556, cuando se estaban acuñando cerca de 100.000 kilos de plata y oro cada año, siendo en aquella época la ceca de mayor producción de todo el mundo.

Con la mecanización de las cecas, cada operación del proceso se llevó a cabo por un operario especializado, y en su propio departamento, formando una cadena de producción similar a las modernas fábricas industriales de hoy. Este adelanto mecanizador comenzó en Augsburgo, Alemania, cerca de 1550 y llegó a Segovia en 1583, estando mecanizadas apenas otras 6 o 7 cecas centroeuropeas por aquel entonces.


Acuñación a rodillo.:

     El sistema de acuñación a rodillo (molino o molinillo) consistía en la estampación de los motivos de la moneda en una lámina de metal (riel) al hacerla pasar entre dos cuños-rodillos en los que estaban grabados anverso y reverso de la moneda y que eran accionados mediante un sistema de ruedas hidráulicas, por tracción humana o animal.

A pesar de la gran dificultad que suponía hacer coincidir los diseños de ambos rodillos, por este método se fabricaban piezas de gran calidad, que resultaban perfectamente redondas y con un grabado completo de los motivos en ambas caras de la moneda.

La acuñación a rodillo por ingenio se efectuó de la misma manera que la laminación de los rieles. El ingenio fue idéntico al de laminación, excepto que ambos rodillos iban conectados al molino para girar sincronizados y iban grabados con el diseño de la moneda: el anverso en un rodillo y el reverso en el otro. Tras el ultimo paso de estiramiento o aplanado del riel, se volvía a recocer y posteriormente blanquecerlo, antes de pasarlo por el ingenio de acuñación. Era muy importante que los dos cuños de rodillo estuvieran calibrados con exactitud, para que el anverso y el reverso coincidieran en la tira de metal. Cualquier error aumentaba la cantidad de cizalla, ya que las impresiones defectuosas eran inútiles y no eran recortadas.


Acuñación con prensa de volante:

    Sistema de fabricación de monedas utilizando un volante.

Un volante o volante de acuñación es una prensa o máquina que sirve para acuñar la moneda. Está compuesto de un husillo, dos brazos y dos bolas de plano al fin de ellos, una pieza que llaman sortija que une por medio de una muesca a la que llaman ranura, el husillo y la caja superior en que está puesto el cuño de arriba o superior; de unos ramales para que tire el trabajador; de unas tablas por donde sube y baja la caja superior y que tienen también un encaje o ranura por donde están enranuradas con el cuerpo del volante y de un cepo donde cae la moneda acuñada.

El primer volante fue inventado alrededor de 1508 por un artista florentino, Bramante, para acuñar medallas. 30 años más tarde, un compatriota suyo, Benvenuto Cellini, acuñó monedas con esta técnica y dejó una descripción completa de la prensa que construyó. Pero los primeros volantes no tenían la fuerza necesaria para acuñar más que pequeñas piezas. Ya entrado el siglo XVII, se comienzan a instalar volantes más grandes en París y Londres y en 1700 en Madrid.

El volante se construía en bronce y estaba formado por una gruesa y maciza peana o zoclo unida a dos pilares o piezas verticales que formaban la caja, castillo o armazón de la máquina y que estaban unidos entre sí por dos o más puentes o piezas horizontales. En el centro de cada una se abría un agujero circular torneado, dispuestos todos ellos verticalmente coincidiendo con el centro de la peana. Por dichos agujeros, deslizándose bien ajustado por gargantillas de bronce, subía y bajaba un husillo, accionado en la parte superior por un largo brazo horizontal, o balancín, en cuyos extremos iban colocados grandes bolas de plomo. En el centro de la peana existía una maceta o pieza metálica sobre la que se ajustaba uno de los troqueles, que quedaba fijo. Sobre él, se colocaba el cospel. El otro troquel era móvil, descendía con el husillo, y la fuerte presión de ambos acuñaba a la vez las improntas de anverso y reverso de la moneda.

Había volantes de varios tamaños, los más pequeños o de medio cuerpo, eran accionados por el propio monedero; los grandes, o de cuerpo entero, precisaban al menos tres hombres, dos de ellos para hacer girar el balancín, tirando de gruesas cuerdas de cáñamo, y el otro para colocar los cospeles acordonados sobre la maceta, y retirarlos ya convertidos en moneda. Por mucha prisa que se dieran sus compañeros en rotar el balancín, entre los descensos del husillo, el monedero o acuñador tenía tiempo de retirar la moneda y colocar un nuevo cospel. Dado que el rebote del mismo daba un momentáneo descanso a quienes lo movían, les era posible adoptar un ritmo rápido de trabajo, que aumentó muchísimo la velocidad de acuñación.


Acuñación con prensa moderna:

    Sistema de fabricación de monedas utilizando una prensa automática.

Con la creación de la máquina de vapor, se inventaron otros tipos de prensas automáticas que se acoplaban con poleas a un árbol lo suficiente largo y fuerte como para accionar varias prensas a la vez. Aunque antes se habían hecho intentos para motorizar los volantes, las primeras prensas del tipo moderno comenzaron a aparecer en 1817 con el modelo "knucle press" diseñado por Ulkhorn, que llegó a ser muy común en las casas de moneda de Europa y todo el mundo con más de 550 prensas vendidas. En 1830 Thonallier fabricó una versión modificada de la prensa Ulkhorn, que se llegó a construir en Barcelona por la Maquinista Terrestre y Marítima en 1841. Taylor fue otro modelo comercializado a partir de 1853, apareciendo como Taylor and Challen Ltd. más tarde. Otros modelos incluían prensas construidas y comercializadas por Morgan Orr and Company, James Watt, etc. Todas estas prensas tenían sistemas de alimentación automática de cospeles.


Acuñación desplazada:

    En ocasiones los cuños se colocan sin coincidir exactamente con el cospel. Así cuando el troquel del anverso, el del reverso o ambos, golpean un cospel fuera de su centro se causa un desplazamiento en la impronta, reproduciendo sólo una parte del grabado de la moneda, en la que aparece una zona en forma de media luna mostrando el cospel liso. El canto de las monedas muy descentradas por ambas caras siempre es liso. Las descentradas por una sola cara tienen el canto normal o irregular, raramente liso.

Acuñación floja:

    Dícese cuando una moneda o parte de la misma está deficientemente grabada. Es relativamente frecuente en el reverso de las onzas españolas.

Acuñación girada:

    También llamada "moneda con reverso girado". II Las monedas están acuñadas tradicionalmente para que el anverso y reverso estén alineados en una rotación de 180 grados (aunque algunas están diseñadas para que al ser giradas coincidan, recibiendo entonces el nombre de "coincidente"). Las coincidentes pueden recibir también el nombre de "reverso medalla".

A veces las monedas no tienen el anverso y reverso colocados como se pretendía al diseñarlas y son acuñadas con esta deficiencia, siendo un error buscado por los coleccionistas y para señalar su falta de coincidencia con el tipo original, se medirá con un trasportador de ángulos. Considerando que el máximo es 180 grados y las medidas intermedias se dirán si son a la izquierda o derecha del eje vertical. Considerando los 360° y midiendo siempre en el sentido de las agujas de reloj. Los numismáticos utilizan el reverso para denominar esta variedad, aunque pudiera ser perfectamente el anverso el girado, pero dado que se debe usar un dato fiable para valorar su giro, se parte de un anverso centrado. Solamente puede presentarse en el anverso este giro, cuando la moneda dispone de leyenda en su canto, porque partiendo de este dado podremos decir, sin miedo a equivocarnos si presenta girado su anverso o reverso.


Acuñación incisa:

    Error de acuñación al interponerse otro cospel o una moneda acuñada entre el troquel y el cospel en el momento de la estampación, es causa de que la moneda ostente una incisión parcial hendida, sin señal de grabado, y casi siempre se produce en el anverso. Generalmente este error produce como consecuencia, el anverso descentrado y canto irregular en las monedas de canto estriado. En las de leyenda en el canto, además del anverso descentrado causa virola saltada. Una acuñación incisa no es nunca una doble acuñación.

Acuñación incusa:

    Son las que erróneamente han sido acuñadas en profundidad en vez de en relieve, por haberse interpuesto una moneda ya acuñada entre el troquel y el cospel en el instante mismo de la estampación, sirviendo impropiamente de troquel la moneda interpuesta, la cual actúa de cuño positivo o punzón imprimiendo sobre la nueva pieza un dibujo en negativo.

La acuñación incusa siempre se produce por una sola cara e invirtiendo la posición de los troqueles, es decir, el dibujo o grabado del anverso sobre el reverso o viceversa. Por ello la efigie o el escudo están siempre en las dos caras, una en relieve (normal) y la otra en profundidad (incusa), total o parcial.

La acuñación incusa en monedas con doble acuñación y de troqueles invertidos se presentan, con anverso normal y el reverso con el anverso incuso.


Acuñación por molde:

    Sistema muy rudimentario de fabricar monedas, usado relativamente hasta hace poco, donde se vierte metal entre dos moldes, donde previamente se han grabado un numero determinado de la moneda que se va a reproducir. Destacamos que China, aunque muy desarrollada artesanalmente y artísticamente, no acuñó monedas con medios mecánicos hasta 1889, pues allí, aunque se produce monedas desde antes de la era cristiana, la técnica era siempre la del vertido de metales fundidos entre moldes, tal y como se practicaba hasta hace muy poco tiempo en algunas regiones africanas, por ejemplo en Marruecos.

Acuñación por una sola cara:

    Se dice de las monedas en las que una cara está perfectamente acuñada y la opuesta está virgen de acuñación, por ausencia de troquel o por la introducción de dos cospeles juntos en la cuna de acuñación.

Acuñación póstuma:

    Son las que se realizan tras la muerte de un rey o soberano, con los mismos cuños que se venia usando antes de su óbito Sírvanos como ejemplo las 5 Pesetas de Alfonso XII de 1885 (*18-87 MP M), este Rey fallecido el 25 de Noviembre de 1885 y dos años después se seguían usándose sus cuños e incluso se modificaban la fecha efectiva de las monedas.

Acuñador:

    Oficial de una ceca, encargado de la acuñación.

Acuñar:

    Imprimir y sellar una pieza de metal por medio de un cuño o troquel, para convertirla en moneda. A lo largo de la historia se han aplicado diferentes técnicas para realizar esta operación. Las primeras monedas se realizaron mediante la introducción de metal fundido en un molde. Aparecen luego las primeras piezas acuñadas a martillo, este método, que habrá de aplicarse desde época griega hasta el siglo XVI, consiste en disponer una pieza de metal calentada entre dos troqueles, uno situado en la parte inferior y otro en la superior, este último es golpeado a martillo y se imprime la moneda. Hacia el siglo XVI se introduce la acuñación a molino. Se trata de dos cilindros dispuestos uno encima del otro que llevan grabados en hueco los tipos de anverso y reverso de las monedas, y entre las cuales se introduce una lámina de metal. Al accionarse los cilindros mediante una manivela, quedan grabadas en la plancha las improntas de la moneda y no queda más que recortarlas. En este mismo siglo aparece también otro método, que es la acuñación por balancín. Se trata del mismo sistema mecanizado de la acuñación a martillo. Hacia 1850 aparece el torno mecánico, del cual arrancan las complicadas máquinas modernas para la acuñación de monedas.

Adarga:

    En heráldica. Escudo de forma ovalada.

Adarme:

    Antigua medida española de peso equivalente a 1,797 gramos.

Adiestrado:

    En heráldica. Figura colocada a la derecha de la figura principal.

Afinador:

    Oficial de una ceca, encargado de la afinación del metal.

Afinar:

    Separar el metal puro de la escoria en el crisol.

Afrontados:

    En heráldica. Figura que se hayan de frente.

Agio:

    Ganancia que se obtiene del cambio de moneda.

Agnus dei:

    Moneda de vellón con mezcla de plata, que hizo labrar el rey don Juan I y Juan II de Castilla. En una cara tenía una Y coronada y en la otra, el cordero de San Juan Bautista.

Agrio:

    Metal de deficiente aleación, que promueve un agrietamiento sobre todo en la plata.

Águila:

    Moneda de oro española que tenía en el reverso un águila.

Agujas de toque:

    Agujas o barritas de oro o plata de diferente ley que utilizan los ensayadores para comprobar, por comparación, en la piedra de toque la pureza del metal empleado para la acuñación. Suelen agruparse en instrumentos en forma de estrella o de llavero y, a veces, llevan la marca del ensayador, como signo de propiedad.

Agujero:

    Perforación intencionada en una moneda para utilizar esta como colgante o bien para cercenar y así tener de esta forma una merma en su peso y el beneficio para quien practica este indigno arte.

Ajustador:

    Persona encargada de ajustar el peso y medidas establecidas en la ordenanza monetaria.

Ajustar:

    Dar a la moneda en su acabado, el peso legal que dispone la ordenanza monetaria.

Alabeada:

    Dícese de la moneda que no tiene todo su contorno en el mismo plano.

Alabiada:

    Moneda o medalla que por no estar bien acuñada presenta labios o rebaba.

Albar:

    Operación de volver la moneda a su color natural de su metal, llevada a cabo por el blanquecedor.

Albertín:

    Moneda de oro, con valor de dos tercios de ducado, acuñada en los Países Bajos por los archiduques Alberto e Isabel (1598-1621). También se emitió el doble albertín.

Alcalde:

    Encargado del buen funcionamiento de la Casa de la Moneda.

Aleación:

    Dícese a la unión de varios metales por fusión, usados para la fabricación del metal con el que se batirán posteriormente las monedas.

Alfonsina:

    Moneda acuñada en tiempo de Alfonso el Sabio. Moneda de oro de valor de 25 pesetas del reinado de Alfonso XII y de Alfonso XIII. Perteneciente o relativo a alguno de los reyes españoles llamados Alfonso.

Alisado:

    Operación que consiste en igualar y regularizar la superficie interior del molde después de la extracción del modelo. Mediante el alisado se eliminan las rugosidades y asperezas producidas por el modelo en la arena de molde. La operación se efectúa con ayuda de gubias, espátulas y alisadores.

Almodis:

    Los mancusos o moneda de oro de Ramón Berenguer I (1035-1076), casado en terceras nupcias con Almodis o Adalmus, hija del conde de la Marca, del Lemosín, de la que tuvo a Ramón Berenguer II y Berenguer Ramón II.

Alpaca:

    Aleación compuesta por zinc, cobre y níquel, que le hace tener un color y brillo parecido a la plata. En los catálogos se suele representar con el símbolo ALP. Muy utilizado por los falsarios para sustituir a la plata, en una composición de cobre, zinc y níquel, a veces se sustituía el zinc por estaño.

(Sinónimo de Metal Blanco, Plata Alemana, Plata Níquel)


Aluminio:

    Metal aislado por vez primera por el químico danés H.C. Oersted. Las primeras monedas emitidas en este metal fueron acuñadas en 1906 en Inglaterra con destino al protectorado “East África & Uganda”. Su color es blanco plateado, muy ligero y su símbolo químico es AL.

Amadeo:

    Moneda de plata de cinco pesetas con el busto del rey Amadeo (1871-1873). En 1871 fue proclamado como rey constitucional Amadeo I, perteneciente a la casa de Saboya e hijo del monarca italiano Víctor Manuel II, pero su reinado tan sólo duro dos años. La muerte por atentado del General Prim, alma del movimiento contra la reina Isabel II y principal impulsor de su reinado, hizo que este presentara su renuncia al trono el 11 de Febrero de 1873. Aunque existen monedas de 25 y 100 Pesetas en oro, de 900 milésimas, de 24 mm. de diámetro y 8 gramos y de 35 mm. de diámetro y 32,25 gramos respectivamente, ambas son consideras PRUEBAS.

Amonedar:

    Transformar en moneda los metales.

Anacrónica:

    Moneda que por error o cambio de fecha, ensayador, etc., es anómala dentro de la serie a que pertenece.

Anagrama:

    Véase MONOGRAMA.

Anepígrafa:

    Es aquella moneda que no porta ningún tipo de leyenda o inscripción.

Anillo:

    Herramienta de acero, componente del sistema de labiado que se utiliza para conformar el canto en el cospel.

Anómala:

    Moneda a la que una irregularidad de su cuño o troquel, la hace distinta a la serie a que pertenece

Anónima:

    Moneda que no tiene el nombre del soberano o autoridad que la mandó acuñar, ni otro dato que permita conocer su origen

Antoniniano:

    Moneda de plata y después de vellón que acabó por reemplazar al denario durante la decadencia del Imperio romano.

Anular:

    Moneda en forma de anillo, de origen asirio.

Anverso:

    Cara o lado principal de las monedas o medallas, destinado por regla general a la presentación de los tipos iconográficos más importantes, bustos de reyes, de gobernadores o de personas a cuya memoria se dedica la serie. Esta clasificación, de tipo cualitativo, tiene una tradición tan antigua como la propia historia de la moneda, ya que desde las primeras manifestaciones griegas puede advertirse una diferencia entre reverso y anverso, donde se presentaba a los dioses o símbolos de la ciudad que emitía la moneda

Apartador:

    Oficial real que había en las casas de moneda de Nueva España y se encargaba de supervisar las operaciones que se ejecutaban para extraer el oro sacado de su mena para obtenerlo completamente puro.

Apreciar:

    Aumentar el valor o cotización de una moneda en el mercado de divisas.

Aquilatador:

    Balanza de pequeñas dimensiones, utilizada para examinar y medir los quilates de un metal o moneda.

Ardite:

    Moneda de vellón y cobre labrada principalmente en Cataluña.

Argentario:

    Antiguamente, jefe de los monederos.

Argentino:

    Divinidad romana que presidía la acuñación de las monedas de plata. Que suena como la plata o de manera semejante.

Arienzo:

    Cuarta parte de la onza aragonesa.

As:

    Moneda romana de bronce. Unidad desde los inicios de su amonedación Los primeros ases se conocen como "as signatum" y "as librarum", este último de gran tradición. Igualmente existen ases ibéricos de acuñación hispánica, naturalmente con influencias romanas. Los ases son de bronce, y en el numerario romano fueron sustituidos como unidad a efectos reales por el denario de plata aparecido en el año 211 A.C. De peso variable hasta que se le fijó el de una libra, después se le minoró el peso, pero conservando su valor de 12 onzas

Asociación numismática:

    Organización de expertos, grupo de personas que se unen con el fin de estudiar las monedas, ampliar sus conocimientos e intercambiarlas. Editan con este fin libros, catálogos, revistas especializadas, circulares, etc.

Aumentada:

    Moneda que una vez salida a la circulación ha sufrido un aumento de su metal en el propio país emisor o en otro que se la ha apropiado formando parte de su numerario. También se le llama claveteada.

Áureo:

    Moneda romana, del Bajo Imperio, especialmente acuñada por los emperadores romanos, de oro y de gran importancia. Equivalía a 25 denarios. Moneda de oro española emitida en tiempos del Rey Fernando III, el Santo.

Auténtica:

    Moneda que se entiende acuñada oficialmente en la época de su emisión, llamada también genuina.

Avivado:

    Operación consistente en pulimentar una pieza metálica pasándola por un disco de paño flex)ble impregnado con un abrasivo de grano muy fino.

Avivar:

    Repasar los grabadores las planchas o clichés con un buril muy fino.

Azófar:

    Aleación de cobre y cinc. Véase LATÓN.

Azogue:

    Metal líquido, imprescindible para el beneficio del oro y plata, llamada también cinabrio y generalmente conocido por el nombre de mercurio.

Balancín:

    Hacia 1.550, el platero alemán Marx Schwab inventó la acuñación a volante. Es una palanca móvil montada alrededor de un eje horizontal que pasa por el medio, balanceándose con el fin de transformar el movimiento rectilíneo alternativo en uno circular continuo, o viceversa. Por este motivo, las piezas acuñadas con este sistema reciben el nombre de "moneda de balancín", si era movido por personas o animales, recibía el nombre de INGENIO DE SANGRE, por los grandes esfuerzos que debían de hacer para hacerla funcionar, según ciertas crónicas eran necesarios de 8 a 12 hombres para maniobrar los brazos que movían el tornillo central, los cuales eran relevados cada15 minutos. Si por el contrario se empleaba la fuerza del agua para mover sus brazos mediante ruedas de madera con paletas, se llamaba INGENIO DE AGUA.

Balanza:

    Instrumento para pesar, formada generalmente por una barra horizontal, suspendida en su punto medio y de cuyos extremos penden dos platillos.

Las casas de moneda de todas las épocas siempre disponían y disponen de instrumentos para pesar los metales y las monedas acuñadas: balanzas, romanas, pesas, etc. La fábrica cuenta con estos instrumentos de diferentes tipos y tamaños en varios departamentos:

1. En la sala de libranza, donde se recibe el metal en bruto, o barras, que entra a la fábrica desde la calle, y también donde se despachan las partidas de metal a la fundición para volver enrieladas; así como desde donde se despachan los rieles al maestro de la moneda, quien devuelve el metal en monedas acuñadas y cizalla, siendo cada traspaso rígidamente controlado por peso. La sala de libranza también cuenta con balanzas necesarias para analizar el peso individual de monedas de oro y para despachar la moneda que sale de la fábrica.
2. En la oficina del ensaye, donde el ensayador utiliza una pequeña balanza de mucha precisión para efectuar el ensaye.
3. En la sala de fundición donde el fundidor prepara la aleación conjuntamente con el ensayador.
4. En las salas de corte y acuñación para comprobar el ajuste de las máquinas para que las monedas salgan con su debido peso.

Antiguamente, cuando las balanzas, pesos y romanas no contaban con mucha exactitud, se pesaban las monedas contra un dineral, o peso estándar, de un marco (0.2300465 kilos). La legislación monetaria no especificaba entonces el peso que había de tener cada moneda, sino cuantas monedas habían de acuñarse de un marco de metal. Por ejemplo, 67 monedas de a un real habían de pesar exactamente un marco. La exactitud de las pesadas era fundamental para controlar tanto la calidad de las labores como los hurtos, por lo que el balanzario debía comprobar todos los dinerales de la Casa por el desgaste, así como todas las balanzas por poder estar desniveladas, contra un dineral patrón que solamente se usaba para estas comprobaciones periódicas.

A partir del siglo XIX las balanzas son de mayor precisión e incluso automáticas, y por tanto, la legislación especifica el peso exacto que ha de tener cada moneda.


Balanzario:

    Oficial de una ceca, encargado de pesar los metales antes y después de la amonedación. Se denomina también JUEZ DE BALANZA, FIEL DE BALANZA, MAESTRO DE BALANZA.

Bamba :

    Denominación que realizaban en el sigo XVI los habitantes de las Islas Canarias, para denominar la moneda que corría por esas tierras, piezas salidas de las cecas peninsulares y americanas, especialmente manojillos (real emitidos por los Reyes Católicos, por el haz de flechas que junto al yugo aparecen en esas monedas), pilar y cruz así como tostones de Portugal.

Banda:

    En heráldica. Pieza que corta el escudo en sentido diagonal, del ángulo diestro superior, al ángulo siniestro inferior.

Bandado ó barrado:

    En heráldica. Escudo con un número par de bandas o barras, si no se especifica otra cosa, suelen tener seis.

Barra:

    En heráldica. Pieza que corta el escudo el escudo en sentido diagonal, del ángulo siniestro superior, ángulo diestro inferior.

Batir:

    Acción de acuñar moneda. Hacer tomar al metal la forma que se desea a fuerza de martillo.

Beneficiador:

    Encargado en las minas, de separar el oro y la plata de la tierra o piedra y posteriormente, los metales mezclados que contengan, mediante fuego o azogue.

Besante:

    Deformación de la palabra "Bizance" (Bizancio), con referencia al "sólido de oro" de Constantino, emperador de Bizancio.

Bifacial:

    Moneda con grabado en las dos caras, y particularmente la que posee resello o contramarcas en ambos lados.

Bilingüe:

    Moneda que posee leyendas o inscripciones en dos lenguas distintas.

Billete:

    Cédula impresa o grabada que representa cantidades de cierta moneda.

Billete de ensayo:

    Es un diseño de un nuevo billete. A menudo no tiene número de serie.

Billete del infierno:

    Billete del infierno (Hell banknotes) pueden ser ficticios o asemejarse a billetes reales. Diversas comunidades asiáticas los usan para ser quemados o arrojados al viento con el fin de honrar a los ancestros.

Billete de película:

    Billete de película o de teatro se imprime para ser semejante a los billetes actuales o históricos, pero son utilizados en películas u obras teatrales.

Billete de práctica:

    Es un billete generalmente similar en tamaño, forma y color a los billetes circulantes y se utiliza para el entrenamiento de los cajeros de banco y personal de cambio de divisas. Son generalmente no oficiales y crudamente impresos, pero de vez en cuando, son emitidos por los Bancos Centrales cuando se introduce un nuevo papel moneda (como por ejemplo, cuando los euros reemplazan a la moneda nacional en muchos países europeos) o cuando se ha introducido un nuevo sistema (como por ejemplo, cuando en Australia y Nueva Zelanda se introdujo la moneda decimal, en sustitución de la libra y peniques).

Billete de propaganda:

    Son emitidos por agrupaciones políticas o enemigos de guerra. Pueden ser utilizados para la guerra psicológica, o dar instrucciones acerca del procedimiento para rendirse.

Billete de prueba:

    Billete que se imprime para comprobar si el diseño es adecuado para la circulación, o para probar las distintas etapas del proceso de impresión. Estos billetes de prueba pueden llevar impreso solo el anverso o el reverso, o únicamente partes del conjunto, como el retrato.

Billete espécimen:

    Un billete espécimen (del latín specimen que significa ejemplar visible o modelo) se imprime generalmente en cantidades muy limitadas, para ser distribuidos a los Bancos Centrales internacionales, bancos comerciales nacionales, impresoras de billetes (como la American Bank Note Company) o incluso a las empresas comerciales, con el propósito de facilitar el reconocimiento de los nuevos billetes.

Para evitar el uso de billetes especímenes como billetes de curso legal, las muestras se sobreimprimen y/o perforan con la una inscripción como «SPECIMEN», «ESPECIMEN» o «MUESTRA SIN VALOR». En la mayoría de los casos, los billetes de muestra tienen números de serie fácilmente identificables, tales como "99999999999" o "00000000000" o "1234567890". Muchos ejemplares tienen un "número de control" adicional que se utiliza por un banco central para rastrear quien recibió un espécimen particular.

Los Bancos Centrales entregan estos billetes espécimen en calidad de préstamo. Dichos billetes pueden llegar a los coleccionistas sin autorización, aunque en algunos casos, pueden ser ampliamente distribuidos, y debido a que no tienen ningún valor comercial, pueden valer menos que los billetes en circulación"


Billete lavado:

    Billete que es sumergido en un líquido con el fin de hacer desaparecer suciedades, manchas, etc.. Normalmente después de un mal secado, puede aparecer ondulaciones y es necesario prensarlo o plancharlo.

En un billete lavado desaparece la fina capa de parafina protectora que llevan casi todos los billetes de Alfonso XIII y la II República (con la excepción de algunos anteriores a 1906) y los del Estado Español fabricados en Alemania durante la Guerra Civil. Por lo que see debe analizar el brillo. Todos los billetes brillan. Si se ve con luz rasante se debería observar un brillo en el papel. En caso de duda se puede coger un billete actual sin circular analizar su brillo para tener una referencia, haciendo esto además se verá si ha sido planchado.

Estos billetes no tienen el clásico tacto satinado. Puede tener una textura áspera. Flojedad general propia de un billete sobado que ha perdido firmeza. El sonido de carteo, si todavía lo mantiene, es diferente al que podríamos sacar de un billete SC sin tocar. Se debe analizar el apresto, pero pueden utilizar productos para darle rigidez al papel y confundir.

Pasando por la luz ultravioleta podemos ver con claridad posibles zonas que hayan sido mojadas, aunque sea levemente, ya que marcarán un fuerte contraste con las que no se han tocado.

Los billetes pierden el relieve de la impresión calcográfica, el de la tipografía de la numeración y el del estampillado de la firma del cajero. El billete no presenta las bellas tensiones de la impresión calcográfica que podemos encontrar, de forma muy visible, desde Carlos III. Se deben analizar si las marcas de calcografía han desaparecido, si el número de serie no está "hundido", si existe una rigidez artificial del billete, etc...


Billete planchado:

    Billete que ha sido planchado mediante una superficie plana y caliente para quitarle arrugas. Normalmente intercalándolo entre hojas de papel para evitar quitarle mucha rugosidad. Algunos utilizan prensas para alisar el billete, no queman el brillo, pero pierde la calcografía. Al hacerlo se puede considerar el billete como restaurado, y puede perder el apresto original del billete.

Un planchado se notara el 99% de las veces con luz rasante observando la rugosidad natural del papel y su brillo. Al pasar el dedo por un billete sin planchar tiene que rascar, es decir, sentir su aspereza natural.

En el caso de que las arrugas a ocultar hubiesen producido rotura de las fibras, obserbando el interior del papel a contraluz (luz lo sufientemente potente para atravesar el papel) se podrán observar las marcas que las delatan.


Billete prueba de color:

    Prueba de billete que se imprime típicamente en una variedad de colores diferentes como parte del proceso de prueba.

Billete réplica:

    Son copias, a menudo fácilmente identificables, de billetes históricos o escasos. Se venden como recuerdos en museos (por ejemplo, la moneda confederada).

Billetes de juego:

    Billetes que pueden parecerse a los billetes reales o ser completamente ficticios, y suelen ser utilizados por los niños para jugar, o como promociones o publicidad, a menudo impresos por una cara.

Billetes educativos:

    Billetes emitidos por algunas escuelas de comercio, específicamente para capacitar a los estudiantes para ser empleados o cajeros.

Billetes falsos:

    Son falsificaciones de dinero circulante, billetes antiguos para engañar a los coleccionistas o incluso pueden ser emitidos por gobiernos extranjeros para desestabilizar la economía de sus enemigos (por ejemplo, la Operación Bernhard o las falsificaciones británicas de moneda Otomana).

Bimetálica:

    Moneda contemporánea de dos metales, Italia en 1982 fue uno de los primeros países que utilizó este sistema en las monedas de 500 Liras.

Bimetalismo:

    Sistema monetario en el que rige un doble patrón.

Bite:

    Es la pequeña parte, porción dentellada o bocado de una pieza que se utiliza para el comercio.

Blanca:

    Antigua moneda española de "vellón", de ahí su apodo de blanca. En un principio, (siglos XV - XVI), tenía el valor de medio maravedí para una blanca yun maravedí para la doble blanca. Con la devaluación del vellón de Felipe en 1642, se fija el valor de una blanca de dos maravedíes. Son varias las calificaciones que recibe la blanca de los Reyes Católicos, sevillanas de la banda coronada, de Navarra, y Nueva, según las variantes de talla y liga efectuadas por los distintos reyes. De esta época, y concretamente del uso extendido de este valor monetal, cada vez menor, data la expresión popular de "estar sin blanca".

Blanqueada:

    Moneda que ha sufrido la operación de albar.

Blanqueador:

    Operario encargado de realizar el blanqueado de la moneda.

Blanquecer:

    En las casas de monedas y entre plateros, limpiar y sacar su color al oro, plata y otros metales. El procedimiento usado para blanquear cospeles de plata consistía en recocerlos por espacio de unos segundos a un baño de agua acidulada. Para las monedas de oro, era de ácido nítrico.

Blanquimento:

    Los rieles y los cospeles en su procesamiento terminaban oscurecidos por una capa de óxido, ennegrecidos y sucios, manchados de ceniza, grasa y partículas de carbón que había quedado pegado a su superficie en el recocimiento y el paso por los laminadores y hileras. Era necesario eliminar todas estas impurezas antes de la acuñación, lo cual se hacia con un somero tratamiento químico, al que se dio el nombre de blanquición o blanquimiento, ya que "blanqueaba" el metal oscurecido. Este proceso se llevaba a cabo en una oficina dotada con varios fogones, y debajo de cada uno una hornilla de leña con capacidad de albergar un fuego intenso. Encima había una campana y una chimenea para extraer los humos y vapores. Sobre cada fogón se colocaba un caldero de cobre que se llenaba parcialmente con agua y alguna de entre varias recetas de productos cáusticos. Se calentaba la mezcla hasta la ebullición, punto en el cual se echaban unos sacos de cospeles, manteniendo la ebullición durante media hora y revolviendo con unos palos de madera.

Cuando el metal brillaba con su color natural, se sacaban los cospeles con unos rastrillos y espumaderas, pasándolos a una tina de madera donde se los lavaba en agua abundante y corriente. A continuación, los cospeles se extendían sobre unas planchas de cobre con brasas de carbón por debajo para acelerar el secado. Luego se mezclaban los cospeles con serrín para terminar el secado y para pulirlos. Todo este proceso tardaba un mínimo de ocho horas en ser realizado.


Bocado:

    Porción de barra o lingote utilizado en los ensayos de metal, su peso no debía exceder de 4 ochavas, es decir, 14,377 gramos

Bollo:

    Abultamiento en una de las caras de la moneda o medalla, por golpe o presión hecha en la cara opuesta.

Braceaje:

    Derecho o impuesto que tenía por objeto resarcir al estado o soberano de los gastos de fabricación de la moneda.

Bracteada:

    Es la denominación que se le da a las monedas acuñadas por una sola cara. Normalmente estas piezas tienen forma cóncava, cuando el cospel es muy fino y ha sido picado por el cuño. Los numismáticos dan este nombre a unas monedas formadas por una lámina muy delgada de oro, plata, latón, etc. estampada con un solo cuño, de modo que aparece en relieve por el anverso y hueco por el reverso.

Brillantes:

    Monedas de oro y plata.

Bronce:

    Mezcla por fusión de cobre, estaño y zinc, de color característico, aunque la denominación se aplica vulgarmente a toda aleación de metales con predominio delcobre.

Bronce:

    Monedas de la antigüedad, griegas y romanas, las cuales tomaban el nombre dependiendo de su módulo, "gran bronce", "medio bronce" y "pequeño bronce".

B.u. :

    ( Calidad de acuñación) Brillante universal, se denomina así a la moneda que se ha tenido especial cuidado en su fabricación, usándose las prensas a un ritmo lento de trabajo, con cuños nuevos y cospeles especialmente escogidos y sin ningún defecto.

Bucles:

    A la muerte del rey D. Alfonso XII el 25 de Noviembre de 1885, su esposa Mª Cristina de Habsburgo asumió la regencia de España. El 17 de Mayo de 1886 nació Alfonso XIII y dos años después se empezaron a emitirlas primeras monedas con su busto. Véase PELÓN. En 1891 y con motivo de actualizarla imagen del rey en todas las monedas de plata y de oro, se autorizó un segundo modelo, conocido este como “BUCLES” por la forma de su peinado.

Buena:

    Moneda de ley perfecta, bien de oro o plata.

Buril:

    Instrumento de acero usado desde la más remota antigüedad para la fabricación enhueco de las matrices, se utiliza solo o con la ayuda de la maceta.

Busto:

    Representación pintada o esculpida de la cabeza, cuello, hombros y parte del pecho de un ser humano. También se denomina con el mismo nombre a las monedas que ostentan la efigie del soberano.

Busto desnudo:

    Dícese cuando la cabeza presenta desnudo el cuello hasta el nacimiento del pecho.

Cacao:

    Unidad monetaria usada en Nicaragua ante de la llegada de los conquistadores españoles. El cacao de dividía en “Contle o Tzontle”, equivalente a 400 almendras; 20“Contles” formaban un “Xiquipil”, o sea 8.000 almendras y una carga la componían 2 Xiquipiles o sea 24.000 almendras.

Calderilla:

    Numerario de escaso valor, generalmente de cobre, bronce o aluminio. La moneda de cobre española de Isabel II, Gobierno Provisional, Alfonso XII y Alfonso XIII, corriente hasta 1941. Por extensión, moneda menuda.

Cales:

    Nombre popular con que se designaba en España a las monedas de poco valor.

Cambio:

    Moneda de convenio en el comercio; solía ser de metal fino, y no necesariamente laque se encontraba en circulación.

Campo:

    Espacio libre en anverso y reverso de las monedas. También hay quien opina que se denomina campo a toda la superficie plana del anverso y reverso.

Canto:

    Es el espesor de la moneda en su borde, en algunos casos puede ser liso pero generalmente va labrado o con leyenda, para evidenciar desgastes o recortes anormales. Actualmente se utilizan en la fabricación de liso, estriado, mixto (liso y estriado), con leyenda, labrado y de seguridad.

Canto de corona:

    En las monedas de canto estriado el canto de corona es causado por un desfase, grabando sólo la mitad del grueso del canto y produciéndose en la otra mitad un reborde circular liso y saliente en todo su perímetro.

Canto irregular:

    Es el intermedio entre el canto de corona y el canto liso. Es decir, una parte del perímetro está estriado y el resto ha quedado liso, sin acuñación, por desfase del troquel de collar.

Canto liso:

    Son aquellas monedas que, teniendo su canto estriado o con leyenda, por defecto en su acuñación, ha quedado sin impresión éste; generalmente su diámetro es algo mayor que la moneda tipo.

Capataz:

    Normalmente se le denominaba a la persona encargada de recibir el oro, plata, o cualquier otro metal, marcado y pesado para su amonedación, entregado por el BALANZARIO.

Cara:

    Cada una de las superficies planas de una moneda, llamadas Anverso y Reverso. Generalmente, se aplica al anverso, en contraposición a cruz o reverso, también llamada FAZ.

Carlín:

    Moneda de plata española de la época de Carlos V.

Carolo:

    Para unos nombre popular y para otros nombre despectivo usado en los territorios de ultramar para denominar las primeras monedas emitidas por la ceca de México, que fueron del tipo “Carolus et Johanna”.

Cartela:

    Banda que adorna cada una de las columnas de Hércules, en la que se puede leer "PLUS" y "ULTRA". En heráldica. Pequeña pieza rectangular colocada verticalmente sobre el escudo.

Cartón-moneda:

    Véase MONEDA SELLO

Cartucho:

    Paquete en forma de cilindro, formado por monedas de un mismo valor, módulo y metal y también llamado ACHOCAR.

Casa de la moneda de méxico:

    Por cédula Real de 11 de Mayo de 1535, se creó la primera Casa de la Moneda en Ciudad México y sus primeras emisiones en 1.536 fueron las monedas del tipo “Carolus et Johanna”, de un cuartillo, de un medio, 1, 2 y 3 reales. Prohibiéndose al tiempo que en los tratos se usaran el oro en polvo, en placas o lingotes, debiéndose usar para ello el real de a 4 de “Carolus et Johanna”, popularmente llamado “TOSTÓN” en la América española.

Casa de la moneda en indias:

    En Nueva España, la Casa de la Moneda fue creada en 1535 con objeto de paliar la diferencia entre el valor de la moneda en España y en las Indias (el peso castellano llegó a cotizarse a 450 maravedíes en América, mientras en España lo hacía a más de 580 antes de 1510). Más tarde se abrieron las de Potosí, Lima, Guatemala, Guanajuato, Guadalajara, Durango, Cuzco y Zacatecas. Se componían de alcalde, oficiales, tesorero, balanzario, blanqueador, tallador, escribano, porteros, guardas y oficiales menores. La igualación del valor de la moneda entre España y América fue, sin embargo, muy pocas veces conseguida.

Cascajo:

    Moneda de vellón, como expresión familiar y figurada.

Castillo:

    En heráldica. En España si no se indica lo contrario, siempre lleva tres torres.

Castrense:

    Moneda batida en zona militar, en tiempos de asedios.

Catálogo:

    Obra en la que se hallan descritos y, generalmente ilustrados, los tipos de monedas acuñadas en un reinado o período. Constituyen una guía indispensable para clasificar las monedas. Algunos llevan una estimación de los precios a la sazón en el mercado, de las monedas de colección y que son revisados anualmente mediante la aparición de sucesivas ediciones. Otros sólo indican el grado de rareza de las monedas.

Catálogo especializado:

    El que, además de facilitar una clasificación de las monedas, da de ellas la descripción, establece su historia, sus variedades, tiraje, etc.

Caurí:

    Las conchas de cauríes hacían las veces de dinero (monedas) en sociedades primitivas. Moneda de la República de Guinea.

Ceca:

    Casa donde se labra la moneda. Taller donde se acuña moneda. La ceca o localidad donde fue acuñada una determinada moneda, viene indicada de alguna forma a lo largo de la superficie de ésta. Derecho de acuñación de la moneda, designándose por regla general a la Casa de la Moneda. También se denominan ceca o marcas de ceca las letras o signos que sirven para identificar a la casa de la moneda, o fábrica, donde la pieza que la ostenta ha sido acuñada.

Centén:

    Pieza de oro castellana de valor de cien escudos, de ahí su propia denominación. Se acuñó durante los reinados de Felipe III, Felipe IV y Carlos II en la ceca de Segovia, con peso de 359,19 gramos. También durante Isabel II en el periodo 1848-1855.

Centenario de la peseta:

    Llamase a la etapa comprendida entre el 19 de Octubre de 1858 y el día 1ª de Enero del 2.002, periodo en que se estableció la "Peseta" como unidad monetaria nacional y el sistema decimal como base de las monedas y billetes. Los puristas, dan finalizado este período, una vez se dejó de emitir moneda bajo el patrón monetario bimetálico (oro y plata, en relación de 15.5 a 1. Esta relación fue establecida por Francia en 1803, que dio pie a la Unión Monetaria Latina) que en España finalizó con las últimas emisiones de la II República.

Cercenar:

    Extraer una porción de metal de la moneda, recortando, limando o agujereando ésta. En España para evitar esta merma realizada por desaprensivos se empezó a grabar de forma mecánica el canto por vez primera en 1699, en la ceca de Sevilla. Ya en el año 91 a.C se fabricaron denarios de plata con el canto en forma de dientes de sierra, para así evitar su recorte. Véase CANTO.

Cerrilla:

    Instrumento para dotar a la moneda de cordoncillo.

La cerrilla, o máquina de acordonar, era utilizada para labrar el canto de la moneda con un diseño que dificultase el cercén y la falsificación, así como para facilitar el apilamiento de monedas en operaciones de contabilidad, ya que elevaba el borde de la pieza más alto que el grabado de sus dos caras.

Inventada en Inglaterra cerca de 1685, y perfeccionada por un ingeniero francés llamado Castaing, se mandó usar en la acuñación de toda la moneda española de plata y oro a partir de 1728, y de cobre a partir de 1772. Este sistema fue sustituido (ya integrado en la presa de volante) por la virola partida desde 1833 y la virola cerrada a partir del siglo XX.

El artilugio consta de un banco de madera muy fuerte sobre el que iba montada una placa rectangular de bronce. Encima se colocaba el cerrillo, una pieza rectangular de acero en cuyo borde iba grabado un cordoncillo u otro diseño que se iba a aplicar al canto de la moneda. Paralela al cerrillo, iba la escalerilla, otra pieza metálica rectangular con unos dientes que movían una rueda. Accionando una manivela, el operario movía la escalerilla hacia delante y atrás. La distancia entre el cerrillo y la escalerilla se ajustaba de tal forma que correspondiera al diámetro de la moneda. Al desplazar la escalerilla el cospel se giraba, apretado contra el cerrillo, y recibía su grabado. Al terminar el recorrido, el cospel caía por un agujero a una cesta colocada debajo del banco.


Cerrillar:

    Estampar el cordoncillo en el canto de la moneda.

Chambergo:

    Se llama en tiempos de Carlos II y siglo XVII en Cataluña, al real de a 8.

Chavo:

    Toda moneda de cobre, fuera como fuera, romana, ibérica, medieval, etc que circuló en época contemporánea.

Cien reales:

    Moneda de oro de Isabel II, equivalente a cinco duros. Peso 8,37 gr.

Cinabrio:

    Mineral compuesto de azufre y mercurio, muy pesado y de color rojo oscuro. Del cinabrio se extrae por calcinación y sublimación el mercurio o azogue.

Cinco pesetas:

    Moneda de plata acuñada en Barcelona durante la Ocupación francesa (1808-1814). Durante el mismo período y a nombre de Fernando VII también se emitió este valor en Girona, Lleida y Tarragona. Aparece también el valor de cinco pesetas en una emisión de necesidad realizada en Mallorca el año 1823 por este mismo monarca. A partir de 1868, es cuando se establece la peseta como unidad monetaria en el estado español, se acuña regularmente este valor en plata, hasta el reinado de Alfonso XII.

Cincuentin:

    Moneda de plata castellana de valor de 50 Reales. También llamados Real de 50, son piezas de gran tamaño pues su diámetro rondaba los 75 mm. y su peso sobre los 170 gramos.

Cinquén:

    Moneda medieval imaginaria de cinco unidades.

Circular:

    Circular o redonda. Se utilizaba este vocablo para distinguir la moneda tipo columnaria, con las del tipo macuquina, que carecían de uniformidad.

Cizalla:

    Instrumento parecido a una tijera, utilizado en las casas de monedas para cortar el metal monetario. Residuo de los rieles que quedan después del corte de los cospeles.

Clavado:

    Acción de perforar en la Fábrica una moneda. Sinónimo de perforación.

Cobre:

    Metal de color rojo pardo, que desde la más remota antigüedad se ha prestado a la acuñación junto con el oro y la plata.

Codillo:

    Lima de acero fino y curva, que se usaba para alisar y bruñir la superficie y el grabado en hueco de matrices y troqueles.

Coincidente:

    Dícese de la moneda cuyo anverso y reverso coinciden al ser girada. Las monedas están acuñadas tradicionalmente para que el anverso y reverso estén alineados en una rotación de 180 grados. Algunas monedas están diseñadas para que al ser giradas coincidan éstos. Llamase también reverso de medalla, por ser éste el usado en las mismas. A veces este giro es involuntario, siendo un error buscado por los coleccionistas y para señalar su falta de coincidencia se medirá con un transportador de ángulos, debiéndose considerar que el máximo es 180 grados y las medidas intermedias se dirán si son a la izquierda o derecha del eje vertical.

Colonial:

    Moneda acuñada en la antigüedad por las colonias de Grecia y Roma, en la actualidad las acuñadas para o por colonias.

Columnario:

    Aplicase a todas las monedas de plata emitidas en los territorios americanos o provincias de ultramar, a partir del reinado de Felipe V, del tipo llamado de "Mundos y Mares". Este consiste en la representación de los dos hemisferios coronados de corona real y sobre las ondas del mar, flanqueadas por las Columnas de Hércules con la cartela que lleva PLUS ULTRA. El antecedente de este tipo se halla en las acuñaciones de Felipe IV en la ceca de Lima; y más remotamente en las de Juana y Carlos en las de México.

Condecoración:

    Rama auxiliar de la numismática, mal llamada por algunos profanos MEDALLA. Están destinadas a recompensar a una persona o personas con una insignia u otro premio en señal de distinción o de honor, por haberse distinguido por un hecho.

Conducta:

    Recua o carros que llevaban la moneda a la Corte. Moneda cargada en recua o carros.

Conservación de billetes:

    Estado en que se encuentra un billete, pagaré, letra de cambio, cheque, cédula:

CRITERIO CLÁSICO DE GRADUACIÓN
CONCEPTO GRADO SELDOM
Sin Circular más / Plancha SC+ MS67 - MS70
Sin Circular SC MS63 - MS66
Casi Sin Circular SC- MS60 - MS62
Mejor que Excelente Buena Conservación EBC+ AU55 - AU58
Excelente Buena Conservación EBC AU50 - AU53
Casi Excelente Buena Conservación EBC- EF45
Mejor que Muy buena Conservación MBC+ EF40
Muy Buena Conservación MBC VF35
Casi Muy Buena Conservación MBC- VF20 - VF30
Mejor que Buena Conservación BC+ F12 - F15
Buena Conservación 45 VG8 - F10
Casi Buena Conservación BC- G4 - G6
Regular Conservación RC AG3
Mala Conservación MC PO1 - FR2


Sin circular mas (SC+) / Plancha: Un billete perfecto, según se emitió. Los billetes con la graduacón más alta no tendrán dobleces ni pliegues internos y no tendran marcas ni signos de manipulación. Las esquinas estarán perfectas y el papel brillante totalmente como el original, con los colores vivos. Los billetes de este alto nivel pueden representar un pequeño porcentaje dentro del universo de los billetes categorizados como sin circular.

Sin circular (SC): Se refiere a un billete de banco que es brillante y no tiene daños de manipulación, como pliegues o arrugas, ni posee cortes, tintes o esquinas redondeadas. Pero podría tener alguna imperfección no visible a simple vista.

Sin circular menos (SC-): Un billete de banco que sigue siendo brillante y en perfecto estado, pero tiene daños por manipulación leves, alguna leve mancha, esquina redondeada o leve doblez casi inapreciable.

Excelentemente bien conservado (EBC): Estará en buen estado original, con relativamente poca circulación, pero que podra tener una arruga que lo atraviese de lado a lado y que "rompa" la superficie del papel, junto con una o dos marcas menores de manipulación, como esquinas redondeadas o un pequeño pliegue en una esquina.

Muy bien conservado (MBC): Estará medianamente circulado, incluyendo multiples pliegues o arrugas.También podrá estar sucio o las esquinas más claramente redondeadas. El papel estará relativamente en buen estado y conservará gran parte de su forma original. No existen desgarros ni otras imperfecciones mayores.

Bien conservado (BC): Mostrará mucha evidencia de circulación. El papel será muy debil y estará muy arrugado, pero las caracteristicas del billete serán completamente reconocibles y por lo general podrá ser considerado de colección. Probablemente tendrá pequeños desgarros y manchas, y también serán comunes agujeros pequeños pero claramente visibles..

Regularmente conservado (RC): stará muy muy circulada, con papel muy debil y dañado y faltando trozos. También podría tener cinta adhesiva y manchas.

Mala conservación (MC): Ilegibilidad de leyendas y mutilaciones graves. Estará muy dañado, con grandes trozos faltantes y apenas reconocible.

Ver graduación de billetes.


Conservación de monedas:

    Estado en que se encuentra una moneda.

Hay que tener en cuenta que esta clasificación está sujeta a cambios de valoración según las circunstancias históricas en torno a la acuñación de las monedas (y otros efectos de función similar). De este modo encontramos monedas muy maltratadas o bien con defectos de fabricación que por ser escasas o incluso, gracias a esos defectos, consiguen un valor mucho mayor.

CRITERIO CLÁSICO DE GRADUACIÓN
CONCEPTO USA GRADO GRADO USA
Flor de Cuño FDC FDC 100 MS70
Sin Circular más SC+ Brilliant UNC 95 MS67 - MS69
Sin Circular SC UNC 90 MS64 - MS66
Casi Sin Circular SC- - 85 MS60 - MS63
Mejor que Excelente Buena Conservación EBC+ - 80 AU55 - AU58
Excelente Buena Conservación EBC EF o XF 75 AU50 - AU53
Casi Excelente Buena Conservación EBC- - 70 EF45
Mejor que Muy buena Conservación MBC+ - 65 EF40
Muy Buena Conservación MBC VF 60 VF35
Casi Muy Buena Conservación MBC- - 55 VF20 - VF30
Mejor que Buena Conservación BC+ F 50 F12 - F15
Buena Conservación BC VG 45 VG8 - F10
Casi Buena Conservación BC- - 40 G4 - G6
Regular Conservación RC G o GOOD 35 AG3
Mala Conservación MC PRR 25 PO1 - FR2


FDC: monedas sin circular y sin tratamiento "proof", destinadas solamente al coleccionismo debido al cuidado que se tiene en que conserven en el mejor estado posible. Son las primeras monedas troqueladas por un cuño nuevo, antes de perder un poco la perfección o profundidad de los relieves. Se supone que deben ser monedas sin golpes ni arañazos provocados por el contacto con otras monedas, ya que se trata de ejemplares lo más perfectos posible, sacados de la cadena de producción con fines distintos a la circulación.

SC: piezas que no han tenido circulación en el mercado, pero han sido destinadas para ello. Los relieves pueden ser algo más suaves que en las de flor de cuño. No tienen defectos propios de haber circulado, pero puede presentar algún arañazo o algún mínimo golpe debido a estar en contacto con otras monedas durante el proceso de fabricación. Por ello algunos profesionales denominan SC+ a aquellas monedas que no son FDC y que presentan defectos casi imperceptibles en comparación con la mayoría de ejemplares SC del mismo tipo. El precio de una moneda SC puede variar según las imperfecciones detectadas.

EBC: no tiene imperfecciones apreciables a simple vista, pero contiene las huellas propias de una breve circulación.

MBC: buena conservación, pero ha estado claramente en curso. Tiene los relieves muy bien conservados, aunque los detalles más sobresalientes del relieve están con un desgaste incipiente.

BC: su valor numismático llega a ser menos de la mitad de la MBC. La circulación y las imperfecciones son evidentes. Bastante desgastada, sobre todo en la figura, aunque todavía conserva la leyenda y la fecha más o menos visibles.

RC: totalmente desgastada pero que todavía, con un poco de imaginación, deja entrever algún detalle para su catalogación. Con abolladuras, relieves desgastados y otros desperfectos de esta índole. Normalmente, para la colección no vale, salvo que sea una pieza de cieta rareza. Aquí se incluyen las dobladas y partidas.

MC: aquellas que por el desgaste o pátina son irreconocibles y sólo se adivina su valor o tipo por el tamaño, peso, metal, etc. Sus leyendas y dibujos son ilegibles o prácticamente ilegibles.

Cuando una moneda está entre dos categorías, se indica con una barra o pleca inclinada, por ejemplo: EBC/MBC. Se añaden símbolos + o - tras una categoría para indicar caracteres intermedios.



Pruebas (PRF) o Proof: nombre proveniente del inglés dado a monedas cuyos cuños han sido tratados en fábrica para lograr un contraste entre las imágenes mateadas y el fondo plano en brillo espejo. Son piezas únicamente para coleccionistas. No se tratan los bordes, con lo cual se deben coger las monedas por ellos. Tienen la categoría de SC, siempre que no esten deterioradas.

El proceso de fabricación de moneda desde el reinado de Juan Carlos I provoca que las monedas se golpeen con mayor fuerza que en periodos anteriores. Se comenta que las monedas una vez acuñadas caen en un contenedor desde una altura mayor que en épocas anteriores, provocando golpes entre ellas de mayor fuerza y por tanto más marcas. Es difícil incluso en rollos de moneda salidos de la fábrica localizar monedas SC sin algún defecto. Incluso abriendo carteritas o blister se pueden apreciar leves golpes en las monedas, a pesar de a veces ser clasificadas como FDC.


Contador:

    En una ceca, el funcionario de la corona que lleva la cuenta y razón de los caudales y bienes del Estado.

Contle:

    Véase CACAO.

Contorneada:

    Moneda que lleva a su alrededor una incisión hecha a torno.

Contorno:

    Se denomina a la periferia de la moneda.

Contrahecha:

    Moneda que por su forma o ley no reúne los requisitos legales para su circulación.

Contramarcada:

    Moneda que lleva contramarca.

Contramarcar:

    Estampar una marca, un signo, o una leyenda sobre una moneda, más o menos posterior a su acuñación.

Contrasellada:

    Moneda que lleva contrasello.

Contrasellar:

    Poner resello en moneda que representa escudo de armas o atributos de un país que no es el emisor, pasando esta moneda a formar parte del numerario de este territorio.

Contraseña:

    Moneda particular, emitida por los hacendados, especialmente en las colonias americanas para suplir la falta de moneda fraccionaria durante los siglos XIX y XX, para el pago a sus jornaleros. Los trabajadores y sus familias a su vez no podían hacer uso de esta moneda fuera de los límites de la hacienda, pues sólo eran validas para comprar en las tiendas donde se vendían los artículos domésticos de primera necesidad, con el doble beneficio que ello suponía para el hacendado.

Contrastar:

    Ensayar, comprobar o fijar la ley, peso y valor de las monedas.

Contraste:

    Acción de contrastar. El encargado de esta labor se denomina "fiel de contraste".

Copela:

    Vaso hecho de tierra refractaria o de cenizas de huesos calcinados, destinado a la fundición del oro y plata para su purificación, con la finalidad de determinar su fino.

Copelar:

    Fundir minerales o metales en copelas para ensayos, o en hornos de copelas para operaciones metalúrgicas.

Copiapo:

    Llamase a las monedas de necesidad emitidas en la ciudad de Chile de igual nombre, capital de la III Región de Atacama. La ciudad tiene su origen en la pequeña guarnición que estableciera Pedro de Valdivia en 1.540, y en el primer asiento minero fundado por Francisco de Aguirre, en 1549. A principios del siglo XVIII comenzó a crecer la población gracias al descu-brimiento de minas de oro y plata en la región, lo cual determinó la fundación de la ciudad el 28 de agosto de 1744, por decreto del gobernador de Chile, José Antonio Manso de Velasco. Se le puso por nombre Villa de San Francisco de Copiapó. Reconstruida tras la destrucción del terremoto de 1819, experimentó un fuerte desarrollo con el descubrimiento, por parte de Juan Godoy, de las minas de plata de Chañarcillo, en 1832; la explotación de esta mina motivó la construcción del ferrocarril de Caldera (1851), primero de Chile y segundo en Sudamérica. Debido a los yacimientos mineros de plata, esta abundancia fue la que facilitó que en dos oportunidades se acuñara moneda propia. La primera ocasión se presento a raíz de una revolución en el año 1.859 que lideraba el D. Pedro León Gallo, quien se proponía derrocar al presidente de la época D. Manuel Montt. Para financiar su ejercito, el Sr. Gallo montó una precaria casa de moneda en la que utilizó a un joyero francés como grabador. Las monedas se acuñaron a golpe de punzón (monedas de 1 Peso y de 50 Centavos, ambas sin datar), con ley de fino mayor que la moneda oficial. Son monedas unifaz, y se acuñaron con dos cuños independientes, uno con el escudo de Chile y otro con la indicación del valor. El diseño del escudo resulto defectuoso, pues la estrella quedo invertida respecto al escudo.(estas monedas se conocen como los "Pesos Gallo"). Seis años después, en 1865, hubo una guerra con España y la escuadra española sitió el puerto de Caldera, dejando a esta ciudad y a Copiapo completamente incomunicadas. Las autoridades, empresarios y banqueros de la ciudad solicitaron autorización para acuñar moneda de plata y así paliar la falta de moneda que el bloqueo estaba causando al comercio de la zona con la condición de retirarlas de circulación cuando terminara el conflicto. (Se emitieron monedas de plata 1 peso y 50 Centavos, con el escudo de Chile y el valor en el anverso y en su reverso la fecha de su emisión 1.865, se tiene conocimiento que también se emitieron piezas de 1 Peso algo menores (32 m/m.) que las de plata en cobre.).

Córdoba:

    Unidad monetaria de Nicaragua, el 20 de Marzo de 1912, siendo su Presidente D. Adolfo Díaz, se adopta este nombre en recuerdo del segundo apellido del conquistador español, natural de Córdoba, Capitán Francisco Hernández de Córdoba.

Cordoncillo:

    Motivo grabado en el canto de una moneda para evitar su falsificación y recorte, puede en relieve o hueco. Puede ser acanalada, hojada, estriada, con leyenda, etc. También se denominó con este nombre a la moneda de circunferencia más o menos perfecta y con el canto labrado.

Cornado:

    Moneda de vellón que corría en Castilla desde el siglo XIII, también se le llama coronado. En Navarra se empleó este termino para designar a la moneda de vellón y cobre desde Fernando el Católico a Carlos IV.

Corona:

    Tipo de moneda antigua castellana. También se denomina así, a toda moneda de plata que tenga unas dimensiones comprendidas entre los 36 mm y 41 mm.

Coronado:

    En heráldica. Figura que lleva una corona, se usa igualmente tanto en personas como en animales este vocablo.

Coronilla:

    Mitad en valor de la corona, llamada también doblilla, posteriormente "escudito", "durillo" o "veintén de oro" según reinados y épocas.

Corriente:

    Moneda de curso legal y usual.

Cortada:

    Moneda formada por cada una de las partes en que se partía otra pieza de mayor valor, llamado este trozo resultante BITE. Al escasear la moneda menuda, la CALDERILLA, en ciertos países se optó por cortar monedas de valor superior en segmentos iguales, con el valor resellado con el que debían circular. Esta costumbre se remonta prácticamente hasta los orígenes de la moneda y se sabe con seguridad que los romanos cortaban sus bronces de grandes módulos a falta de liquidez.

Cortadillo:

    Moneda triangular con un lado circular, producto del corte que experimentaban algunas monedas de elevado valor para su circulación como moneda menuda.

Corte:

    Máquina utilizada para cortar las laminas de metal en cospeles o discos circulares. Disponía de un eje central que imprimía un movimiento vertical. Instrumento de corte empleado para ajustar el peso de las monedas macuquinas.

Cospel:

    Disco de metal dispuesto para recibir la acuñación en la fabricación de monedas. Palabra procedente del verbo latino "sculpere" que se refiere al disco de metal grabado, conocido igual-mente con el término de flan. Aunque casi siempre ha sido y es circular, el cospel presenta la forma de la moneda deseada sobre la que se imprime el cuño. Al recortar la pieza o lámina de metal para darle forma al cospel, se rematan igualmente los cantos que suelen ser de variadas formas: estriados, a cordoncillo, con motivos vegetales, geométricos, con leyendas o lisos. Después se imprimen el anverso y reverso.

Cospel descantillado:

    Esta variante se origina cuando la aleación que integra el cospel es demasiado "dura" (no maleable) y al recibir el impacto de acuñación, se rompe, desprendiéndose pequeñas esquirlas o fragmentos de forma característica. Tiene una especial fragmentación, ya que su línea de rotura es siempre de grafila de una cara a listel de la opuesta. Esta bonita variante se puede encontrar, principalmente, entre las monedas de una peseta desde 1944 a 1967. A partir de la peseta de 1966, estrellas 19-67, donde se modificó la aleación, esto ya no se produce.

Cospel equivocado:

    Este gran error se produce al colarse un cospel, correspondiente a otro tipo o valor de moneda, durante una acuñación con troqueles que no le corresponden.

Cospel irregular:

    No todas las monedas son redondas, cuando se asemejan a un polígono equilátero y según el número de sus lados, de denominan:
Nombre Número de lados
Triangular3
Cuadrado o Cuadrilátero4
Pentagonal5
Hexagonal6
Heptagonal7
Octogonal8
Enagonal9
Decagonal10
Dodecagonal11
Pentadecagonal15

Los demás carecen de nombre especial y se enuncian diciendo: cospel de trece, catorce, etc., lados." "


Craza:

    Crisol o vasija donde cae el oro o la plata para la fabricación de monedas. Suele ser de material refractario.

Crazada:

    Metal derretido que se recoge en la CRAZA.

Crecimiento:

    Aumento del valor intrínseco de la moneda.

Cronograma:

    Dícese de la moneda fechada con letra. Normalmente vienen representada en su reverso por una o más letras de un mayor tamaño en relación al resto de la leyenda CRONOLOGÍA Manera de computar los tiempos. La numismática es para la ciencia histórica un elemento auxiliar cronológico de importancia sin igual.

Cruceta:

    En heráldica. Cruz pequeña.

Crucífera:

    Moneda que lleva grabada una cruz en el anverso.

Cruz:

    Emblema antiquísimo formado por dos figuras que se atraviesan y cortan perpendicularmente. Son muy numerosas las formas de cruz, si bien cabe dividirlas en pre-cristianas y cristianas. De entre las primeras existe una con gran tradición monetal: las esvástica indoeuropea, que aparece en las primeras acuñaciones griegas. La cruz cristiana basada culturalmente en la pre-cristiana (el crismón egipcio, etc.), presenta dos formas básicas: la griega y la latina. Desde el punto de vista numismático puede decirse que la gran tradición de las cruces bizantinas y alto-medievales tiene su origen en el lábaro o estandarte de las tropas romanas de Constantino, quien al convertirse al cristianismo, adopta la cruz en los estandartes de sus tropas y acuñaciones bajo-imperiales. Bizancio adoptó la cruz como símbolo monetal y las acuñaciones visigodas, copia en un principio de las bizantinas, difundieron y cimentaron la cruz en las monedas europeas. Son muchas, muchísimas, las denominaciones que han recibido las monedas con cruz alo largo de los siglos: "a la croix", "croat", etc. Recordamos únicamente que las acuñaciones de la ceca de Segovia se distinguieron siempre por el reverso con la cruz de San Pelayo, de remates bulbosos, en cuyos cuartos se insertaban cuartillos y leones

Cruzado:

    Moneda de diferente valor y metal en la historia de la moneda española. Con frecuencia se emplea este término para denominar los "excelentes de la granada", pieza de oro acuñada por los Reyes Católicos, donde hace aparición por primera vez "la granada" inserta en el escudo. En Cataluña su denominación fue "croat".

Cuartel:

    Véase CUARTELADO.

Cuartelado:

    En heráldica. Escudo dividido en cuatro partes iguales o cuarteles con una línea horizontal y otra vertical.

Cuartico:

    Moneda con valor 1/4 de un real de 44 maravedís.

Cuartilla :

    Moneda con valor 1/4 de un real de 34 maravedís

Cuartillo:

    En teoría se refiere al cuarto de real de plata, es decir 8 1/2 maravedíes. Con Enrique IV de Castilla (1454-1474), el cuartillo de vellón con liga de plata tenía dicho valor, mientras que en una Real Cédula de Fundación de la Ceca de México, con los Reyes Católicos, se indica el valor de un cuartillo por once maravedíes. Las cecas hispanoamericanas acuñaron cuartillos de plata, cuya aceptación fue escasa por tratarse de piezas muy pequeñas. Por último, se sabe de la existencia de cuartillos de oro acuñados en las cecas de Potosí y Lima en 1808, diminuta moneda cuya labra no aparece autorizada en las ordenanzas de la época, cayendo en la sospecha deque se labrasen a instancias de particulares.

Cuño:

    También conocido como troquel. Es una pieza de acero endurecido en cuyas caras se hallan en hueco grabados los símbolos, figuras, letras y números que constituyen el anverso o reverso de la moneda o medalla, el cual, al golpear el cospel, queda marcado en relieve. Aunque los autores clásicos opinaban que las primeras monedas fueron fundidas, es una teoría actualmente reconocida la existencia de cuños en la antigüedad. Tanto antes como ahora los cuños o troqueles deben ser de metales templados. En las monedas aparecen con frecuencia la o las iniciales de los grabadores, algunos muy famosos, y casi todos maestros orfebres y plateros de oficio. El volante como técnica supone una disminución considerable de los cuños, piezas que actualmente se conservan como objetos de museo.

Cuño descantillado:

    Se trata de un cuño roto, pero aumenta su rareza por la falta de un pequeño fragmento que se ha desprendido apareciendo en la moneda una zona en relieve, a partir del canto, con campo liso sin señal de grabado

Cuño doblado:

    Cuando la matriz estampa un troquel, con sucesivos impactos y estos no coinciden, el defecto se reproduce en las monedas que acuñe, formando una doble imagen en la parte de la moneda. Se aprecia claramente cuando se observa un doble perfil en la efigie del anverso.

Cuño empastado:

    Si el troquel, al estampar una moneda arranca metal del cospel, y no es limpiado, al acuñar la moneda siguiente, ésta es grabada sólo parcialmente ya que una o varias zonas grabadas en profundidad en el troquel, no quedan reproducidas en la moneda, por estar tapadas o llenas de metal arrancado del cospel anterior.

Cuño rayado:

    Si el troquel ha sido rayado en profundidad, al acuñar el cospel se reproduce esta misma raya en relieve, causando modificaciones aparentes en el dibujo de la moneda.

Cuño retocado:

    Cuando un troquel es modificado y su uso se limita a la acuñación de unos pocos ejemplares dentro de una emisión cifrada en millones de piezas, se consideran una variante las monedas resultantes de la modificación del troquel, por su diferencia con la moneda-tipo.Un ejemplo representativo es la moneda de 10 céntimos de aluminio de F. Franco, delos años 1940 y 1941, en cuyo reverso la leyenda "PLUS" de la columna de Hércules de la izquierda, ha sido modificada, habiéndose acuñado unas pocas piezas en la que se lee "PLVS".

Cuño roto:

    Cuando los troqueles del anverso o reverso, algunas veces ambos se resquebrajan y no son sustituidos, producen unas extrañas líneas en relieve, radiales a partir del canto, que pueden pasar casi desapercibidas o pueden llegar hasta alterar sensiblemente el grabado de la moneda.

Cupro-níquel:

    Aleación de cobre con níquel, actualmente muy usada para la acuñación de monedas de bajo valor y uso corriente.

Curso legal:

    Tiempo de vigencia de una moneda que es establecido por la Ley.

Datarse :

    Sinónimo de fecharse. Las monedas empiezan a fecharse tal como hoy las conocemos, indistintamente en números romanos (latinos) o árabes, alrededor del año 1500.

Decadracma:

    Moneda griega de plata, que equivalía a 10 dracmas.

Decapado:

    Acción de sumergir el material, cinta, lámina o cospel, en soluciones ácidas para su limpieza.

Decreto:

    Orden, resolución, decisión o determinación que emana de los poderes públicos, de personas o de corporaciones autorizadas.

Defectuosa:

    Moneda que no reúne las condiciones normales dictadas por la ordenanza en su forma.

Denario:

    Es la moneda romana por excelencia. Su acuñación se inicia en el año 211 a.C., y su valor era de diez ases según la escala romana. El denario de plata romano pronto se convirtió en la moneda base del comercio mediterráneo, por cuanto la República romana gozaba entonces de todo su esplendor. El tipo clásico de denario es el de la biga y la cuadriga en los reversos, recibiendo en ocasiones el nombre de "bigati" y "quadrigati"; en los anversos figuraba la cabeza de Roma Galatea, con o sin los dióscuros (Hijos de Zeus) a caballo en el reverso, en vez de las cuadrigas. Reflejo exacto de la vida romana, los denarios consulares presentan una gran variedad de anversos alusivos a los oficiales emisores de la moneda. Por su parte, el denario ibérico, motivo siempre de controversia, adquirió su valor y calidad en plata. Por último, el término de denario se conserva en algunas monedas actuales, herederas de emancipaciones bajo imperiales y medievales, por ejemplo el "dinhar" árabe y el "dinar" tan frecuente en países balcánicos, o nuestro propio término genérico de "dinero", "diner", etc.

Derecha:

    Al describir una moneda, a veces cabe señalar si determinada característica aparece a la derecha o a la izquierda. Es importante tener en cuenta que estos conceptos se aplican desde el punto de vista del observador y no del objeto mismo.

Descantillar:

    Limar o recortar las monedas; rebajando su peso legal.

Descentrada:

    En ocasiones uno de los cuños se colocó sin coincidir exactamente con el cospel. La acuñación resultante presentará una zona sin grabar y en la parte opuesta a éste faltaran parte de las improntas. Frecuente en las acuñaciones producidas por molino. Cuando el troquel del anverso, el del reverso o ambos, golpean un cospel fuera de su centro se causa un desplazamiento en la impronta, reproduciendo sólo una parte del grabado de la moneda, en la que aparece una zona en forma de media luna mostrando el cospel liso. El canto de las monedas muy descentradas por ambas caras siempre es liso. Las descentradas por una sola cara tiene el canto normal o irregular, raramente liso.

Descolgada:

    Dícese de la moneda que presenta señales evidentes (soldadura, marcas o golpecitos, que desdibujan sus tipos) de haber servido como colgante.

Desgaste:

    Aspecto difuminado que ofrecen aquellas piezas sometidas a una intensa o larga circulación, con la consiguiente pérdida de su peso.

Desmonetizar:

    Acto del gobierno o soberano por el que quita el valor legal de una moneda, retirándola de su circulación, para su nueva amonedación o convertir en pasta o barra. Suele darse este caso cuando el valor del metal de la moneda supera el valor facial.

Diez reales:

    Moneda de plata emitida por José Napoleón desde 1810 a 1813 y por Fernando VII en 1821. Substituye y equivale al valor tradicional del real de a cuatro o medio duro y a las dos pesetas y media, acuñada en Barcelona en el período 1808-1814. En el reinado de Isabel II, moneda de plata con valor equivalente al medio duro. Como antecedente puede citarse la moneda obsidional de Luis XIV de Barcelona, del año 1652.

Diner:

    Moneda de plata de época medieval.

Dinerada:

    Gran cantidad de dinero. En la antigüedad se denominaba de esta forma al maravedí de plata.

Dineral:

    Juego de pesas que se usaba para comprobar en la balanza el peso de las monedas labradas. Se dice de cualquiera de las piezas con que se pesan las monedas de oro y plata.

Dinerillo:

    Pequeña cantidad de dinero. Antigua moneda de vellón aragonesa.

Dinero:

    Moneda corriente. Moneda antigua de vellón que equivalía a dos cornados.

Disco:

    Pieza cilíndrica que se obtiene de una tira de metal, que con el grueso y ley correspondiente se han fabricado con el objeto de obtenerlos. Primer paso de fabricación para la obtención de una moneda.

Divisional:

    Moneda que tiene legalmente un valor circulatorio superior al efectivo.

Divisionaria:

    Moneda que equivale a una fracción exacta de la unidad monetaria

Dobla:

    Moneda de oro del valor de 2 mazmudinas. Antigua moneda de oro castellana que reemplazó al maravedí a partir de la reforma monetaria de Alfonso XI (1312-1350).

Doble:

    Moneda cuyo valor es doble con respecto a la inmediata inferior de la misma serie monetaria. Denominación común de las monedas acuñadas con la misma ley, pero con el duplo de su valor; y así se dijo de la doble águila, doble corona, doble décima, etc.

Doble acuñación:

    Si se procede a la acuñación de una moneda ya acuñada y esta segunda estampación coincide con la primera, salvo en el canto, el anverso y reverso de esta moneda serán normales, pero el canto anormal clasificará la moneda como variante.

Doblilla:

    Pieza de oro de los Borbones, llamada también DOBLE DURILLO.

Doblón:

    Nombre genérico de las piezas de dos escudos de oro, que circuló por España y América entre los siglos XVI y XIX, y que ha tenido diferente valor, según los tiempos. Parece que el vulgo llamó así, desde el tiempo de los Reyes Católicos, al "excelente", fabricado entonces por primera vez.

Doblón de ochenta reales:

    Moneda de oro equivalente a ochenta reales de vellón, emitida por José Napoleón, Fernando VII e Isabel II.

Doces:

    Antigua moneda de plata del valor de 2 reales, equivalente a 68 maravedíes.

Docimasia:

    Arte de ensaye de los minerales, para el conocimiento de su naturaleza y ley.

Dos escudos:

    Esta denominación responde al doblón de a dos escudos de oro emitido por los Austrias y los Borbones, hasta el reinado de Fernando VII y también la moneda de plata de Isabel II equivalente a veinte reales de vellón, que a su vez, equivale al real de a ocho anterior.

Dos pesetas:

    Moneda de plata acuñada desde 1869 hasta el reinado de Alfonso XIII y posteriormente durante el reinado de Juan Carlos I en 1982, pero esta vez en aluminio y debido a la poca aceptación por el publico se dejo de emitir en 1984.

Dracma:

    Moneda griega de plata, usualmente dividida en 6 óbolos. Denominación por la que también se conocía en la antigüedad la ochava, subdivisión ponderal de la onza de plata, que equivalía a 3,594 gramos.

Ducado:

    Moneda moderna española.

Ducaton:

    Moneda de plata de valor doble al ducado. Inicia su circulación en 1598, acuñada con motivo de la ocupación de los Países Bajos. Posteriormente, fue incorporada a los numerarios de varios estados italianos, así como de Suecia y Holanda.

Duende:

    Moneda pequeña.

Durillo:

    Moneda de oro de medio escudo. Recibe este nombre porque su valor es equivalente al del duro de plata o real de a ocho.

Duro:

    Nombre con el que vulgarmente se designa al real de a ocho o moneda de plata equivalente (veinte reales, cinco pesetas, treinta sueldos y dos escudos). Las únicas ocasiones en que la palabra UN DURO aparece grabada en una moneda como marca de valor, son en una emisión obsidional de Girona realizada en 1808, y en otra de Tortosa, del mismo período. En nuestros días se designa a la pieza de 5 pesetas desde 1868.

Echado:

    En heráldica. Animal que se halla descansando.

Ectipo:

    Arte de reproducción de originales en relieve mediante molde en hueco, como las improntas de monedas y medallas.

Ectiposcopio:

    Instrumento óptico de los grabadores de cuños de monedas y medallas, para la realización de los huecos o relieves invertidos de cómo han de resultar los originales en su acuñación.

Edad:

    En Historia y mas concretamente el la cultura occidental, se divide los acontecimientos humanos en cuatro edades: ANTIGUA, MEDIA, MODERNA Y CONTEMPORÁNEA y esta a su vez en varias subdivisiones. La Numismática, usa igualmente estos Períodos para el estudio de la monedas.

Edad antigua:

    Que comprende desde la aparición de la escritura hasta la invasión de los bárbaros del Norte o caída del Imperio Romano de Occidente, en el año 476 (Rómulo Augústulo está considerado como el último de los emperadores romanos de occidente)

Edad contemporánea:

    Desde la Guerra de la Independencia (1808), hasta nuestros días.

Edad media:

    Desde la invasión de los Bárbaros del Norte (476), hasta la toma de los Reyes Católicos de Granada o el Descubrimiento de América (1492). A su vez se divide en dos períodos muy diferenciados: Alta Edad Media (primeros siglos, hasta mediados del siglo XIII) y Baja Edad Media (Siglos finales, desde el Siglo XIII al XV).

Edad moderna:

    Desde el Descubrimiento de América (1492) hasta el inicio de la Guerra de la Independencia (1802).

Efectiva:

    Moneda cuyo valor comercial es debido a su existencia real y visible, con respecto a su peso y título, con un patrón básico que la regula.

Efigie:

    Representación de la cabeza, cuello, hombros o parte del pecho de un ser humano.

Emblanqueada:

    En la antigüedad, moneda de cobre plateada.

Emblema:

    Símbolo que es la representación de una idea o cosa, junto con un lema que declara o completa la significación de todo ello. Por ejemplo, la cruz como apoyo de los monarcas españoles a la religión católica.

Emisión:

    Poner en circulación monedas según las diferentes técnicas de fabricación de su época.

Emisión de necesidad:

    Acuñación efectuada en circunstancias excepcionales, una guerra, una revolución, etc., generalmente para paliar la escasez de moneda circulante. Por regla general estas emisiones tienen un tipo diferente al de las emisiones normales, por ser muchas veces acuñadas en ciudades que no poseen, habitualmente, un taller monetario y son encargadas a orfebres que realizan los cuños a su antojo o según sus posibilidades.

Empietando:

    En heráldica. Ave de rapiña que sujeta a su pieza con sus garras.

Enrique:

    Moneda castellana de oro que valía una dobla, un castellano, o dos ducados; se labraban enriques de dos, cuatro y ás enriques; había también medios enriques. Se batieron de diferentes leyes, de 23.5 quilates hasta 18 y aún menos quilates.

Ensayado:

    Reconocido y conforme a su ley.

Ensayador:

    Persona cuyo oficio es el de comprobar la ley de los metales empleados en las fábricas de monedas. El cuerpo de ensayadores, como tal, tiene sus antecedentes en los "aequatores" romanos. El uso de la sigla del ensayador en las monedas españolas, es obligatorio desde 1497.

Ensaye:

    Examen de calidad de los metales.

En esta operación el ensayador analiza la ley de los metales de plata y oro en bruto que ingresan en la Casa, así como la de la moneda final antes de que salga de la fábrica, para comprobar que tenga la ley que requiere la legislación. El ensayador también trabaja conjuntamente con el fundidor para preparar la aleación del metal con que se va a acuñar la moneda.

El ensayador tiene su propia oficina donde, sin moverse de su asiento, puede manejar el hornillo, la balanza de precisión y el tas, o pequeño yunque. También dispone de otros instrumentos para realizar su oficio, como copelas, o pequeños crisoles, piedra y puntas de toque, tenazas, dinerales, etc. El ensayador es uno de los oficiales más importantes de la fábrica, y está obligado a poner su sigla - como garantía - en todas las monedas acuñadas con metal que él mismo había aleado.


Ensayo:

    Es el modelo o pieza de prueba para adoptar, después de su estudio, el tipo de moneda que circulará.

Envés:

    Reverso de una moneda.

Epígrafe:

    Inscripción o escrito corto, para conservar la memoria de una persona, cosa o suceso importante.

Epigrafía:

    Ciencia cuyo objeto es conocer e interpretar las inscripciones antiguas que suministran datos útiles a la Historia. En la práctica, el estudio de las inscripciones se concreta a las que se hallan grabadas en materiales duraderos como piedra, metal, y madera, comprendiendo sellos, monedas, piedras, armas, etc. Mientras que la Paleografía entiende de las formas de escritura sobre papiro, pergamino y papel. La epigrafía monetal es de gran importancia, ya que su lectura nos permite situar la moneda en su época. Por otro lado, en ocasiones presenta caracteres distintos a los de la propia lengua y empleados únicamente en las monedas. En la numismática griega, por ejemplo, la epigrafía permite determinar a qué ceca o taller pertenece determinada moneda.

EPQ:

    PMG usa el término Calidad de Papel Excelente (EPQ) para piezas que, en opinión de los graduadores de la PMG, son original. Por original, nosotros queremos informar que la pieza no ha sido física, química o materialmente procesada, para alcanzar la apariencia de un grado alto. Los graduadores de la PMG examinan el realce, la tin- ta y toda la integridad de cada pieza para tomar la determinación si califica para un EPQ. También son elegibles las piezas que exhiben un desgaste normal para sus respectivos grados. Desgaste normal puede incluir factores que afectan el grado como marcas de conteo y quiebres. Las piezas que reciben el término EPQ no pueden ser tampoco restauradas. Una pieza restaurada posee material “NO ORIGINAL” añadido para traer su apariencia a un estado asumido o conocido.

Equipado:

    En heráldica. Navío con las velas recogidas.

Era:

    Tiene un significado temporal, cronológico, y se ha convertido en palabra a partir de las letras iniciales de tres palabras latinas "E Regno Augusti", que significa a partir del reino de Augusto, con el que comienza el Imperio Romano. Así, en nuestro cómputo, existen dos eras: la pre-cristiana o anterior a Cristo, y la cristiana o posterior a Cristo (A.D.. "Anno Domini, año del Señor") Es importante el concepto de era para el estudio numismático, ya que las fechas de las monedas griegas y árabes, por ejemplo, corresponde a otros cómputos, prestándose por ello a posibles equivocaciones. Véase también EDAD.

Error:

    Dícese de la moneda que por equivocación material es acuñada ostentando una diferencia fundamental con la moneda-tipo.

Errores en el cuño:

    Cuando éste presenta alguna omisión en sus leyendas o tipos o cuando por el contrario, posee algún elemento atípico claramente imputable a error del grabador. Es bastante raro.

Escobilla:

    Residuo de oro o plata caído por salpicaduras en las operaciones de fundido de las barras monetarias, o recortes o limaduras en la acuñación de la moneda.

Las escobillas y la cizalla eran los desperdicios y restos de las labores que se reciclaban, incorporándolas en las próximas fundiciones. Había dos oficinas de escobillas, una en la sala de fundición, a cargo del fundidor, y otra en los hornos de recocimiento, que junto con los barridos de toda la fábrica, excepto la fundición, estaban a cargo del maestro de moneda. Tras cada fundición, se barría el suelo de la sala de fundición, obteniéndose las escobillas o barreduras: mezcla de partículas de plata y carbón, polvo y mera basura. Las salpicaduras de metal que caían en las pilas y artesas al lado de las rieleras se recogían con cuidado para volverlas a fundir. El resto que caía al suelo, junto con el raspado periódico de las paredes, techos y herramientas, que contenía metal mezclado con hollín, polvo de ladrillo y partículas de piedra o de cal, se denominaba tierra rica, y se almacenaba para luego ser lavada y procesada por el beneficiador de tierras para extraer el metal precioso. También se recuperaba metal que había quedado rellenando las grietas en los crisoles. Los crisoles apenas duraban seis fundiciones o usos, por lo que después se rompían a martillazos para recuperar ese metal que había quedado pegado.

La cizalla era cualquier resto de las tiras de metal después de que se había recortado la moneda o el cospel. La cizalla se volvía a fundir para convertir el metal de nuevo en rieles, ajustando su ley para compensar la pequeña disminución de plata u oro que ocurre con cada fundición del metal. La cizalla solía ser la tercera parte del peso de un riel cuando se acuñaba a rodillo, y algo menos cuando se recortaba primero el cospel y luego se acuñaba la moneda por volante. Rieles recocidos inadecuadamente solían agrietarse al ser laminados, lo que también producía un exceso de cizalla. Este metal, a cargo del maestro de moneda, era entregado por peso al tesorero, que lo pasaba luego al fundidor para que lo incluyera en las próxima fundición.


Escribano:

    Oficial de una ceca, encargado de llevar los libros de entradas y salidas de los metales, así como las actas de ensayos.

Escudete:

    En heráldica. Escudo pequeño -de 1/3 del ancho y alto del escudo- y colocado en el centro

Escudito:

    Véase DOBLILLA o CORONILLA.

Escudo:

    En heráldica. Emblema del soberano o nación que suele reflejarse en el reverso de las monedas.

Escudo:

    Nombre genérico dado en las edades Media y Modernas a diversas monedas de oro y plata con un escudo en una de sus caras Moneda de oro , de ley de 22 quilates y de un peso de 3,40 gras. y acuñada por vez primera vez en 1.535 para sufragar los gastos de la campaña de Túnez por el Rey Carlos I (1516-1556), y que constituye la unidad de la moneda de oro española desde los inicios del siglo XVI hasta los del siglo XIX. A medida que las necesidades de la circulación lo requieren van apareciendo múltiplos del escudo y un divisor. Estos son como sigue: 8 escudos, 4 escudos, 2 escudos, 1 escudo, 1/2 escudo. La acuñación de todos estos valores perdura hasta el reinado de Fernando VII (1808-1833). Estas monedas fueron acuñadas en la metrópoli y en los territorios americanos. Recibe este nombre la unidad monetaria en plata del último sistema monetario de Isabel II (1864).

Esculano:

    Divinidad romana que presidía Y protegía la acuñación de las monedas de cobre, llamada también “aes”, unidad monetaria en el bronce, de donde deriva su nombre.

Escusón:

    Reverso de una moneda cuando viene representado un escudo, termino empleado generalmente cuando se describe una moneda.

Escusón:

    En heráldica. Escudo pequeño -de 1/3 del ancho y alto del escudo- y colocado en el centro.

Esférica:

    Moneda redonda; vocablo utilizado para distinguir esta moneda de la macuquina carente de uniformidad.

Espantado:

    En heráldica. Caballo levantado sobre sus patas traseras.

Especial :

    Moneda que tiene un curso especial, distinguiéndose de la moneda corriente o de cuenta.

Espíritu :

    Cualidad del oro de beneficiar con premios, dado su poco volumen y mucho valor, a los que lo transportaban.

Estampa:

    Cuño de acero utilizado para grabar figuras o leyendas mediante presión. Denominándose también así a la impresión dejada en el metal.

Estandarte:

    En heráldica. Bandera alargada y terminada en dos puntas.

Estaño:

    Metal raramente utilizado en la amonedación, aunque sí en los ensayos. Su símbolo químico es Sn.

Estrella:

    Contramarca habitual en la moneda española contemporánea. El número de puntas en las estrellas indica la ceca de procedencia. Con Isabel II (1833-1868) se establece un sistema de marcas en función de las puntas de las estrellas. Segovia 3, Jubia 4, Manila 5, Madrid 6, Sevilla 7 y Barcelona 8, sustituyendo las clásicas marcas de ceca. Práctica llevada a cabo hasta el año 1982, en el reinado de D. Juan Carlos I, en el que se sustituyó la estrella de seis puntas (Madrid) por la M coronada.

Estrella trucada:

    Estrella de una moneda en la que se troquelan o punzonan dígitos nuevos. El falsificador rebaja la estrella y graba en ella nuevos dígitos que, de ser auténticos, harían que la moneda fuese mucho más cara.

Excelente:

    Moneda de oro acuñada por los Reyes Católicos de ley de 23 3/4 quilates y un peso de 3,50 gramos.

Exergo:

    Parte inferior de la superficie generalmente del reverso de monedas y medallas, de limitada por una línea horizontal en la que se suele consignar en general la ceca, el grabador en siglas o nombre entero, la fecha, el valor, etc., tanto en su anverso como en el reverso. Su antigüedad se remonta a las primeras manifestaciones, apareciendo en los decadracmas de Siracusa.

Exployada:

    En heráldica. Águila con las alas extendidas. Se emplea a veces equívocamente para denominar el águila bicéfala.

Facial:

    Valor de la moneda en el comercio.

Falsificación con agua fuerte:

    Procedimiento que emplean los falsarios, mediante la acción del ácido nítrico sobre una moneda para falsear la misma, bien en sus grabados, grosor del cospel u otras artimañas a fin de engañar al coleccionista, especialmente al que hace errores o variantes. La moneda es cubierta con una capa de cera o barniz y mediante el uso de una aguja u otro instrumento abre un dibujo hasta dejar descubierta la superficie metálica, y después que el ácido ha mordido lo bastante, se quita el barniz o la cera.

Falsificador:

    El que falsifica una moneda o medalla alterando una original, variando letras, signos o demás detalles de su impronta.

Falta:

    Defecto de la moneda en su peso que es desigual al de la ordenanza.

Faz:

    Anverso de la moneda. También llamada CARA.

Feblaje:

    Moneda que posee merma en el peso que le corresponde por ley.

Feble:

    Aplicado a las monedas que posee menos peso que el que le corresponde por ley.

Fecha:

    Año en que se realiza la acuñación de una moneda, el cual aparece grabado en la misma. Este uso fue preceptivo en la moneda española a partir del reinado de Felipe II (1556-1598). Después de la instauración de la peseta como unidad monetaria del estado español (1868), se establece que la moneda lleve grabadas dos fechas: La primera con caracteres bien destacados, responde al año en que se dicta la disposición legal para emitirla; la segunda, consiste en unas micro cifras, grabadas en dos estrellitas (marca de ceca), que corresponde al año de emisión, práctica llevada a cabo hasta el año 1982, en el reinado de D. Juan Carlos I, en el que se sustituyó la estrella de seis puntas (Madrid) por la M coronada.

Feria:

    Dinero menudo.

Ficha:

    Pieza pequeña de cartón o metal que se usa a manera de moneda en algunas casas de negocios y establecimientos industriales. También llamada GUITÓN, (Ingles Token), (Francés Jetón) cuya definición es: Marca o ficha, pieza de metal, generalmente de latón o azófar, acuñada, que sirve como contraseña, testimonio, conmemoración, pieza de juego, entrada, cuenta, etc.

Fiduciaria:

    Moneda que posee un valor legal, pero el valor intrínseco del metal es inferior al legal, admitiéndose para el comercio, por ejemplo el papel moneda.

Fiel:

    Exacto, conforme a la verdad.

Fiel de balanza:

    Oficial de una ceca, encargado de pesar los metales antes y después de la amonedación.

Figura:

    La que representa o identifica una acuñación.

Final de riel:

    Error producido en la acuñación a rodillo. En esta acuñación dos rodillos presionan un riel de plata. El riel tiene un inicio y un final que no queda exactamente ajustado a los rodillos y por eso las monedas de los extremos pueden presentar un corte en la parte superior o inferior de la moneda (si el grabado en los rodillos están dispuestos verticalmente).

Fino:

    Pureza de un metal que tiene mezcla o aleación de otro inferior.

Fiscal de peso:

    Funcionario encargado de promover los intereses del fisco.

Flan:

    Galicismo derivado de la palabra "Flaon", con referencia al significado reseñado en "cospel".

Flor de cuño:

    Son las primeras piezas labradas con cuños nuevos y no desgastados y de esta forma las monedas fabricadas tienen su máxima belleza, nitidez y calidad. Son pocas las piezas labradas con ellos, ya que las máquinas de acuñación trabajan a un ritmo de 300 o más golpes por segundo y los troqueles en seguida pierden parte de su brillantez una vez acuñado un mínimo de 100.000 monedas. Se identifica bajo la sigla de F.D.C. o FDC.

Florín:

    Moneda medieval de oro, corriente en España en tiempos del rey Juan II acuñada en Aragón y equivalente al escudo.

Flotante:

    En heráldica. Navío con las velas extendidas.

Forera:

    Moneda con la que se pagaba cada siete años los tributos al rey de Castilla.

Fraccionada:

    Moneda de módulo mayor, que ha sido cortada en varios trozos, circulando cada uno de ellos por el valor que se fija.

Fraccionaria:

    Dícese de la moneda que equivale a una fracción exacta de la unidad monetaria legal. La de menor valor en relación con otra u otras del mismo sistema.

Fuerte:

    Aplicado a las monedas que posee más peso que el que le corresponde por ley.

Fundición:

    Acción de convertir en liquido un metal calentándolo. Especialmente, trabajo de los metales, fundiéndolos y vaciando el mismo en sus moldes, mezclándolo para formar aleaciones, taller o instalación industrial donde se funde el metal.

La fundición de los metales tiene dos objetos principales: unir los metales en una aleación uniforme y con la correcta ley, y verterlos en moldes o rieleras que darían la forma de rieles o varillas de tamaño adecuado para su posterior laminación al grosor que iba a tener la moneda. La temperatura, materiales y procedimientos exactos necesarios variaba de una a otra de las cuatro metales principales usadas para la moneda: cobre, vellón, plata y oro.

La oficina de fundición era una sala espaciosa, al principio dotada con una gran chimenea y más tarde con un gran techo abovedado para evitar el peligro de incendios. Encima de la zona de crisoles, en el centro de la bóveda, se construía una linterna con ventanas enrejadas de ladrillo para favorecer el tiro y eliminar humos y calor. En la misma sala o en zonas anejas, se situaban la carbonera, tesorillo - lugar donde el fundidor guardaba las barras y restos de metal que se iban a fundir - y las herramientas necesarias.

Las fundiciones se hacían en crisoles de varios tamaños, algunos con capacidad de hasta 138 kilos de metal. Según las técnicas, épocas y metales, estos crisoles se sostenían en una armadura - craza - al aire libre o dentro de diferentes tipos de hornos. Se utilizaban grandes fuelles para avivar el fuego y se consumían grandes cantidades de carbón en el proceso. El fundidor hacía la labor intrínseca de incorporar a la moneda su debido valor de metal, operando en un circuito cerrado en el que recibía los metales en bruto directamente del tesorero, y le devolvía directamente los rieles fundidos por él. El otro circuito, el extrínseco, o sea, de la fabricación del cospel y su estampado con el valor facial, estaba al cargo del maestro de moneda.

En la actualidad, las fundiciones se hacen en enormes crisoles encerrados en una armadura y calentados electrónicamente por gas, fuel-oil o electricidad. Aún se tiene que verter el metal liquido en algún tipo de molde que facilite el posterior laminado del riel.


Fundida:

    Llamada igualmente "vaciada". Esta moneda es el producto del vaciado del metal en moldes de tierra refractaria o de barro cocido. Las primitivas monedas, el "aes grave" o el "aes signatum", son buenos ejemplos de este tipo de fabricación monetal, fabricación muy utilizada en la falsificación utilizando moldes de piezas auténticas.

Fundidor:

    Oficial de una ceca, encargado de la Fundición.

Fuso:

    En heráldica. Rombo más largo que ancho.

Gabinete:

    Así se denominaba antiguamente a las colecciones de monedas, sobre todo si allí se estudiaban las monedas existentes.

Galano:

    Macuquina de presentación (porque, supuestamente, eran las piezas que enseñaban a los monarcas). También llamadas «real», «redondo» y en inglés «Royal». Son aquellas monedas que, habiendo sido acuñadas a martillo, presentan completo todo su diseño y además son redondas, están exquisitamente acuñadas, sin imperfecciones.

Ganga:

    Material inútil que se separa de los minerales al beneficiarlos.

Girada:

    Ver también "coincidente". Forma de coleccionar monedas por la posición de los cuños. Si una vez sujeta la moneda entre los dedos pulgar e índice, su reverso se nos presenta invertido o inclinado a izquierda o derecha, mediremos con respecto a las horas de un reloj esta diferencia.

Glíptica:

    Arte de grabar en acero los cuños para monedas, medallas, billetes, etc. También el grabar en piedras preciosas. El adelanto de la glíptica o el arte del grabado, hizo posible a principios del siglo XVI la fabricación de los punzones necesarios para la impresión de los troqueles. En el ultimo tercio del siglo XVII se pudieron obtener matrices completas, que aseguraban la igual de los troqueles, lo que trajo como resultado una mayor uniformidad monetaria en las piezas del mismo valor, haciendo con ello mas difícil las tareas de los falsarios. Los cuños eran fabricados mediante punzones, cada figura, numero o letras de la moneda, tenían su punzón.

Glosario:

    Catálogo o vocabulario de palabras oscuras o desusadas con definición o explicación de cada una de ella. También se usa para definir el vocabulario específico de una actividad.

Golpes:

    Muescas o marcas que presentan las monedas por haber sido golpeadas.

Grabado:

    Arte de grabar o estampar por este procedimiento. Para medallas y monedas se utiliza en fondo o en hueco.

Al grabador o tallador de la fábrica le correspondía preparar todos los punzones y cuños necesarios para labrar la moneda. Antiguamente se grababa todo el diseño con un buril directamente sobre la superficie del cuño usada para acuñar la moneda. Más tarde se fabricaron punzones para aplicar partes del conjunto del diseño, aumentando notablemente la uniformidad entre las monedas.

Con la introducción de la acuñación a volante se logró hincar los cuños de trabajar con matrices en positivo. Para efectuar esto existía una gama especial de prensas de volante, así como prensas modernas para reproducir cuños enteros a partir de una matriz. La prensa "hobbing" permitía hincar con gran exactitud la impresión de alto relieve de la matriz en el cuño donde aparece incusa, hincado que se repetía varias veces. Las primeras prensas hobbing se accionaban a mano, pero pronto se motorizaron a través de la máquina de vapor.


Grabador:

    El que esculpe, dibuja o señala con incisión el molde matriz para acuñación de monedas, operación muy dificultosa, ya que el artista debe realizarlo al revés.

Grafila:

    Orla de las monedas y medallas, que va unida al listel de su borde, y aparece en distintas formas; rayas, estrías, puntos, hojas, etc. Puede aparecer tanto en el anverso como en el reverso y que delimitan el borde del campo de la moneda. Se piensa que su utilidad reside en preservar la importancia de la moneda contra el desgaste, impidiendo así el recorte.

Granalla:

    Granos o porciones menudas a que se reducen los metales para facilitar su fundición.

Granete:

    Orla en el anverso o reverso compuesto por puntos o perlas.

Grano:

    Medida de peso que correspondía a la 1/24 parte del denario, y, por consiguiente, a la 1/576 parte de la onza, y la 1/6912 parte de la "aes librarum". Doceava parte del tomín, equivalente a 48 miligramos. En las piedras preciosas, cuarta parte de un quilate. Cuarta parte del quilate, que se emplea para designar la cantidad de fino de una liga de oro.

Gratas:

    Cepillo de púas de latón y mango de madera para limpiar y bruñir matrices, punzones y troqueles.

Gruesa:

    Denominación de las monedas de 4 y 8 reales.

Grueso:

    Peso de la moneda fuerte.

Guarda:

    Empleado de la casa de moneda. Pueden ser:
* Guarda cuños.
* Guarda materiales.
* Guarda vista.
* Guarda de noche.


Guión:

    En heráldica. Bandera partida en dos y atada a una lanza o mástil.

Guitón:

    Especie de moneda que servía para tantear. Véase también FICHA.

Haz:

    Cara de una moneda, anverso, lado de la moneda que se considera la más importante.

Heráldica:

    Rama auxiliar de la Numismática donde se estudia los conocimientos relacionados con los escudos nobiliarios y el arte de describirlos.

Hierro:

    Metal utilizado en la antigüedad para el trueque. Su símbolo es FE. Empleado poco en la acuñación de monedas, por la oxidación que adquiere en el medio ambiente y su poca resistencia a la corrosión.

Hilera:

    Artilugio utilizado para estirar y adelgazar las bandas de metal al grosor de la moneda que se debía de fabricar.

Éste consistía en una plancha de hierro montada sobre un banco de madera y provista de varios agujeros planos, cada uno de menor dimensión que el anterior, hasta alcanzar el último la anchura exacta correspondiente al grosor que iba a tener la moneda. Un par de arañas, estrelleras o ruedas movían una escalerilla o barra de bronce. El mecanismo, completado con una tenaza de tracción, estiraba el riel y lo estrechaba, haciéndolo pasar por los mencionados agujeros. El paso del riel por la hilera se efectuaba después de su último paso por el ingenio de laminación, a veces siendo necesario pasarlo hasta dos o más veces. El riel debía estar recién recocido y engrasado para evitar su posible fractura o agrietamiento. La hilera se solía utilizar sólo cuando se acuñaba a volante.

Véase también: Laminadora.


Hoja:

    Efecto que se observa en algunas monedas debido a que, en la obtención del metal se ha mezclado desperdicio procedente del cizallado de discos con metal puro, en cantidad superior al 30%, presentado pequeñas "hojitas" en su laminado, pudiendo estar presente en la moneda por pequeñas partes de metal desprendidas o levantadas. Las monedas acuñadas con cospeles de este metal mal laminado, pueden separarse en dos partes casi iguales, despegando el anverso del reverso. No se trata de monedas aserradas como generalmente se cree.

Hornacero:

    Empleado de una ceca, encargado de la hornaza. Lugar donde se fabricaban los cospeles de la moneda macuquina

Hornaza:

    Horno pequeño que utilizaban los plateros.

Imitación:

    Moneda fabricada por particulares, imitando la legal o corriente. Véase también INVENTADA.

Impercusa:

    Moneda de acuñación defectuosa.

Imperial:

    En heráldica. Águila bicéfala y exployada

Impronta:

    Se entiende por tal la reproducción en yeso, cera, lacre, papel, etc., del conjunto de tipos, leyendas y demás características de una moneda. Según el tipo de impronta que se realice, el resultado puede presentar las reproducciones en hueco o en relieve. Puede presentar las reproducciones en hueco o en relieve. Aparte de su utilidad para coleccionistas y estudiosos, en general, debemos recordar que a lo largo de la historia han circulado improntas como moneda de necesidad, sustituyendo las acuñaciones en momentos de guerra, escasez de metal, etc.

Incisa:

    Error de acuñación al interponerse otro cospel o una moneda acuñada entre el troquel y el cospel en el momento de la estampación, es causa de que la moneda ostente una incisión parcial hendida, sin señal de grabado, casi siempre se produce en el anverso. Generalmente este error produce como consecuencia, el anverso descentrado y canto irregular en las monedas de canto estriado. En las de leyenda en el canto, además del anverso descentrado causa virola saltada. Una acuñación incisa no es nunca una doble acuñación.

Incusa:

    Son las que erróneamente han sido acuñadas en profundidad en vez de en relieve, por haberse interpuesto una moneda ya acuñada entre el troquel y el cospel en el instante mismo de la estampación, sirviendo impropiamente de troquel la moneda interpuesta. La acuñación incusa siempre se produce por una sola cara e invirtiendo la posición de los troqueles, es decir, el dibujo o grabado del anverso sobre el reverso o viceversa. Por ello, la efigie o el escudo están siempre en las dos caras, una en relieve (normal) y la otra en profundidad (incusa), total o parcialmente.

Inédita:

    Moneda o medalla de la cual ningún autor, libro o catálogo ha hecho mención.

Inflación:

    Circulación excesiva de papel moneda que no es convertible en moneda acuñada.

Ingenio de agua:

    Hacia mediados del siglo XVI, la tecnología alemana transforma el antiguo procedimiento de la acuñación a martillo, en uso desde que se inventó la moneda cerca del año 700 a.c., en un proceso mecanizado mediante el empleo de ingenios de laminación impulsados por grandes ruedas hidráulicas. Véase también BALANCÍN.

Ingenio de sangre:

    Véase BALANCÍN.

Inhibidor:

    Compuesto químico utilizado para el pulido del cospel, que reduce la oxidación de las bolas de acero que se utilizan como medio pulidor.

Inspección:

    Examinar las características de calidad de una moneda para ver si cumple o no los requisitos especificados.

El maestro de la moneda realizaba numerosas inspecciones tanto de los cospeles como de las monedas ya acuñadas antes de entregarlas en la rendición definitiva ante el tesorero. En esta inspección, antiguamente visual y que poco a poco se ha modernizado, se extraía cualquier pieza defectuosa, tanto en cospel como en acuñación, para reciclarla en una próxima fundición.


Interregno:

    Espacio de tiempo en que un estado carece de soberano.

Inventada:

    Dícese de la moneda que bien para su uso en joyería o con el fin de engañar al coleccionista profano. En este último caso, debemos nombrar a un afamado coleccionista británico que a principios del siglo XX , se dedico a realizar una serie de monedas en todo tipo de metales, no solo invento tipos e incluso valores inexistentes en el monetario de la época. Mr. Reginald Huth creo tal confusión que incluso en algunas casas de subastas han bautizado sus inventos como “pruebas”, al parecer encargo sus acuñaciones a los grabadores y medallistas de firma Pinches & Co de Londres que combinaron el gusto artístico y realizaron un magnifico trabajo. Por desgracia periódicamente vuelven a salir alguna de estas monedas inventadas al mercado , de la mano de los herederos de quien las compraron en su día. Véase FALSIFICADA e IMITACIÓN.

Isabelina:

    Se aplica a la moneda acuñada por Isabel II (1833-1868). La variedad numismática de este reinado es extraordinaria, ya que durante el mismo se sucedieron cinco sistemas monetarios diferentes.

Izquierda:

    Al describir una moneda, a veces cabe señalar si determinada característica aparece a la derecha o a la izquierda. Es importante tener en cuenta que estos conceptos se aplican desde el punto de vista del observador y no del objeto mismo.

Jaquesa:

    Moneda acuñada por los reyes de Aragón en Jaca.

Juez de balanza:

    En las monedas acuñadas a partir de 1869, aparece, junto a las siglas de los ensayadores, la del juez de balanza. Los primeros responden de la bondad de la ley de la moneda, el segundo de la justeza del peso. Así, por ejemplo, en las 25 pesetas de Alfonso XII, 1876, las siglas DM grabadas a la izquierda del escudo corresponden a los ensayadores y la letra M grabada a la derecha corresponde al juez de balanza.

Jura:

    Moneda recuerdo de proclamación de un soberano o soberana.

Justo:

    Aplicado a las monedas o aleaciones las que tienen el peso y la ley precisa.

Labiado:

    Acción y efecto de labiar.

Labiar:

    Eliminar todas las posibles rebabas y marcas de corte en el canto de los cospeles y darles la calidad de terminado, esta operación se efectúa con una maquina especial llamada labiadora.

Labrar:

    Trabajar artísticamente de algún modo un objeto y especialmente talla, relieve o hueco. En moneda, acuñar.

Laminación:

    Acción y efecto de laminar metales.

Laminación a rodillo:

    Los ingenios o molinos de laminación servían para estirar o aplanar los rieles. Antiguamente funcionaban con uno de dos tipos de motores - sangre (caballos o mulas) o una rueda hidráulica - y más tarde por máquina de vapor. El artilugio del ingenio, o laminador, con sus dos rodillos montados en paralelo, era en todo caso similar, difiriendo únicamente su conexión a la fuerza motriz. Los molinos para los ingenios de sangre se construían en vertical, con un gran árbol que transmitía la fuerza motriz desde la sala con los caballos, abajo, hasta la de los ingenios, arriba. Los ingenios hidráulicos se desarrollaban en horizontal, con el gran árbol, transmitiendo la fuerza desde la rueda en el canal hasta el ingenio en el interior del edificio.

El ingenio, o laminador, era un sólido artilugio construido de hierro, que se componía de un asiento de laminar, llamado castillejo, que iba provisto de dos muñecas, o cilindros de acero, entre los que se hacía pasar a los rieles. Los castillejos tenían cajas con tornillos que se podían apretar o aflojar según se quisiera graduar la distancia entre los dos cilindros para ir adelgazando, poco a poco, los rieles a cada paso. Se solía fijar el espacio entre los rodillos a diferentes medidas en sucesivos ingenios - pasando de un ingenio a otro a cada paso del riel - para no tener que estar constantemente ajustando el espacio mientras se iba estirando y adelgazando el riel. Una de las muñecas o cilindros iba acoplada al árbol de la linterna. La segunda muñeca iba suelta, pero la fuerza transmitida a la primera era suficiente para tirar del riel y adelgazarlo con gran eficacia, suprimiendo así la labor que antes hicieron con martillos muchos batidores en las antiguas cecas no mecanizadas.


Laminadora:

    Máquina provista de dos grandes cilindros destinada a dar a las láminas de metal previamente calentadas un espesor uniforme para su posterior troquelado. Construidas por primera vez en 1926.

Lateral de riel:

    Error producido en la acuñación a rodillo. En esta acuñación dos rodillos presionan un riel de plata. El riel se corre un poquito hacia un lado u otro mientras pasa entre los rodillos y se produce un corte en las monedas en un lateral (si el grabado en los rodillos están dispuestos verticalmente).

Latón:

    Aleación de cobre y cinc, de color amarillo pálido y susceptible de gran brillo y pulimento.

Lenticular:

    Dícese de aquella moneda que es más gruesa por el centro que por los bordes.

Ley:

    Proporción de metal noble que contiene la moneda, ligado con otro de mayor dureza, para hacerlo más resistente al uso impuesto por su circulación. Antes de la adopción del sistema decimal se expresaba en escala duodecimal: 24 quilates de 4 granos para el oro y de 12 dineros de 24 granos para la plata. Actualmente se sigue empleando la medida en quilates para el oro y en milésimas para la plata.

Leyenda:

    Inscripción grabada en el anverso, reverso o canto de una moneda.

Leyenda diferente:

    Dícese de la moneda, que ha visto variada la leyenda de su canto. Por un error en le colocación de la virola, que lo forma tres medios arcos, que acuñan la leyenda a su canto. La virola tiene una posición perfectamente delimitada en la moneda-tipo. Si esta posición es alterada y la leyenda no ocupa exactamente su lugar correcto, se produce esta variante, es conocida por todos nosotros las 50 Pesetas del año 1957*58 "GRANDE, UNA, LIBRE", en vez de UNA, GRANDE, LIBRE.

Leyenda retrógrada:

    Dícese que son leyendas retrógradas aquellas que están escritas de derecha a izquierda. (La moneda arabe-andalusí está escrita de este modo).

Libra:

    Medida ponderal de origen griego, adoptada por los romanos, que equivalía a unos 324 gramos. y asimilada por España. El valor de la misma varía según las provincias y épocas. .

Libra catalana:

    Unidad de cuenta.

Libranza:

    Sala de trabajo del balanzario.

La moneda se empaquetaba antiguamente en costales (hoy bolsas de plástico) y cajas de madera, en preparación para la entrega a su dueño o transporte. Se utilizaban varios tipos de balanzas y romanas para pesar las partidas. Se contaban las monedas una por una, proceso realizado hoy por máquinas contadoras automáticas.


Liga:

    Aleación de los metales que componen la pasta para amonedar. Las ligas más frecuentes han sido las de oro y plata, indicando así la ley de la moneda; más tarde, se emplearían ligas de bronce y níquel. Hoy en día es muy frecuente el cupro-níquel y el níquel-acero. Véase ALEACIÓN

Lingote:

    Barra de metal en bruto.

Lingotera:

    Molde donde se vacía el metal fundido para obtener lingotes.

Listel:

    Círculo en relieve o filete que rodea la moneda en toda su circunferencia, entre el borde exterior y la grafila u orla de granos menudos. Es el resultado de pasar un disco a través de la torculadora, quedando el cospel listo para recibir su impresión. Sirve para proteger el relieve de la moneda y su mejor achocación.

Losange:

    En heráldica. Pieza en forma de rombo.

Luniforme:

    Dícese de aquellas monedas que presentan formato de media luna, se tiene conocimiento que fueron emitidas en el siglo XVII en Transilvania.

Lydia (lidia):

    La moneda según los estudiosos fue inventada por los Griegos, en el Asia Menor, concretamente en el Reino de Lydia, alrededor del 640 a. C., siglo VII a. C. Lydia (Antiguo país del Asia Menor situada entre Misia, y Caria y en el centro del extremo occidental de la península) su capital fue Sardes a orillas del río Pactolo). Para conmemorar tal evento, Turquía en 1983, emitió una moneda de 500 Liras (KM# 957) en donde se reproducía la primera moneda emitida en el mundo.

Macaco:

    En Nicaragua y Honduras nombre despectivo que se utilizaba para denominar las monedas macuquinas, por ser estas feas o deformes.

Maceta:

    Pequeño martillo de acero con mango de madera utilizado para cincelar a buril matrices, punzones y troqueles.

Macuquina:

    Moneda de plata u oro, de aspecto irregular y bordes recortados, labrada a martillo sobre un cospel irregular sin laminar. Frecuente en la moneda española, especialmente en la labrada en Ultramar, de los siglos XVI y XVII.

Mais:

    Vocablo popular, usado en la España medieval para designar el maravedí.

Maqueta:

    Sinónimo de ensayo

Máquina de reducir:

    Dicha máquina confecciona la matriz en relieve, reduciendo el módulo de la acuñación, que ya proviene del cospel.

Maravedí:

    Moneda española medieval, acuñada por primera vez por los almorávides, con origen etimológico árabe. Los primeros maravedíes fueron acuñados en oro por Alfonso VIII de Castilla (1158-1214) en 1172 y Fernando I de León (1037-1065), en árabe y castellano. Hace el plural en maravedís, maravedises o maravedíes.

Maravetino:

    Modismo antiguo de maravedí.

Marca:

    Signo con el que las cecas, ensayadores, etc., se sellaban y sellan en las monedas.

Marca de ceca:

    Señal grabada en la moneda, indicativa del taller emisor. Este uso aparece ya en moneda antigua y luego en moneda medieval. A partir del reinado de los Reyes Católicos, todas las monedas españolas llevan esta señal, la cual suele consistir en la inicial o símbolo característico de la ciudad donde se halla la ceca. Así, Madrid marca con M coronada, Segovia con un acueducto, México una M, ó Mo, ó M surmontada de o, Potosí con el anagrama de su nombre, etc. A mitad del reinado de Isabel II, la ceca se indica mediante el número de rayos de unas estrellitas que aparecen en sus monedas. Madrid tendrá una estrella de seis puntas, de ocho Barcelona, de Siete Sevilla, etc. Después de este reinado desaparece esta marca, ya que a partir de este momento, y salvo contadas excepciones, todo el numerario se emite en Madrid.

Marca de valor:

    Indicación grabada en la moneda del valor de curso de la misma. En las monedas españolas, esta marca suele estar a uno y otro lado del escudo. En las monedas del Centenario de la peseta, en la parte inferior del reverso.

Marcador:

    Oficial de la Casa de la Moneda, encargado de marcar las monedas, presentadas por particulares labradas por plateros, con la marca regia, para su circulación.

Marco:

    Patrón ponderal para pesar monedas, empleado para el oro y la plata. En Cataluña y Valencia se dividía en 8 onzas de 24 dineros de 24 granos. Fue también el patrón o tipo con el que debía regularse o contrastarse el peso en las casas de monedas del oro y plata en pasta y de las monedas acuñadas, para así verificar que estaban de acuerdo con las ordenanzas.

Maria:

    Moneda de plata moderna.

Matriz:

    Es el molde o cuño de acero que tiene en relieve el grabado de la moneda, para así reproducir tantos punzones o troqueles sean necesarios, para que la moneda sea siempre igual en forma e impronta. En tiempos normales la matrices eran fabricadas en España y remitidas a América para ser utilizadas por las diferentes Casas de Moneda de acuerdo con las instrucciones contenidas en las ordenanzas monetarias. Muchas matrices con el efigie de Fernando VII fueron hechas en América.

Mazmodina:

    Véase MAZMUDINA.

Mazmudina:

    Moneda de oro equivalente a media dobla almohade.

Meaja:

    Moneda castellana medieval de vellón. Se denomina moneda con formato meaja o tipo semimoneda a la moneda discoide que ha sido cortada, dividida o separada en dos partes (fracciones) para producir dos monedas cuyo valor divisionario corresponde generalmente a la mitad del valor facial de la moneda original (si han sido marcados con un punzón, tendrán un valor distinto).

Medalla:

    Es una pieza de metal generalmente en forma de disco u óvalo con dos caras. No puede confundirse con una moneda ya que no tiene poder de compra para las transacciones. Destinada a la conmemoración, recordatorio, etc., de un hecho, un acontecimiento importante, o una persona.

Medalla obsidional:

    La que se acuñaba en memoria de la libertad o de la toma de una ciudad.

Medallero:

    Colección ordenada de medallas.

Medallística:

    Rama de la numismática que trata del estudio de las medallas.

Medallón:

    Medalla o moneda de mayor tamaño que las usuales.

Medio escudo:

    Única fracción del escudo de oro. Recibe también el nombre de durillo porque equivale al duro de plata o real de a ocho.

Menuda:

    Moneda de cobre o plata de escaso valor.

Mercurio:

    Metal blanco y brillante como la plata, más pesado que el plomo y líquido a la temperatura ordinaria, azogue. Se halla en las minas en estado nativo, pero principalmente en combinación con el azufre, formando el cinabrio.

Metal:

    Elemento simple caracterizado por poseer un brillo especial, llamado metálico. Tiene propiedades de opacidad, dureza, ductilidad, maleabilidad y fusibilidad, pudiéndose también alearse con otros metales.

Metal agrio:

    Se reconoce por agrietamiento más o menos profundos que se producen en el momento de acuñar. Se deben a deficiencias en el proceso de aleación. Generalmente afecta a la plata.

Metálico:

    Dinero en oro, plata u otro metal a diferencia de la moneda papel.

Metalografía:

    Grabado en metal, especialmente hueco. Análisis microscópico para determinar la textura de los metales.

Metal precioso:

    Dícese del oro, la plata y el platino. También recibe el nombre de "metal noble". Estos metales son apreciados desde el punto de vista económico.

Metrología:

    Ciencia que estudia los sistemas de pesas y medidas y por extensión el estudio de los valores y el peso de las monedas.

Milésima:

    Término empleado para determinar la milésima parte de una unidad monetal que contenga metal fino, oro o plata. Esta referencia metrológica comenzó a utilizarse a partir de la implantación del sistema métrico decimal, ya que anteriormente, en el antiguo duodecimal, se empleaban dineros, quilates y granos.

Módulo:

    El diámetro de una pieza numismática medida en milímetros.

Módulo mayor:

    Error debido a la máquina de reducir (pantógrafo), al confeccionar el troquel a escala equivocada grabando un anverso o un reverso o ambos, a un tamaño superior al de la moneda tipo. Como ejemplo de este tipo de error lo podemos encontrar en la moneda de 50 Pesetas del D. Juan Carlos I, correspondiente al año 1990 y dedicada a la Expo de Sevilla, donde se observa fácilmente este error, al ser mucho mayor el busto de su Majestad y el globo terráqueo, que el de la moneda "tipo".

Molde:

    Instrumento útil para dar forma o cuerpo a monedas o medallas.

Molinete:

    Máquina destinada a dar a las láminas de metal un espesor uniforme para su posterior troquelado. También recibe el nombre de laminadora.

Moneda:

    Aunque el origen etimológico de la palabra es aún polémico, se sabe que es una derivación de "moneta", palabra latina que al parecer de algunos autores, responde a un apodo de la diosa Juno cuyo templo albergó la primera ceca que acuñó los denarios de plata romanos. Es una pieza de metal con valor propio garantizado por el poder público, destinada a ser cambiada por todos los demás valores. En un sentido estricto, esta definición es válida para las monedas emitidas hasta principios de este siglo en que el numerario era, normalmente, acuñado con metales con valor intrínseco (oro, plata, cobre). Hoy la moneda metálica y, por descontado, el papel moneda, tiene un valor intrínseco ínfimo y su circulación es posible únicamente por la confianza que depositan los usuarios de la moneda en el estado emisor. Este tipo de moneda con un valor de circulación, se llama moneda fiduciaria.

Moneda a martillo:

    Moneda fabricada a golpe de maza o martillo, empleando un troquel y un yunque para imprimir el tipo. Es un sistema muy antiguo que perduró hasta el siglo XVII, cuando se introdujeron los sistemas de volante, balancín, molinos, etc. Se trata de un sistema de acuñación artesanal. Este sistema fue empleado en América en México hasta 1732, en Guatemala hasta 1746, en Lima hasta 1750, en Cartagena de Indias hasta 1762 y en Potosí hasta 1773.

Moneda a volante:

    Los primeros volantes para la acuñación de monedas. Se instalaron en Europa en Londres en el año 1626 y en Paris en 1630. En España fueron introducidos por Felipe V, a principios del siglo XVIII, posteriormente se procedió acuñar en México del tipo columnaria sobre 1732. Véase VOLANTE.

Moneda clandestina:

    Definimos moneda clandestina a la que se realiza con cuños oficiales de forma oculta o secreta para burlar la ley.

Un ejemplo es el caso producido en la FNMT en los años 70:

En 1981 la policía logró esclarecer, después de tres años de investigaciones, el mayor fraude registrado en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre durante los últimos veinticinco años: la acuñación de unas dos mil piezas ilegales y su venta a coleccionistas, según informó Efe. Los servicios de seguridad detuvieron, en relación con este caso, a un empleado de la Fábrica, un intermediario y un comprador perista.

El primero de los aprehendidos fue Adrián Vaquero Quijada, acuñador de primera, que prestaba sus servicios en la Casa de la Moneda desde hacía 23 años, por lo que gozaba de la confianza de sus jefes. Tras sus declaraciones fueron detenidos un comprador, cuyo nombre se desconoce, y Ramón Delgado Barbell, que facilitaba a Vaquero los cospeles; es decir, los discos de oro y plata vírgenes destinados a la acuñación. Las pesquisas se realizaron durante más de tres años. Un alto directivo de la Fábrica Nacional, numismático de afición, detectó fortuitamente en los puestos de venta de la plaza Mayor de Madrid monedas defectuosas que llamaron su atención. Sometidas algunas de ellas a un examen pericial se llegó a la conclusión de que se habían acuñado en la Fábrica Nacional. A esta comprobación siguió la correspondiente denuncia y la apertura de una investigación policial.

Posteriormente se observó la venta de colecciones enteras de monedas de curso legal, pero acuñadas en oro y plata, con el motivo alusivo al Rey en el anverso y el escudo real en el reverso. A esta serie siguió otra relativa al Campeonato Mundial de Fútbol. Las investigaciones que entonces se realizaron condujeron igualmente a la Fábrica de Moneda como origen del fraude. A pesar de que el comprador de estas piezas haya negado haberlas vendido, se sabe que algunos ejemplares se han exportado a Suiza y también se han vendido en Barcelona.

Fuentes del Ministerio de Hacienda comentaron que Adrián Vaquero seguramente escondía las monedas en alguna parte de su cuerpo, pero que luego, al confiarse, las pasaba simplemente en el bolsillo del pantalón mezcladas con el resto de la calderilla. Esto es posible gracias a que en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre no existían detectores de métales, como ocurría en las entidades similares de otros países. Para evitar que el contador de la máquina registrara las monedas de oro y plata, acuñadas fraudulentamente, Vaquero ideó un sistema tan sencillo como lógico. Hay que tener en cuenta que las acuñaciones se efectuaban con las mismas máquinas que troquelan las monedas de curso legal. Con éste dato, deducir el resto es sencillo: por cada disco de oro o plata que introducía en la máquina, al quedarse después con la pieza para venderla, Vaquero tenía qué depositar una moneda legal. Es décir, si uh día troquelaba un disco de oro con la máquina de fabricar monedas de cinco duros, sacaba de su bolsillo una moneda de igual valor y la depositaba en el montón correspondiente. Luego, cuando se contaban las monedas, siempre coincidían los números registrados en el marcador automático de la troqueladora don las existencias fabricadas.

Pero entonces surge una pregunta: Si en el interior de la Casa de la Moneda está prohibido llevar dinero, ¿cómo lograba pasar las monedas que tendría forzosamente que cambiar? También, la respuesta es sencilla: los empleados están autorizados a disponer de calderilla para las máquinas expendedoras de café y Refrescos que se habían instalado en el bar del centro.

Según reconstrucción del hecho realizada por Efe, parece que fue el intermediario, Ramón Delgado Barbell, quien también propuso al empleado de la casa la acuñación de las monedas utilizando los cospeles disponibles en la Fábrica Nacional para la acuñación de las monedas de curso legal. Se trataba de producir piezas con defectos con el fin de dotarlas de un mayor atractivo para los coleccionistas.

Los numismáticos reaccionaron con gran cautela ante la acuñación fraudulenta detectada en la Casa de la Moneda. Aunque los expertos del sector prefirieron no hablar del caso, todos los consultados coinciden en reconocer a estas piezas un carácter de autenticidad, aunque en medios oficiosos de la Fábrica se ha recomendado que los coleccionistas renuncien, en todo momento, a su adquisición.

En todo coleccionismo se suelen encontrar errores, que se buscan con avidez en razón de su escaso número, y que cuando no pueden acreditar su razón, el cofeccionista debiera rechazar. Un error preparado debiera ser rechazado como rareza, pero al coleccionista le pierde su pasión y propicia operaciones ilegales, con la adquisición de estos ejemplares.

Esta situación plantó y plantea hoy en día un "grave problema legal", según los numismáticos, porque en todo caso los cuños proceden de la Fábrica de Moneda y han sido realizadas con las máquinas oficiales.

Fuente:El pais, ABC


Moneda con imagen latente:

    Es un nuevo sistema de seguridad en las monedas, similar a los hologramas (imagen óptica en las que las imágenes son tridimensionales). Siendo utilizado por vez primera en España en la moneda de 500 Pesetas, de 1993, bajo sistema creado por D. Luis José Díaz y D. Julián Zamorano, grabadores artísticos de la FNMT, consistente en grabar en un círculo la ceca y la cifra, y según la posición de la moneda se puede leer alternativamente la "M" ó el "93". EL ECO - Diciembre 1993 - Página 45.

Moneda conmemorativa:

    Se utiliza esta definición para nombrar aquella moneda que teniendo el mismo diámetro, el mismo peso e igual metal que la moneda corriente del mismo valor, pero presentan un tipo o dibujo distinto y un año de acuñación único, para conmemorar un acontecimiento especial. La calidad de su acabado es igual que la moneda corriente.

Las monedas de euro conmemorativas, son las destinadas a la circulación y de curso legal en toda la zona del euro, que cumplen las siguientes condiciones:

  • Tienen una cara nacional diferente de la habitual y mantienen la común.
  • Solo son de 2 euros.
  • Se permite a cada Estado miembro la emisión de dos monedas conmemorativas por año.
  • Tienen limitado el volumen máximo de emisión.
  • Se destinan a conmemorar algún acontecimiento o personalidad.
  • Hay que informar seis meses antes de las características de la emisión.


Moneda corriente:

    Dentro de la calidad de las monedas, se trata de monedas preparadas para su circulación, son monedas totalmente NUEVAS, pueden comportar huellas de golpes o rayaduras durante la fabricación, su posterior manipulación o distribución. Para su definición entre los numismáticos se usa las siglas S/C.

Moneda de cartón o de pergamino:

    Las primeras monedas que se tiene conocimiento fueron emitidas en 1574 por los ayuntamientos de las ciudades de Leyden y Middlebourg en los Países Bajos, sitiadas por los españoles. Estas ciudades se vieron obligadas a poner en circulación monedas de cartón o pergamino, fabricadas con las cubiertas de los libros de registro parroquiales, al no disponer de plata para la acuñación de monedas por causa del asedio. Dichas piezas presentan el gran interés adicional de haber llegado hasta nuestros días, y además, en ejemplares de diferentes valores o denominaciones. Podrían por tanto ser consideradas como las monedas europeas más antiguas que se conocen en papel, pero la realidad es que no pueden llamarse propiamente papel moneda. Cómo anécdota podemos comentar que D. Salvador Pallarés, gran amigo personal del autor de este trabajo, confeccionó durante el periodo comprendido entre los años 1936-1937, las monedas del municipio gerundense de Selva de Mar (Cassa de la Selva), trabajo realizado con las cubiertas de pergamino del archivo parroquial, según dispuso el Ayuntamiento, para suplir las necesidades en moneda fraccionaria. Billetes rectangulares, escritos a mano donde se puede leer "Consell Municipal de Selva de Mar y firmado por el Primer Conseller y el Conseller de Finances y sello ovalado del Ajuntament de Selva de Mar. Billetes hoy rarísimos que una conocida numismática de Barcelona por un billete de 1 Pta., se confeccionaron en dos valores (1 Pta. y 25 Centimes) en Octubre de 1994, lo calificaba como RRRR y lo valora en mas de 200 Euros, en un estado EBC.

Moneda de colección:

    Se trata de monedas que tienen una superficie sin defectos, de serie limitada, normalmente vienen acompañada de un certificado de garantía de origen numerado y suelen venir en un estuche y encapsulada para evitar cualquier rayadura, huella, dado que cualquier pequeño defecto devalúa su valor. La calidad de su acabado puede ser B.U. (Calidad brillante universal) o PROOF.

En españa, la Ley 62/2003, de 30 de diciembre, de Medidas fiscales, administrativas y del orden social, en su artículo 102, modificó el artículo 81 de la Ley 42/1994, de 30 de diciembre, de Medidas fiscales, administrativas y de orden social, dando una nueva terminología en relación con las monedas conmemorativas y de colección, de conformidad con la terminología utilizada en las disposiciones nacionales y normativa europea.
En la nueva redacción del citado artículo 81 se establece, entre otras cuestiones, que, a partir de enero de 2004, se denominarán monedas de colección en euros, las monedas en euros no destinadas a la circulación, acuñadas normalmente en metales preciosos, con un valor nominal y diseño diferente a las destinadas a la circulación. Estas monedas deberán diferir perceptiblemente de las circuladas en, al menos, dos de las tres características siguientes: color, peso y diámetro.

La Orden ECO/84/2002, de 10 de enero, por la que se acuerda la emisión, acuñación y puesta en circulación de monedas de 12 euro para el año 2002, dio continuidad a la etapa iniciada dentro del marco monetario en el año 1994 con la moneda de 2000 pesetas.Por razones de interés cultural, este tipo de monedas se han ido sucediendo a lo largo de estos años a través de diferentes emisiones. La última de ellas ha tenido lugar en virtud de la Orden ECC/1442/2015, de 8 de julio, por la que se acuerda la emisión, acuñación y puesta en circulación de monedas de colección de 30 euro que conmemoran el IV Centenario de la publicación de la «Segunda parte del ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha».


Moneda de fantasía:

    Moneda fabricada para coleccionistas por entidades privadas no oficiales o personas con cierta maestría. Pueden imitar diseños oficiales, tener diseños completamente diferentes, ser acuñados en otros metales, etc... Se fabrican posteriormente a la fecha que indica su diseño y a la época que evocan. No se deben confundir con fichas o tokens creados en su día para su circulación y con otra finalidad que la de moneda oficial.

Estos ejemplares son coleccionados y algunos muy cotizados en el mercado numismático, teniendo siempre pleno conocimiento de su naturaleza.

En algunos casos se fabrican intencionadamente para engañar a los coleccionistas haciendo creer que son ejemplares inéditos , variantes desconocidas, incluso pruebas de la casa de moneda o de algún grabador, y se intentan vender de forma fraudulenta ocultando su origen. En algunos casos es imposible saber si son efectivamente fantasías, por lo que puede existir debate al no existir documentos de época que puedan certificarlo. Existen fantasías fabricadas en el siglo XIX, por lo que la pátina que pueda tener el ejemplar, o la existencia de fotografías antiguas en catálogos o libros de cierto prestigio no certifica que sean oficiales.


Moneda de la tierra:

    Se emplea en ocasiones esta denominación para designar aquellos objetos que servían de forma de intercambio, anterior a la moneda o paralelo a la misma. Por lo general, los objetos que desempeñaban un rol monetal eran los productos de la tierra, frutos del mar u objetos de adorno, cotizadas y cotizables: piezas de terracota, moluscos, etc. Véase también CAURÍ

Moneda de mayor diámetro:

    El que el módulo de una moneda sea de mayor diámetro, es causado por distensión del troquel de collar y siempre es coleccionable, a pesar de la pequeña diferencia que pudiera haber con la moneda tipo. Cuando el módulo es mucho mayor, mensurable en milímetros y su aspecto produce la impresión de una moneda prueba no aceptada (véase) o de algo importante, es falsa. Esta falsificación se fabrica fácilmente laminando la moneda, con lo que se aumenta el tamaño extraordinariamente, disminuyendo proporcionalmente su grosor. Si comprobamos su peso y este coincide con la moneda-tipo y si es una moneda con el canto estriado y contamos el número de estrías, a pesar de mayor diámetro e igualmente coinciden con las de la moneda-tipo, podemos calificarla de falsa.

Moneda de molinos:

    Adquirió dicho nombre la moneda de vellón ligada con plata y acuñada con el sistema de molinos o molinillos, instalado por primera vez en Segovia en el año 1597 por orden de Felipe II. Esta moneda tuvo una accidentada historia desde su puesta en circulación hasta las reformas de Felipe V (1700-1746), atravesando numerosas crisis a lo largo del siglo XVII.

Moneda de proclamación:

    Véase JURA.

Moneda de quaterno:

    Moneda labrada durante la Edad Media en Aragón, Cataluña y Valencia con cuatro marcos de plata y uno de cobre.

Moneda de termo:

    Moneda labrada durante la Edad Media en Aragón, Cataluña y Valencia con 1 parte de plata y 2 de cobre.

Moneda divisionaria:

    La que equivale a una fracción exacta de la unidad legal.

Moneda falsa de época:

    Consideramos como tales las monedas que imitando las de curso legal son fabricadas con ánimo de lucro, defraudando al Estado y que circulan o han circulado simultáneamente con las auténticas.

Moneda falsa moderna:

    Moneda copia, réplica o imitación de una auténtica que ha sido puesta a la venta como original en algún momento, hecha en tiempos posteriores en que la original estaba en curso. Una réplica se convierte en falsificación cuando se ha intentado vender o ha sido vendida como auténtica debido a la imposibilidad de conocer su origen real.

Sin indicación o marca alguna de que se trata de una copia, una moneda réplica puede ser utilizada para engañar a coleccionistas y provocará confusión. Según el criterio de una gran mayoría de coleccionistas y profesionales, para ser considerada una copia o reproducción legítima debería estar acuñado o troquelado la palabla "COPY", "COPIA", "REPLICA", "REPRODUCCION", "C", "R", etc... Legalmente no es obligatorio, por lo que cualquier réplica sin indicación en sí misma es una falsificación en potencia.

Se debe extremar la precaución de todos modos con aquellas reproducciones que a pesar de estar acuñadas o marcadas correctamente como tales, son manipuladas para ocultar dichas marcas y permitir su venta fraudulenta.

En ocasiones la dificultad de demostrar si una moneda antigua es o no falsa es extrema y la única forma de demostrarlo es conseguir encontrar una pareja o "clon". Por ejemplo, en el caso de las acuñaciones a martillo, el proceso artesanal de fabricación hace virtualmente imposible que dos monedas sean absolutamente iguales.

En el catálogo de monedas falsas de enumismatic, se han considerado como falsas modernas todas las réplicas conocidas que han intentado ser puestas a la venta como auténticas. Cualquier empresario o artesano que no haga esfuerzos en marcar sus monedas con alguna indicación de réplica, se enfrenta a que sus creaciones se les acabe considerando públicamente falsificaciones y catalogadas como tales en el momento en que se denuncie su venta fraudulenta.


Moneda forrada:

    Dícese de aquella moneda que tiene su ánima de cobre u otro metal y una lámina de plata u oro que la recubre dando sensación de estar hecha de este último metal.

Moneda híbrida:

    Este gran error se produce cuando el troquel normal se destina, equivocadamente, a la estampación de una moneda cuyo cospel no le corresponde, resultando acuñada por la estampación de dos cuños destinados a monedas diferentes.

Un ejemplo lo tenemos en la moneda de 5 pesetas del Rey Juan Carlos I 1975 (*80), conocido normalmente como el "error del mundial". Según parece, esta acuñación se realizó por la sustitución equivocada de un cuño roto. De las de alrededor de 800.000 piezas que, según cálculos de los comerciantes numismáticos, fueron emitidas con este error, actualmente deben existir en el mercado entre 35.000 y 40.000 piezas.


Monedaje:

    Impuesto que se pagaba por la fabricación de moneda. Tributo de doce dineros por libra que impuso en Aragón y Cataluña sobre los bienes muebles y raíces el rey don Pedro II (1177-1213)

Moneda manipulada:

    Moneda auténtica que ha experimentado transformación mediante cambio de fecha, signo de la ceca, leyenda o cualquier otro detalle o incluso forma, para transformarla en una pieza rara. Se denomina también contrahecha o inventada.

Moneda peliculada:

    Sinónimo de moneda forrada. Dícese de la moneda sobada o forrada, o sea, son aquellas monedas que tienen una ánima de metal (cobre, plomo, etc.) y cubierta por una laminilla de plata, oro u otro metal noble.

Moneda réplica:

    Son reproducciones o copias exactas de monedas con fines instructivos, sin afán de fraude. Estas reproducciones deberían siempre estar marcadas en un lugar del campo con la inscripción "COPY", "COPIA", "REPRODUCION", "R", "C", etc... Legalmente no es una obligación hacerlo, por lo que consideramos que cualquier réplica sin marcar se puede considerar una falsificación en potencia. En el momendo que una réplica se pone a la venta como auténtica se considerará ese ejemplar como una moneda falsa moderna.

En ocasiones los coleccionistas adquieren estas piezas para llenar un hueco de su colección, en detrimento de la moneda original cuyo precio es prohibitivo. Muchas reproducciones las realizan museos como souvenir para los visitantes y se trata mayormente de copias fundidas.

Algunos desaprensivos liman las marcas que indican que se trata de una réplica e intentar venderla como auténtica. Otros se dedican a copiar réplicas sin marcar de artesanos o empresas y venderlas como originales.

Algunas réplicas son tan antiguas y perfectas que confunden hasta a los más expertos, por lo que es trabajo de todos colaborar y subsanar cualquier confusión que se detecte.


Moneda satírica:

    Dícese de aquella moneda que mediante el uso de buril u otro medio mecánico ha sido manipulada para ridiculizar o desprestigiar a la figura que ostenta. Como ejemplo comentaremos que durante el periodo 1871-1873 los partidarios de la restauración borbónica iniciaron una campaña de desprestigio contra el rey Amadeo I de Saboya punzonado sobre las monedas de 5 pesetas con su efigie, la palabra “MEMO”, leyéndose AMADEO I REY "MENO" DE ESPAÑA..

Moneda sello:

    También recibe el nombre de cartón-moneda. Durante la guerra civil española, para paliar la escasez de la moneda fraccionaria, el 24 de Febrero de 1938 el Consejo de Ministros dispuso de forma eventual la fabricación de una serie de discos de cartón, impresos por una cara con el escudo de España, estos discos de cartón de unos 35 m/m. de diámetro y con un peso aproximado de 5 gramos, a los cuales se le adhería un sello o timbre móvil, que le habilitan por el valor de este. Estos discos se fabricaron en la fabrica de Aspe (Alicante).

Moneda tipo:

    Se dice del ejemplar perfecto, acuñado para su circulación normal, que en el coleccionismo de variantes sirve de prototipo representativo y modelo de referencia.

Monedero falso:

    El que acuña moneda falsa o subrepticia, o le da curso a sabiendas.

Monetario:

    Colección ordenada de monedas y medallas.

Monetiforme:

    Que tiene forma de moneda. Podemos denominar así a las emisiones de "Euros", emitidos por aquellos países que no son de la C.E.E.

Monetizar:

    Dar curso legal como moneda a billetes de banco u otros signos pecuniarios.

Monograma:

    Sinónimo de anagrama. Conjunto de letras principales de un solo nombre, formando un dibujo o figura. Su empleo en las monedas se remonta a la antigüedad, aunque se difundió más a partir del Bajo Imperio Romano con Constantino I (307-337). Generalmente representan o simbolizan la autoridad (rey, monarca, etc.) o el centro emisor (ceca, taller, ciudad, etc.). La calidad, variedad, técnica y diseño constituyen un interesante capítulo dentro de las ciencias numismáticas, desde el punto de vista histórico y artístico.

Monometalismo:

    Sistemas de moneda en que rige un patrón único.

Morabotin:

    Modismo antiguo de maravedí. Moneda acuñada por los almorávides. Llamada también marabetino o marabotin y morabetin.

Mota:

    Moneda de cobre..

Muelle:

    Tenaza grande utilizada en las Casas de Moneda.

Muestra:

    No debe confundirse con la de "ensayo" o "prueba de cuño", ya que la moneda de muestra es la que se toma al azar para comprobar y contrastar el peso, la leyenda, el título, el módulo, el grosor, los tipos, etc. Una vez realizada esta comprobación, se deposita en la tesorería del banco o entidad emisora.

Mufla:

    Hornillo colocado dentro de otro mayor para concentrar el calor, usado en los ensayos de oro o de plata.

Múltiplo:

    Moneda de mayor valor con respecto a la que sirve de unidad monetaria con la que hace serie.

Ncapr :

    El cuño "NCAPR" aplicado en las piezas de Augusto, Germánico, Druso, Antonio, Claudio y Agripina. "Nero Caesar Augustos Probata" es su significado.

Necesidad (moneda de):

    Moneda provisional, batida en circunstancias anormales, en crisis económicas por falta del medio circulante o escasez del mismo.

Negra:

    Es la moneda que aparece con este valor tras su oxidación al contacto con el medio ambiente. Se trata de plata con considerable liga de cobre.

Nimbo:

    Círculo que en ciertas medallas rodea la cabeza de los emperadores o imágenes religiosas (Bizancio, Hungría, etc).

Níquel:

    Metal utilizado para la amonedación, muy duro y poco oxidable. Su símbolo químico es Ni. En Cuba y Puerto Rico moneda de cinco centavos.

Nomenclatura:

    Conjunto de las palabras técnicas de una ciencia o facultad.

Notafilia:

    Ciencia auxiliar de la numismática donde se estudia los vales, células reales, billetes y papel moneda. Los primeros billetes comenzaron siendo una promesa de pago realizada por instituciones reconocidas legalmente por los Estados (Bancos). En España se empezaron a emitir los primeros billetes por el Banco de San Carlos el 1 de Marzo de 1783, dando cumplimento a la Real Cedula de Carlos III, donde se crea el primer Banco nacional para facilitar las operaciones del comercio y en beneficio publico de los “Reynos” y los de Indias con la denominación de Banco de San Carlos, en 1782, la primera emisión fue de 200 a 1000 Reales de Vellón. Durante el periodo de 1829 a 1874 aparece el Banco de San Fernando (1847-1856), el Banco de Isabel II (1844-1847) funcionándose ambos posteriormente, el Banco de España (1856-1873) y así con el Decreto Ley de 19 Marzo de 1874 de Echegaray se convierte el Banco de España como el único emisor de papel moneda para todo el territorio, dándonse por finalizado un periodo donde llegaron a existir en España 15 bancos emisores y 21 tipo de monedas diferentes. Durante la Guerra Civil (1936-1939) donde la República se vio obligado a diversificar sus emisiones., en este tiempo no solo emite el Gobierno de la Republica, lo hace también la Generalitat de Cataluña, El Consejo de Asturias y León, la Comisión de Hacienda del Gobierno Nacional (Gral. Franco), lo hacen también ayuntamientos, consejos locales, sindicatos, colectividades, cooperativas, unidades del ejercito, prisiones, empresas, etc., emitiendo billetes de las mas diversas materias, formas y tamaños. Posteriormente y ya normalizada la situación nuevamente se hace cargo el Banco de España y la Fabrica Nacional de Moneda y Timbre su único proveedor, a saber, de billetes.

Numerario:

    Moneda acuñada o dinero efectivo.

Numífero:

    Aplicase a los objetos que tienen grabados o dibujos redondos figurando monedas o medallas.

Numiforme:

    Que tiene la forma de una moneda.

Numisma:

    Moneda acuñada. En latín moneda.

Numismática:

    Parte de la Arqueología que trata del estudio de las monedas y medallas. Esta ciencia puede dar testimonio inestimable de los intercambios y de la economía de los pueblos, así como de su historia política, geográfica, religiosa, etc.

Numismáticamente:

    Según las reglas o principios de la numismática.

Numismático:

    Persona que profesa esta ciencia o tiene en ella especiales conocimientos. Perteneciente o relativo a la numismática.

Numismatizar:

    Estudiar la numismática, escribir o tratar de ella

Numismatografia:

    Descripción de las moneda y medallas antiguas.

Numismatografo:

    Persona autora de una o más obras numismáticas.

Nummo o nummus:

    Palabra derivada del vocablo “numisma” que antiguamente se dio al dinero y por derivación a las monedas. Vocablo antiguo castellano para significar monedas o dinero.

Numular:

    Que tiene forma y tamaño de moneda.

Oblongo:

    Más largo que ancho.

Obolo:

    Moneda griega de plata. En época medieval era la moneda que la mitad de un dinero de vellón.

Obsidional:

    Moneda de necesidad acuñada por una ciudad asediada. Veáse COPIAPO.

Ochava:

    Octava parte de la onza de plata, equivale a 3,59447 gramos.

Ochavo:

    Moneda con valor de 1/8 de otra mayor.

Ocho escudos:

    Múltiplo mayor del escudo de oro entre el numerario circulante (existe bajo los Austria un múltiplo de 100 escudos, acuñado en ocasiones especiales como pieza de obsequio del monarca a altos dignatarios). Las primeras monedas conocidas con este valor son del reinado de Felipe III (1598-1621) y siguen emitiéndose hasta el de Fernando VII (1808-1833). Se acuña en cecas peninsulares y en talleres de los dominios americanos, donde existen importantes minas de oro.

Ocho reales:

    Moneda de plata española acuñada desde el siglo XVI al reinado de Fernando VII. Se emitió en las cecas metropolitanas y en las de los territorios americanos donde había ricas minas de plata. Por su elevado valor intrínseco, era una pieza muy estimada, llegando a circular fuera de los dominios españoles, aunque no tenía en ellos curso legal. En ocasiones, se legaliza esta circulación mediante el resello de los reales de a ocho españoles, realizada por el gobierno de los países que se ven afectados por esta circulación. Es el precedente del dólar americano.

Ochosén:

    Moneda de cobre del antiguo reino de Aragón, que valía un dinero y dos meajas, o sea ocho meajas, y era el sueldo menor.

Ochota:

    Pieza de cobre con valor de 8 maravedíes de vellón.

Onza:

    Moneda antigua de oro de valor de 8 escudos, también llamada familiarmente en la antigüedad "ojo de buey". Peso ponderal equivalente a 1 de las 16 partes en que se divide la libra, hoy 287 decigramos.

Onza troy:

    Medida de peso inglesa que se emplea para metales preciosos y pedrería, equivale a 31,103 gramos. Su abreviatura es Oz.

Oquedad:

    Espacio en el que un cuerpo sólido queda vacío, naturalmente o artificialmente.

Ordenanza:

    Mandamientos, reglas, edictos, provisiones, disposiciones, etc., promulgados por los gobiernos soberanos para fijar el valor de las monedas, reglamentar su circulación y su legislación.

Orfebre:

    Persona que hace trabajo artístico sobre metales preciosos. Su etiología son los términos latinos "Auri faber", el que trabaja el oro.

Oricalco:

    Aleación de cobre y zinc. En época del alto-imperio se utilizo para acuñar sestercios y dupondios.

Orla:

    Adorno que llevan algunas monedas y medallas, que va unida al listel de su borde, y aparece en distintas formas; rayas, estrías, puntos, hojas, etc. Puede aparecer tanto en el anverso como en el reverso.

Oro:

    Metal precioso monetizable por excelencia, por reunir todos los requisitos exigibles a una moneda, de color amarillo, muy dúctil, maleable y pesado. Su símbolo químico es Au.

Oro nuremberg:

    Aleación que contenía un 5% de oro, 90% de cobre y otros metales y se tiene conocimiento que se utilizo por la Casa de Cuba para hacer unas pruebas en 1968, no siendo satisfactorio los ensayos y abandonándose este proyecto.

Paco:

    Mineral de plata con ganga ferruginosa, fácil de fundir.

Paduano:

    Nombre dado a las imitaciones de piezas antiguas hechas en el siglo XVI por los paduanos Barsiano y G. del Cabrino. Es traducción del italiano "padouano".

Paleografía:

    Ciencia que descifra, lee y estudia las formas antiguas de escritura.

Pallar:

    Elegir la parte más rica de los minerales.

Pallofa:

    Pieza monetiforme de latón u otro metal, acuñadas en su mayoría por una sola cara y utilizadas en los cabildos de las catedrales y otras iglesias con coro, para el pago interior de sus canónigos y sirvientes. Se usaron en los siglos XV y XIX especialmente en Cataluña y en el sur de Francia.

Pallón:

    Esferilla de oro y plata que saltan en la operación de copelar, en el ensaye de los minerales. También llamada en plural PALLONES.

Pantógrafo:

    Aparato para reproducir a escala un original.

Pareadas:

    En heráldica. Figuras iguales puestas una al lado de la otra

Parpalla:

    Moneda de cobre que valía dos cuartos.

Particular:

    Moneda acuñada por particulares.

Pasante:

    En Heráldica. Animal en actitud de andar o pasar.

Patacón:

    Moneda moderna de plata, acuñada en los Países Bajos, cuyo peso es de una onza y la cual está cortada con tijeras.

Patena:

    Medalla grande con una imagen esculpida que se usaba a modo de alhaja o dije.

Pátina:

    Especie de barniz que adquieren los objetos con el paso del tiempo y que alteran su aspecto superficial. La más característica es la del cobre y bronce, con colores pardos y verdes. A veces los falsarios producen pátinas sobre las monedas a base de, compuestos de ácidos amoniacales para engañar a los coleccionistas sobre la autenticidad de la pieza ofertada.

Patrón:

    Típico adoptado para la unidad monetaria. Moneda que sirve de unidad-base en un sistema monetario, puede ser monometálico o bimetálico, según sea el patrón simple o doble, es decir, puede ser una unidad-oro o una unidad-plata.

Pecúnia:

    Dinero, en latín. Viene de "Pecus" = oveja, porque ésta fue unidad económica.

Pelón:

    A la muerte del rey D. Alfonso XII el 25 de Noviembre de 1885, su esposa Mª Cristina de Habsburgo asumió la regencia de España, ordenando que se continuanara con la fabricación de monedas con el busto del rey. Véase ACUÑACIÓN PÓSTUMA. El 17 de Mayo de 1886 nació Alfonso XIII y dos años después se empezaron a emitir las primeras monedas con su busto, el pueblo denomino esta primera serie como la del “PELON”.

Pelucona:

    Denominación con la que se conocen las monedas de ocho escudos de Felipe V, Fernando VI, Carlos III, Carlos IV y Fernando VII, en las que aparece el busto del rey llevando peluca.

Pequeño bronce:

    Dícese a la moneda romana de este material.

Perendengue:

    Moneda de vellón antigua que valía cuatro maravedíes en el siglo XVII.

Perforada:

    Moneda que presenta una perforación, generalmente circular, para disminuir su valor.

Perforado:

    Se dice de la moneda que oficialmente es puesta en circulación con un agujero central, hecho en la fábrica. La primera moneda española con agujero central fue los 25 Céntimos - 1927 PCS en el reinado de Alfonso XIII, que medía 4"5 mm. Hecho motivado para diferenciarla fácilmente de las monedas de 2 Pesetas de plata, de un modulo similar y con un valor superior de ocho veces más y ante el rechazo del publico a su uso, se procedió a su perforación.

Permiso:

    Diferencia consentida por la ley monetaria, entre el título o peso efectivo de acuñación y los que exactamente debe tener. Si la diferencia es en más se llama "Fuerte" y si es en menos "Feble".

Perra chica:

    Moneda de cobre o aluminio que valía cinco céntimos de peseta. Véase PERRA GORDA.

Perra gorda:

    Nombre popular, por la que se denominaba la moneda de diez céntimos de cobre, emitidas en 1870 durante el periodo del Gobierno Provisional. El pueblo al ver el león que alegóricamente representaba el Imperio Español en su reverso y corresponder sus emisiones entre los años de 1870 a 1876, con el declive de las posesiones y territorios de ultramar, de forma despectiva empezó a decir que más parecía una perra que un león. Tomando así su nombre popular de Perra gorda (10 Céntimos) y Perra chica (5 Céntimos) Por extensión se siguieron llamándose a las monedas de aluminio de igual valor emitidas durante el periodo del General Franco.

Pesante:

    Moneda de cuente de los siglos XV-XVI aplicada a la moneda andalusí. Ponderal de medio adarme.

Peseta:

    Según el Decreto-Ley firmado por parte del Ministro de Hacienda D. Laureano Figuerola, de fecha 19 de Octubre de 1868, en su articulo 1º se instaura un nuevo sistema monetario basado en la PESETA como unidad monetaria única, disponía que “en todos los dominios españoles la unidad monetaria será la peseta, moneda efectiva equivalente a 100 céntimos”. Esta palabra empezó a utilizarse en Cataluña para denominar a los reales de a dos castellanos labrados en Barcelona durante la Guerra de Sucesión (1705-1714). En el período de la Ocupación Francesa de Barcelona (1808-1814) se emitieron las primeras monedas en que consta este valor, la encontramos también en emisiones de la Guerra de la Independencia de Girona, Lleida y Tarragona, así como en una emisión de Baleares de 1823 y en otra de Barcelona de Isabel II (1836-1837). Después de la Revolución de 1868, se instaura un nuevo sistema monetario, acorde con las disposiciones de la Unión Monetaria Latina (1865) y cuya unidad será la peseta, que se divide en 100 céntimos. Se dispone la acuñación de: piezas de oro de: 100, 50, 20, 10 y 5 pesetas, con ley de 835 milésimas, y a razón de 3100 pesetas por kilo; monedas de plata de: 5, 2, 1, 0"50 y 0"20 pesetas, con ley de 835 milésimas, y a razón de 200 pesetas por kilo; en bronce se emitieron monedas de 10, 5, 2 y 1 céntimo a razón de 10 pesetas por kilo. A excepción de las 50 y 5 pese tas de oro, todas estas piezas fueron emitidas a lo largo del período que va de 1869 a la segunda República, aunque no todos estos valores lo fueron en la misma época y con el mismo tipo. Aunque no estaba previsto en esta disposición, por una orden de 21 de mayo de 1871, se autorizó la emisión de monedas de 25 pesetas, que se acuñaron bajo Amadeo I y Alfonso XII. A finales de la Guerra Civil (20 enero de 1939) se ordena la retirada de la moneda de plata, que seguía circulando junto con las diversas emisiones realizadas por el Gobierno de la República o con las originales a lo largo de la contienda, y se sustituye por emisiones en aluminio, cobre y papel moneda, a las que más tarde se sumaron las de cupro-níquel y una emisión especial en plata de baja ley, (800) milésimas. En 1.982 el aluminio sustituyo al cobre en la fabricación de la Peseta. Su final como moneda y su desaparición como tal el 1 de Enero del 2002, se cierra una parte muy importante de nuestra Historia y de su historia, porque han sido casi 134 años entre nosotros, podemos gritar a muerto la Peseta, viva el nuevo Euro. La primera moneda que se grabó con el nombre de Peseta se acuño en la Barcelona ocupada por las tropas francesas de Napoleón I (1808-1814), siendo su hermano José I. Años más tarde se acuña también a nombre de Isabel II (1836-1837) una serie de piezas de 1 Peseta para pagar a los soldados que defendían los derechos de sucesión de Isabel frente a Carlos V, durante la II Guerra Carlista. La primera moneda emitida, en plata, en cumplimiento al Decreto-Ley de 19-10-1868, era también la primera vez que no aparecía el nombre de España, hecho que no ocurría desde la unificación de España por los Reyes Católicos.

Pesetón:

    Moneda de dos pesetas acuñada desde el Gobierno provisional (1869) a Alfonso XIII.

Pesillo:

    Diminutivo de peso. Balanza muy pequeña y exacta que sirve para pesar monedas.

Peso:

    Primera acepción: Valor ponderal de una moneda. Segunda acepción: En términos generales se aplica al real de a ocho de los Austrias y de los Borbones. Con esta denominación se acuñaron en Filipinas unas emisiones destinadas únicamente a circular en aquel territorio durante los reinados de Isabel II, Alfonso XII y Alfonso XIII. Bajo Isabel II se emitieron los valores siguientes:
* 4 pesos oro (equivalente a 80 reales de la Metrópoli)
* 2 pesos oro (equivalente a 40 reales de la Metrópoli)
* 1 peso oro (equivalente a 20 reales de la Metrópoli)
* 50 centavos de peso (equivalente a 1 escudo de plata de la Metrópoli)
* 20 centavos de peso (equivalente a 40 céntimos de escudo)
* 10 centavos de peso (equivalente a 20 céntimos de escudo)

Alfonso XII labra nuevamente los 4 pesos, así como las piezas de 50, 20 y 10 centavos. Con Alfonso XIII se acuñan las últimas piezas destinadas a Ultramar con los valores de 5, 10, 20 y 50 centavos de peso. Además, se emite el llamado "peso alfonsino" en dos emisiones, una de 1897 destinada a circular en Filipinas y otra de 1895 para circular en Puerto Rico. Esta última tenía un divisor de 40 centavos de peso. El "peso alfonsino" equivale a las 5 pesetas circulantes de la Metrópoli.


Peso gallo:

    Véase COPIAPO.

Peso (variante de):

    El peso de las monedas es muy variable por usarse cospeles de distintas procedencias, que no siempre observan rigurosamente las especificaciones oficiales. Es coleccionable cualquier moneda que exceda en un 5% de su peso oficial, como mínimo. Antiguamente las monedas de peso superior a lo normal se llamaban "trabucantes". En esta última variante ha de tenerse en cuenta el desgaste normal de circulación que, a veces, puede falsear el peso. La tolerancia oficial (permiso en feble o fuerte) permite sólo diferencias en más o menos de hasta un 15 por mil.

Piastra:

    Se conoce con esta denominación a los pesos grandes de plata europeos, y equivale al peso duro de ocho reales de plata. El valor cambiaba según el país, aunque las piastras españolas eran admitidas universalmente a partir de la introducción del escudo de plata español en Italia en el siglo XVII, donde se fijó la denominación de piastra. En España la más conocida fue la "columnaria", oriunda de México bajo Felipe V (1732) y retirada por Carlos III (1772), Existieron numerosas modalidades según el peso, ley, ceca y año, siendo las principales las siguientes piastras: de España, vieja o sevillana, fuerte, mejicana, vieja de México, spagnola, piastra pillar, piastra d"or, forte, d"or y pezza da 8 de pillar.

Pictografía:

    Escritura compuesta por pictogramas o signos que representan esquemáticamente un objeto real.

Pictograma:

    Signo de la escritura de figuras o símbolos.

Pieza:

    Sinónimo de moneda, se emplea para realzar por algún motivo especial, la antigüedad, el metal, la conservación, etc.

Pila:

    Hierro que está debajo del cuño superior que acuña la moneda o medalla. Receptáculo de los hornos de fundición en el cual cae el metal fundido.

Piñones:

    En sentido figurado adorno en forma de puntos o perlas que llevan algunas monedas y medallas cerca de su listel. Véase también GRAFILA.

Pistola:

    O pistole, como se conoció en Francia a la moneda de oro española o hispanoamericana con valor de dos escudos. Este apelativo se debe al nombre de Brunswich, de Mecklemburgo, de Berna y de algunos estados de la Iglesia.

Plata:

    Metal precioso blanco, dúctil y maleable más pesado que el cobre y menos que el plomo. Su símbolo químico es Ag.

Platero:

    Dícese del artífice que labra la plata.

Platino:

    Metal precioso, uno de los más pesados, de color plata, aunque menos vivo y brillante, muy duro y menos dúctil que el oro. Su símbolo químico es Pt.. El primer país que acuño monedas en platino fue Rusia, en el reinado de Nicolás I (1825-1855), monedas de 12,6 y 3 rublos.

Plomo:

    Metal pesado, dúctil, maleable y blando. Siendo su símbolo químico Pb.

Ponderal:

    Peso que expresa el valor de las monedas de oro, plata o cobre según el peso de las minas.

Pragmática.:

    Ordenamiento soberano, similar a la Ley en su fuerza obligatoria, que tiene su origen en la potestad legislativa de un príncipe que no comparte con nadie su poder.

Premio:

    Aumento de valor que adquieren algunas monedas por el curso del cambio.

Prensa de volante:

    Máquina utilizada para acuñar moneda consistente en una caja de hierro o de bronce provista de un tornillo central (husillo) accionado por un brazo horizontal terminado en pesadas bolas de las que pendían correas para ser tiradas por hombres. Los troqueles de anverso y reverso se ajustaban al husillo y a la parte inferior de la caja, colocando entre ambos el cospel que quedaba impreso por medio de sucesivos golpes.

Prensa monetaria:

    Máquina inventada por el alemán Dietrich Uhlhorn, hacia 1830 que vino a sustituir a las de presión hecha por el tornillo del volante y por la ejercida por palanca . Posteriormente se desarrollaron otras, como la Thonnelier en 1945, que su ritmo de trabajo era muy elevado al usarse el vapor y electricidad para mover estas maquinas.

Prieta:

    Moneda castellana medieval de color negro.

Prieto:

    Dicese prieto o negro a la moneda de vellón con mucha liga de cobre.

Primitiva:

    Tipo de moneda utilizado antes de tener los pueblos primitivos conocimiento de la moneda metálica, adoptando para sus trueques, generalmente, productos naturales o artificiales.

Principal:

    Moneda o unidad monetal que sirve de patrón en un sistema monetal, y sobre la que se establecen como patrón los valores de múltiplos y divisores; la peseta actualmente.

Proof:

    En numismática se emplea para indicar aquella moneda que ha tenido una acuñación especialmente esmerada y con un contraste entre las imágenes mateadas y el fondo plano en brillo espejo. Este efecto se consigue con un acabado especial de los cuños, que deja mate la imagen y la superficie totalmente pulida, y con la utilización de cospeles o discos de moneda sin acuñar con la superficie completamente lisa.

La acuñación se lleva a cabo en prensas de gran precisión que pueden golpear varias veces el cospel para que la imagen del cuño quede perfectamente expresada. La alimentación de estas prensas es manual para evitar que los cospeles se deterioren al golpearse. Después de cada acuñación se limpian los troqueles y se sustituyen como máximo cada dos mil estampaciones. Para no dejar manchas ni huellas, los operarios utilizan guantes en los diferentes procesos de manipulado, que se realizan con máximo cuidado.

Las monedas PROOF tienen la categoría de "No circulada".


Provincial:

    Moneda batida en una región o provincia de un país, con autonomía propia, dentro de su centro emisor.

Provisional:

    Moneda acuñada en circunstancias especiales de escasez de metal y cuyas características reflejan la precariedad de la situación. De aspecto tosco, aunque algunos ejemplares son de gran belleza, la mayoría se fabrican en momentos de guerra, empleando materiales muy diversos, entre ellos el papel, originando en cierta medida la estabilización del papel moneda. Por último, la moneda provisional acusa ciertos matices locales ajenos al cuño oficial.

Prueba:

    Sinónimo de ensayo, moneda acuñada antes de la aprobación definitiva del tipo que se adoptará. Las pruebas de una moneda son los elementos de trabajo necesarios para lograr el diseño que, definitivamente se adoptará. En ella se mezclan motivos y metales y casi nunca llegan a manos del público, ya que finalmente, suelen convertirse en raras piezas de museo.

Pruebas de Reginald Huth:

    Se tratan de fantasías (monedas inventadas), o como algunos otros prefieren llamarlas "Pruebas Huth".

Sir Reginald Huth (Banquero representante del Banco de España en Londres) fué un afamado coleccionista británico que a principios del siglo XX, enamorado de la moneda española, se dedicó a realizar una serie de "monedas" en todo tipo de metales. No solo inventó tipos e incluso valores inexistentes en el monetario de la época, hizo este tipo de moneda para su obsequio y creó tal confusión que incluso en algunas casas de subastas han bautizado sus inventos como "pruebas". Al parecer encargó sus acuñaciones a los grabadores y medallistas de la firma Pinches & Co de Londres que combinaron el gusto artístico y realizaron un magnífico trabajo.

Sir Reginalt, tenía predilección por la Casa Real española, especialmente por la reina Isabel II. Plasmó a la reina al más puro estilo Victoriano en diversos metales, también realizó acuñaciones de la regenta María Cristina y de Alfonso XIII.


Punta seca:

    Dibujador de acero para el trazado de líneas del modelo sobre matriz.

Puntos secretos:

    Ciertas señales efectuadas, sobre la moneda, como medida de seguridad de su autenticidad. Durante la alta y baja Edad Media se emplearon rayas, puntos, glóbulos, etc., que representaban la marca especial de cada ceca; durante la Edad Moderna se adoptó la fórmula de reproducir en el grabado las siglas del nombre del ensayador, los monogramas de las cecas o similar, como medida preventiva de falsificación.

Punzón:

    Instrumento de acero usado de antiguo para la acuñación de moneda, mediante golpe de martillo, que tenia en hueco la impronta de esta. En realidad era un punzón cuño. El progreso en la técnica de la acuñación monetaria lo convirtió en la herramienta para la fabricación del cuño de acero llamado matriz. Instrumento de acero que tiene en la boca un relieve que hinca por presión o percusión quedando impreso en el trabajo que ha hecho el orfebre distinguiéndolo de otros talleres u orfebres e identificando la ciudad, el año e incluso la pureza del metal empleado. Tiene la misma aplicación que el cuño, ya que se trata de una pieza de acero en cuyo extremo achatado se han grabado previamente los tipos a reproducir; al golpearlo sobre el cospel con el martillo o tas, se consigue en huecograbado la impronta deseada. En Hispanoamérica hasta la aparición de la moneda de cordoncillo, en la acuñación de la matriz o del cuño se utilizaban varios punzones, como los de números, letras, gránete, armas, etc., de acuerdo con las figuras y leyendas de la impronta de la pieza a acuñarse.

Radiante:

    En heráldica. Figura que despide rayos.

Rampante:

    En heráldica. Animal, generalmente león, levantado sobre sus patas traseras.

Rara:

    Moneda no frecuente. No siempre mantiene relación con su precio en el mercado numismático.

Rareza:

    Se entiende la escasez de un determinado tipo de moneda. El interés y la cotización de las piezas dependen en gran medida de este factor. Para expresarlo hemos establecido el siguiente código:

UEjemplar único 1 ejemplar
R5Pocos ejemplares2-5 ejemplares
R4Extremadamente raro   6-20 ejemplares
RRR Rarísima20-50 ejemplares
RRMuy rara50-100 ejemplares
RRara100-500 ejemplares
EEscasa500-2.000 ejemplares
CComúnMás de 2.000 ejemplares


La rareza también debe valorarse dentro de cada grado de conservación. Una moneda común (C) en estado MBC, podría ser escasa (E) en estado SC. Normalmente cuanta mejor es la conservación mayor rareza.

La rareza no tiene porqué depender del número de acuñaciones realizadas. Ya que los ejemplares acuñados son retirados de la circulación y destruidos cuando se sustituyen por nuevos tipos. Puede que se hayan acuñado millones de monedas de un año y tipo, pero que solamente se conserven unos miles en la actualidad.

La rareza no siempre marca el precio de una moneda, aunque es un buen indicativo. El precio depende siempre de la oferta y la demanda, e incluso estas también pueden variar a lo largo de los años.


Rayas:

    Hendiduras lineales, intencionadas o no, que presentan las monedas.

Reacuñación:

    Nueva emisión de moneda ejecutada con los cuños originales (o reproducidos) de una acuñación anterior. Modernamente, algunos países realizan reacuñaciones de sus monedas de plata u oro del pasado siglo o de principios del presente. En España la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre reacuñó, en 1961, las 25 pesetas de Alfonso XII del año 1876 y las 10 pesetas del mismo reinado del año 1878. Del reinado de Alfonso XIII se reacuñaron las 100 pesetas y las 20 pesetas de 1887 y 1896. En el año siguiente, se volvieron a reacuñar todas ellas. Naturalmente, estas emisiones llevan alguna característica que las diferencia de las de época y su cotización en el mercado numismático es, en general, algo inferior. Por estar legalmente emitidas por el Gobierno, estas monedas no pueden considerarse como falsificaciones.

Reacuñada:

    Moneda reutilizada con diferente cuño, pero donde se advierte aún la impronta anterior. Generalmente, se recurría a este sistema en momentos de escasez de metal, así como en el caso de monedas extranjeras reacuñadas con tipos del país que se apropiaba de las mismas. Se trata de un sistema de reutilización muy antiguo, conocido en el mundo clásico y que en numerosas ocasiones se estudia dentro del resello.

Reacuñar:

    Resellar una moneda por otro país distinto al que la acuñó, para darle validez en su territorio. El gobierno portugués, usó un resello de unos 9 mm. con la marca "GP coronadas" para la circulación de moneda española en su colonia de Azores..

Real:

    Denominación aplicada a las monedas acuñadas por el rey. Se refiere a monedas de diversos valores y tipo según fecha y época. Su tradición se remonta a la Baja Edad Media, cuando además del rey, podían emitir monedas los señores feudales a los que se les hubiera otorgado la prerrogativa de labrar moneda propia. Moneda de plata española acuñada por los Borbones. Sus orígenes se remontan a la Edad Media, siendo una moneda emitida en los reinos de Castilla y Navarra, así como en varios de los países que integraban la Confederación Catalano-Aragonesa, de acuerdo con los sistemas monetarios vigentes en estos estados. En el año 1497 los Reyes Católicos llevan a cabo una reforma monetaria, de la que arranca el real de la Edad Moderna, el cual se acuñará desde esta fecha hasta el siglo XIX. En la disposición dada por los Reyes Católicos en la pragmática de Medina del Campo de dicho año, se establece la acuñación de los siguientes valores: real, medio real, cuarto de real y octavo de real. Posteriormente, aparecen los múltiplos del real, que son: el real de ocho o duro, real de a cuatro y el de a dos, y en cuanto a sus divisores sólo se acuña el medio real. Estos valores se batieron en la Metrópoli y en los territorios de Ultramar. Durante el período de dominación francesa (1808-1814), José Napoleón dispondrá que en la moneda de oro y plata se estampe su valor en reales de vellón: "veinte reales", en lugar del real de a ocho, "ochenta reales" en lugar de dos escudos, etc. Este sistema se mantiene en algunas emisiones de Fernando VII y de Isabel II.

Real de 50:

    Véase cincuentín.

Real de a ocho:

    Moneda española de plata con valor de ocho reales, la que se acuño en las cecas de ultramar, se considera como la primera moneda de uso universal por la aceptación que tuvo en todo el mundo. Véase OCHO REALES

Real de vellón:

    Unidad de cuenta. 2,5 reales de vellón equivalían aproximadamente a un real de plata.

Rebaba:

    Porción de material sobrante que forma saliente en el canto de algunas monedas.

Recocho:

    Aparato donde se calentaban los rieles de metal para hacerlos más dúctiles.

Recocido:

    El recocido es un tratamiento térmico de cuya finalidad es el ablandamiento, la recuperación de la estructura o la eliminación de tensiones internas generalmente en metales.

Antes de laminar, estirar o aplanar los rieles, había que pasarlos primero por el horno de recocido donde se templaban, haciéndolos más dúctiles, lo que se conseguía sometiendo los rieles a temperaturas inicialmente altas, pero que enseguida se hacían descender de manera gradual para que el enfriamiento tuviera lugar con mucha lentitud. Este horno se situaba cerca a la sala de laminación, ya que tras cada paso por los rodillos había que volver a recocerlos. Había que recocer el riel tras cada paso por el laminador. Según el metal, la época y la calidad de la maquinaria, había que pasar los rieles entre 4 y 10 veces por el laminador hasta que llegase a tener el grosor adecuado correspondiente a la moneda. Por esta razón había un constante ir y venir de obreros llevando los rieles entre los laminadores y hornos de recocido. El recocido consumía grandes cantidades de carbón, por lo que se intentaba ejercer la máxima eficacia tanto en el laminado como en las correctas temperaturas del recocido.


Recortada:

    Con el propósito de disminuir el peso y recuperar parte del metal se cortaba fraudulentamente parte del cospel, siguiendo su misma forma geométrica. Es relativamente frecuente en moneda medieval de plata o de oro. Dícese también a la pieza que ha sufrido un recorte por parte del ajustador, con objeto de darle peso adecuado; excelentes ejemplos son las Macuquinas.

Recorte:

    Corte de los rieles de las monedas o cospeles.

Se ejecutaba en diferentes momentos según la técnica de acuñación, siendo similares las máquinas recortadoras. Cuando se acuñaba a rodillo en el ingenio, la moneda se recortaba después de que el riel recibiese la impresión de la moneda. Más tarde, cuando se comenzó a acuñar en prensas de volante, el cospel, o disco de metal, se recortaba primero del riel, y luego era recocido y blanquecido antes de ser acuñado en el volante. El recorte de monedas acuñadas a rodillo estaba sujeto al emplazamiento lineal de las monedas sobre el riel. Cuando se recortaba primero el cospel, el operario podía aprovechar cualquier espacio en el riel para sacar el disco, lo que reducía notablemente la cantidad de cizalla restante.


Redondo:

    Véase galano.

Reensaye:

    Someter a la moneda a un nuevo ensaye.

Relevada:

    Figura que resalta como principal en las monedas o medallas.

Relieve:

    Impronta que resalta sobre el plano de la moneda o medalla.

Religa:

    Porción de metal que se añade en una liga o aleación para alterar sus proporciones.

Remache:

    Operación efectuada por los oficiales de una ceca, que consistía en sellar con una marca las barras y rieles, con el título del fino, peso y número.

Remalato:

    Moneda mal sellada.

Rendición:

    Cantidad de piezas acuñadas en un período determinado pero que carece de la autorización del Estado para su circulación.

La rendición de la moneda acuñada la hacía el maestro de moneda, ante el tesorero, mientras que el balanzario pesaba las partidas y el escribano apuntaba todo en un cuaderno. Durante esta operación se efectuaban pruebas de peso y ensaye a monedas escogidas al azar para verificar que el promedio de las piezas tenía las cualidades correctas.


Repicada:

    Reduplicación de los tipos de una moneda debidos a una doble acuñación, con posición diferente de uno o de ambos cuños. Es bastante frecuente en la moneda medieval.

Repintada:

    Se llama así a la moneda que presenta una doble impresión de cuño, bien parcial o totalmente. En las máquinas automáticas, la exactitud en la sincronización de movimientos puede engendrar problemas. Si el cospel no es depositado a su tiempo en la cámara de acuñación, el impacto del troquel se transforma en un choque entre ambos troqueles, el del anverso que desciende contra el del reverso fijo, causando el que se acuñen mutuamente algo de su propio grabado. En el próximo cospel que se acuñe aparecerá, incuso, el grabado realizado por la percusión del troquel del anverso sobre el del reverso y viceversa. El repintado puede ser simple en anverso, reverso o en ambas caras. Es posible encontrar monedas con doble o con triple repintado. Tratándose de un fallo corriente de sincronización, el error resultante es muy común y, por tanto, de poco valor como variante.

Rescate:

    Se entiende por el oro y plata adquirida por la Real Hacienda para posterior acuñación.

Resellada:

    Moneda a la que se le ha punzonado un nuevo sello para su circulación, alterando su valor primitivo en más o en menos, o reafirmando la buena ley de su metal.

Resellar:

    Contramarca que se imprime en una moneda. Generalmente, se hace con la moneda extranjera, con la intención de darle curso legal en un país que no es el suyo de origen. Esta peculiaridad se halla con frecuencia en los reales de a ocho españoles, que por su prestigio circularon por diversos países de América y Asia. El resello puede deberse también a cambios legales del valor facial de la moneda o para autentificarla en caso de abundar falsificaciones.

Resello:

    Segundo sello que se añade a una moneda con objeto de cambiar su valor facial, ampliar su ámbito de circulación, etc. Aunque una moneda que ostenta un resello no oficial no puede considerarse una variante, la consideramos material coleccionable por lo que representa de historia de la época, sirviendo de complemento a la colección. Este grupo reúne los resellos políticos, los de cambio de valor o numerales, los que ostentan siglas o letras, así como los publicitarios. Véase también MONEDA SATÍRICA.

Resello de bambas:

    Resello utilizado en las Islas Canarias sobre 1734, para dar valor a la moneda, denominada Bamba (Véase BAMBA). Era de unos seis milímetros, con un león pasante de tres patas, dentro de una orla o roseta de 8 a 14 lóbulos.

Resello de rejilla:

    Contramarca que aparece en algunas monedas españolas, especialmente en el circulante de la isla de Cuba, en el período colonial. Por Real Orden del Gobernador General de Cuba en 1841, se autorizó el uso de este resello para habilitar la moneda acuñada en España, e importadas a la isla de forma ilegal, ya que el cambio era más favorable en la isla. Se estampó principalmente en las "pesetas sevillanas", dos reales de plata provincial de Carlos III, Carlos IV y Fernando VII Cuatro reales de vellón de José Napoleón y de Fernando VII, denominadas así, porque el pueblo cubano consideraba que procedían de esta ciudad española. La figura de los punzones es un pequeño cuadrado de hierro de dos líneas de lado.

Restaurada:

    Moneda legítima, que habiéndose desgastado por el uso, ha sido retocada para su mejoramiento.

Reverso:

    En monedas y medallas, cara opuesta al anverso. Cara secundaria de la moneda donde pueden estar grabado el escudo y el valor.

Reverso de medalla:

    Se dice cuando el anverso y el reverso coinciden al ser girados sobre su eje. Ya que, tradicionalmente, las medallas están acuñadas para que tengan una alineación de 0 ó 360 grados, en el caso de las monedas están alineados es de 180 grados. Si se coge una moneda y se la hace girar y éste giro coincide se dirá que tiene reverso de medalla. A veces esto es debido a un error, siempre que no haya sido diseñada de esta forma.

Reverso girado:

    Son las que habiendo girado un troquel sobre sí mismo, son acuñadas normalmente, pero el reverso no coincide con el anverso en cuanto a su posición normal, habiéndose desviado a derecha o izquierda del eje vertical de la moneda. El reverso girado total (180 grados) se llama también reverso invertido, con referencia a la moneda-tipo. La no coincidencia de ambas caras se mide con un transportador de ángulos, considerándose la máxima desviación el reverso invertido a 180 grados. En las mediciones intermedias o menores, debe mencionarse si el número de grados corresponden a la derecha o a la izquierda del eje vertical, a partir de la posición en doce horas, es decir en cero grados.

Reyuno:

    En Chile, a la moneda que llevaba el sello del Rey de España.

Riel:

    Barra pequeña de metal fundido en bruto. Barra de plata u oro.

Rielera:

    Unión de varios rieles.

Rieles:

    Molde generalmente de hierro, donde se vacía el metal en fusión para fabricar el riel utilizado en el corte de los cospeles

Rizos:

    A la muerte del rey D. Alfonso XII el 25 de Noviembre de 1885, su esposa Mª Cristina de Habsburgo asumió la regencia de España.. El 17 de Mayo de 1886 nació Alfonso XIII y dos años después se empezaron a emitir las primeras monedas con su busto. Véase “PELÓN” En 1891 y con motivo de actualizar la imagen del rey en todas las monedas de plata y de oro, se autorizó el segundo modelo, conocido este como “BUCLES”, todos estos nombres se usaban popularmente como forma de demostración de cariño del pueblo hacia su rey, posteriormente y ya con 9 años, salió un nuevo tipo, que en seguida fue bautizado por “RIZOS”, este fue el último modelo que se uso para acuñar moneda de 5 Pesetas. Posteriormente con 14 años se volvió cambiar los cuños, al ir vestido con uniforme militar, este se conoció como el “CADETE” Hubo otros tipos pero ya no llegaron a cuajar tanto entre la gente del pueblo, mas bien motivado por las vivencias políticas que se estaban empezando a vivir en el País, que terminaron con el golpe de estado del General Primo de Rivera acaecido el 13 de Septiembre de 1923, organizándose una dictadura miliar que suprimió la Constitución de 1876 y con la proclamación de la II Republica el 14 de Abril de 1931, el rey Alfonso XIII se vio obligado a dejar el País y ya en el exilio abdico en su hijo tercer hijo varón Juan de Borbón y Battenberg, Conde de Barcelona (1913-1993), padre del actual Rey D. Juan Carlos I.

Rodela:

    En heráldica. Escudo pequeño y ovalado, usado por las tropas de caballería

Roela:

    Disco de oro o plata en bruto.

Royal:

    Véase galano.

Rubia:

    Nombre popular dado a la peseta española, durante la II Republica (1931-1939), por avatares de la guerra la Fábrica de Moneda y Timbre tuvo que dejar sus instalaciones de Madrid y fue evacuada a la zona de Levante, se habilitaron tres factorías “B – Valencia para emisión de billetes, C – Castellón de la Plana para monedas y posteriormente en 1938 en Aspe (Alicante) la factoría D para la producción de discos de cartón para el uso como moneda, véase "MONEDA SELLO”. Una vez reubicada la fábrica en Castellón se decidió fabricar un nuevo tipo que sustituyera las acuñadas en plata en 1933 (3-4) y dado que por los efectos de la guerra civil, se hacia acaparamiento de ese metal, se realizo un nuevo diseño, el cual ya al parecer estar muy avanzado en las instalaciones de Madrid. En 1937 se acuña el nuevo diseño, llamados “uvas”, por presentar en su reverso un racimo de ese fruto. Al ser fabricada en bronce y presentar su anverso una cabeza desnuda de mujer, fue denominada por la gente como la “rubia” al asimilar la melena con ese color. Posteriormente hasta 1982 y ya restaurada la monarquía que se cambio el metal de fabricación de la peseta por aluminio, hasta entonces por extensión se siguieron llamaron a la peseta “Rubias”.

Rutilante:

    Moneda brillante de oro o plata.

Salus populi «salus populi :

    Leyenda que presenta en su reverso junto al escudo de la ciudad de Palma las monedas de 30 Sous emitidas durante el reinado de Fernando VII en 1821. En 1812 la casa de moneda de Cataluña se estableció en Mallorca como consecuencia de la guerra. En 1821 el Ayuntamiento de Palma estableció una fabrica de moneda en el castillo de Bellver, entre otros motivos para subsanar el déficit económico provocado por la epidemia de fiebre amarilla que sufría la ciudad. La moneda debía ponerse a disposición de la Junta de Sanidad para los gastos extraordinarios de aquella fiebre que estaban provocando en las arcas municipales. Para llevar a término aquel proyecto, se hizo uso de la plata de las iglesias que no se utilizaba para el culto y de las alhajas de los particulares donadas voluntariamente. La persona responsable de la acuñación por encargo directo del Ayuntamiento fue D. Ernesto Canut, se acuñaron según los datos existentes 39.098 piezas, todos con el lema “Salus populi – salud para el pueblo”, alusivo a la calamidad reinante.

S.c "senatus consulto":

    Indica que las monedas romanas que lo llevan fueron acuñadas legalmente. No todas las monedas lo llevan, lo cual no quiere decir que no sean también auténticas y legales.

Secundaria:

    Moneda auxiliar, de la principal en su sistema monetario.

Segmentada:

    Cuando el taladro que perfora la plancha, para la obtención de un cospel, lo hace sobre parte de plancha ya perforada anteriormente, al cospel resultante le falta un segmento de círculo no siendo, por ello, perfectamente redondo. Si este cospel es acuñado, adolece la moneda asimismo de una pequeña muesca curva en el borde. Se encuentran monedas con dos segmentos y, raramente, incluso son tres.

Sellar:

    Imprimir con sello.

Sello:

    Utensilio de metal que sirve para estampar las armas, divisas o cifras en él grabadas sobre el punzón, cuño o troquel.

Seña:

    Pieza de plomo, lata, madera, cuero o cartón, sustitutiva de la moneda de poco valor en las transacciones comerciales de escasa envergadura; su origen es parecido al de los jetones o "guitones".

Señal por cuño roto:

    Fina línea protuberante que refleja una grieta existente en el cuño. Aparece pocas veces.

Sencilla:

    Moneda menor con respecto a otra de mayor valor del mismo nombre y serie.

Señoraje:

    Peso retenido en las cecas por el Estado como impuesto de la acuñación de moneda. Desde antiguo el derecho de señoreaje corresponde a los reyes y soberanos, y constituye el privilegio de poseer casa de moneda en donde acuñar su propia moneda. Este derecho es símbolo de reconocimiento de la soberanía de quien lo ostenta y disfruta, y aunque en España corresponda dicha regalía a la Corona, fueron varios los señores que gozaron del mismo privilegio, toda vez que Castilla respetó, hasta el siglo XVIII, este derecho inherente a los demás reinos peninsulares.

Serie:

    Conjunto de monedas de varios valores que guardan relación entre sí, bien por el año de su acuñación, motivo, etc.

Serie conmemorativa:

    La que se emite con motivo de recordar a una persona, o un hecho.

Serie monetal:

    Conjunto de acuñaciones emitidas por una comunidad histórica, en un determinado período de tiempo.

Sic:

    Palabra latina que significa ‘así’ y se usa en textos escritos para indicar que la palabra o expresión que precede, aunque pueda parecer incorrecta o equivocada, es una transcripción o copia textual del original.

En algunas descripciones de errores en monedas se utiliza este término. Por ejemplo monedas con año cuyas cifras se acuñaron en posiciones incorrectas.


Sigilografía:

    Ciencia que se ocupa de la descripción y estudio de los sellos antiguos, empleados para autorizar documentos, cerrar pliegos, etc sus formas, cronología y tipos.

Sigla:

    Vocablo latino que significa cifra o abreviatura. Generalmente, responde a las iniciales de una o más palabras, o de algún título. Las siglas se emplean desde antiguo para expresar inscripciones y leyendas, siendo la moneda imperial romana y las bizantinas excelentes exponentes del caso. En tiempos posteriores, se empleó el mismo sistema para reproducir fórmulas latinas alusivas, así como para reseñar el nombre del ensayador de la ceca y los atributos de los monarcas.

Signo de la ceca:

    Letra o letras iniciales de una o mas palabras que usadas como abreviaturas señalaban su valor, la casa de la moneda, donde ésta se habia fabricado, o la inicial del nombre o del apellido de ensayador, la denominación del valor de la moneda. Recordemos que R nos venia decir “Real”, P nos venia a decir que se había acuñado en Potosí (Entre 1767 a 1825), en cambio el monograma de esta misma ceca era PTS.

Silicua:

    Moneda de plata romana, creada en el siglo III d.C.

Símbolo:

    Emblema, señal o divisa, que suele reflejarse en el reverso de las monedas o medallas.

Sistema:

    Método o conjunto de reglas o principios conexos acerca de determinada materia. Puede ser decimal, monetario, ponderal.

Sobreestampada:

    Moneda cuya impronta primitiva ha recibido posteriormente una nueva acuñación, bien en forma de resello o reacuñación.

Soldadura:

    Resto de metal que aparece en algunas monedas utilizadas como colgantes.

Solido:

    Moneda romana de oro acuñada a partir del siglo IV que era 1/72 de la libra y pesaba sobre unos 4.5 gramos,. Equivalía a 12 dineros.

Soplillo:

    Moneda de pequeño valor especialmente de cobre.

Sou:

    Derivación de "solidus". Aparece como valor de 30 en las Baleares durante el reinado de Fernando VII. Su equivalencia, con el sistema castellano, es el del real de a ocho. Sus precedentes más inmediatos se encuentran en la pieza de cinco sueldos catalanes, distinta en su composición, pero con la misma equivalencia.

Stock monetario:

    Es la cantidad de monedas que tiene el Estado para cubrir las necesidades de cambio o demandas del mercado.

Subasta:

    Venta pública que se realiza al mejor postor. Se puede hacer esta puja, numismáticamente hablando, bien por correo o presente en la sala. Previamente, se edita un catálogo donde se reseñan los lotes que la componen y pieza o piezas de cada uno.

Subrepticio:

    Dícese del que oculta a sabiendas la falsedad o trucaje de una moneda para obtener un beneficio, que de otro modo no lo conseguiría.

Sueldo:

    Unidad de cuenta que en época medieval equivalía a 12 dineros. Derivación del "solidus" bizantino. Esta moneda de plata atraviesa distintas etapas en cuanto a su peso y valor. Tiene preferencia de valor con el doblón de plata, el peso y el ducado, en una proporción de la vigésima parte del valor de dichas monedas.

Suelto:

    Conjunto de monedas de calderilla o de poco valor.

Superintendente:

    Director de la Ceca.

Suppositor:

    Operario romano encargado de golpear el cospel con el cuño.

Taladro:

    Cuando la moneda-tipo está perforada con un agujero central, se pueden encontrar cinco variantes: - Que el agujero se haya practicado descentrado, pero dentro o en contacto con el perímetro del círculo central. - Que el agujero esté muy descentrado, al separarse del centro de la moneda más de su propio diámetro:
Que el agujero sea más pequeño, por haberse usado un taladro de menor grosor.
Que la moneda haya sido agujereada dos veces.
Que el taladro no se haya efectuado y quede sin agujerear.

También puede ocurrir que el agujero sea más grande pero no habiendo seguridad de que se haya realizado esta anomalía en la Fábrica, no la consideramos variante. Recuérdese la moda que surgió al ponerse en circulación estas monedas, de usarlas para adornar cinturones de fantasía.


Talega:

    Bolso de cuero o de tela para guardar y transportar dinero.

Talento:

    Moneda imaginaria de los griegos y romanos. Medida de peso

Talero ó thaler de maria teresa:

    Se llama Talero ó especialmente "Thaler de María Teresa" a una moneda emitida por Austria, siendo considerada como un "Dólar de Comercio", ya que ha sido utilizada en diversas zonas que carecían de acuñación propia y, en particular, en el cercano Oriente y el norte de África. Se viene acuñando desde 1870 hasta nuestros días de forma esporádica y, en algunas etapas, por encargo en diversas cecas, últimamente y desde 1955 solamente en Viena, pero ha sido acuñada en Praga, Milán, Londres, París, Bruselas, Bombay y así hasta trece. Podemos considerar que es la moneda de plata que más piezas ha sido acuñada, ya que sobrepasa a los 800 millones de unidades.

Talla:

    Aspecto de gran importancia en el proceso de fabricación de la moneda, puesto que determina el valor intrínseco de la pieza. La talla monetal responde al número de monedas que deben obtenerse del marco específico del metal que se acuña. En este sentido, existen desde antiguo estrictas ordenanzas y leyes, especialmente sobre el patrón del oro y la plata. Tributo señorial que se percibía en la corona de Aragón.

Tallador:

    Persona encargada en una ceca de grabar los punzones con los cuales se fabrican los troqueles en hueco, utilizados en la acuñación de monedas y medallas.

Talla monetal:

    Número de monedas que entra en una unidad superior. Por ejemplo la talla del real es de 4 por peseta.

Taller:

    Lugar donde se acuñaban monedas. Véase CECA

Tao o cruz de san antón:

    En heráldica. Cruz en forma de T.

Tarín:

    Moneda moderna, realillo de plata de ocho cuartos y medio.

Tarja:

    Moneda de vellón, con cinco partes de cobre y una de plata, que mandó acuñar Felipe II, equivalente a un cuartillo de real de plata. En algunas partes, pieza de cobre de dos cuartos. Tablita o chapa que sirve de contraseña. Caña o palo sencillo en que por medio de muescas en forma de hendidura, se va marcando el importe de las ventas.

Tecnología:

    Tratado de términos técnicos.

Tejo:

    Pedazo circular de oro en pasta.

Temple:

    Operación a que se sometían los punzones, matrices y troqueles para endurecerlos, introduciéndose en el fuego recubiertos de una pasta compuesta de los mas variopintos ingredientes.

Ternet:

    Moneda de cobre de tres dineros, acuñada en el taller de Perpiñán en 1611, durante el reinado de Felipe III.

Tesorero:

    Ministro de una ceca encargado de la custodia y distribución de los metales. TESORO Depósito antiguo de dinero u objetos preciosos guardados.

Testón:

    Moneda que lleva grabada una cabeza. De testa, por tener las primeras de estas monedas grabada una cabeza. Usada antiguamente en Italia y Francia, con valor más o menos correspondiente al tostón que de ella procede.

Tetradracma:

    Múltiplo del dracma, que valía cuatro dracmas y por correspondencia, de veinticuatro óbolos. De extraordinaria calidad y belleza, comparables a medallones, los tetradracmas sicilianas del siglo V, aparecen signados por sus autores.

Tío sentao:

    Forma genérica de denominar por parte del pueblo a las monedas que presentan en su anverso a “Hispania” , modelo en que se inspiraron para hacer las primeras pesetas en la Hispana del reverso de algunas monedas del emperador Adriano acuñadas en Roma, que representaba a una matrona recostada sobre la península ibérica, a su espalda los Pirineos y a sus pies el Peñón de Gibraltar, portando en su mano derecha una rama de olivo, pese a ser una mujer se le denomino el “tío sentao”.

Tipo:

    Se denominan como tal, la figura que se reproduce en el anverso y reverso de la moneda o medalla. Dichos tipos suelen dividirse en principales y secundarios. En la moneda ibérica, la cabeza barbada a la derecha es un tipo principal, mientras que el delfín que aparece delante es un tipo secundario. De la misma manera, hay autores que describen leyendas monetales como tipos epigráficos.

Tipo parlante:

    Dícese de aquella moneda que posee un dibujo, cuyo nombre representa alguna otra cosa además de la que se quiere expresar. Hay denarios del tipo parlante de Cesar en los que se dibuja un elefante, cuyo nombre, en púnico, es Caesar.

Tiraje:

    Número de piezas que se acuña de un tipo de monedas o serie durante un espacio de tiempo. Una máquina tipo SCHULER realiza la tarea de fabricar unas 12 monedas por segundo, aproximadamente unas 350.000 monedas durante una jornada laboral de 8 horas. Estos tirajes se ralentizan cuando se trata de monedas conmemorativas, dependiendo del acabado final, una máquina acuñadora de la marca "GRÄBENER" acuña 600 piezas al día o 10.000 dependiendo si es en calidad Proof o B.U.. Actualmente existen maquinas que acuñan con una cadencia de 800 golpes por minuto, lo que representa que en solo día salen más un millón de monedas.

Título:

    Ley metálica de la moneda. Véase LEY.

Toisón de oro:

    Orden de caballería instituida por Felipe el Bueno, duque de Borgoña, de la que es jefe el rey de España. Collar de oro, con forma de eslabones, que va unido a un pedernal echando llamas, del cual pende el vellón de un carnero. Podemos observarlo en las monedas de 50 Pesetas de D. Juan Carlos I, de la serie M coronada y emitidas entre 1982 y 1984.

Tomín:

    Término numismático que se presta a confusiones, ya que según se emplee puede tener dos significados. En primer lugar, se conoce como valor ponderal, peso en que se divide el marco castellano. Por su parte, la moneda conocida como tomín aparece poco después de la conquista de América, en México, con una equivalencia de real, prolongándose el uso de dicha moneda como fracción de peso hasta la implantación del real sellado.

Toque:

    Piedra usada para el ensaye de ley del oro y plata y operación con que se determina la misma.

Torculadora:

    Prensa que se emplea para la fabricación de monedas. Con esta máquina, al pasar los discos a través de unos canales, que gradualmente se van estrechando, forman un perfil alzado en el borde de ambas caras. Véase Listel.

Toréutica:

    Dícese a cualquier trabajo que comporta relieve sobre piezas de metal de pequeño tamaño (cuños, medallas, etc.), sea positivo o negativo este relieve.

Tostón:

    En Méjico y en Nueva Granada se llamó así el real de a cuatro aunque no llevase efigie o cabeza del monarca; también se llamaron así las monedas de 50 centavos. VéaseTESTON

Trabucante:

    Se conoce como tal cualquier pieza que por un exceso de peso en la fabricación, o un recorte o alteración posterior, no se ajusta al peso establecido en la ley monetal. Se trata de un galicismo, que deriva de un vocablo francés, "treboucher"; desequilibrar, refiriéndose a las balanzas de precisión, para los pesos o "trebouchets".

Treinta " sous" (sueldos):

    Moneda de plata equivalente el real de a ocho acuñada en Mallorca bajo Fernando VII (1808-1833), en emisiones de necesidad del período de la Guerra de la Independencia y también en 1821.

Tributo:

    Moneda destinada al pago del impuesto al monarca.

Tridente:

    Moneda romana imperial de oro. Fue introducida por los romanos en el siglo III d.C. También acuñada por los bizantinos e imitada por los visigidos. Equivalia a un tercio de un áureo.

Trocado:

    Dinero cambiado o permutado en moneda menuda.

Troquel:

    Sinónimo de cuño. Molde empleado en la acuñación de monedas. Es una pieza de acero que tiene grabado en hueco la figura de la moneda que se ha de acuñar. El grabado de la impronta de los cuños se hace mediante punzones, auxiliados por buriles y otros instrumentos de puntas filosas, planas o redondas, para el excavado y perfilado de las distintas figuras y letras. Una vez finalizado este trabajo se templaba el troquel para obtener la máxima dureza necesaria para una mayor duración.

Troquel de collar:

    Es el aro o virola que rodea el cospel y el causante de la acuñación del canto (tanto si es liso, estriado o con leyenda) al contener la expansión del metal en el momento del impacto de la acuñación.

Troqueles invertidos:

    La doble acuñación puede deberse también a troqueles invertidos, cuando la segunda estampación se efectúa acuñando el anverso sobre el reverso y viceversa.

Tzontle:

    Véase CACAO.

Ultramar:

    Para España ultramar son las regiones americanas o asiáticas. El concepto adquirió un matiz político ya que, en la época del Imperio español, el término permitía nombrar a las colonias españolas en América, Filipinas y las islas del océano Pacífico. La administración y el gobierno de estos territorios estaban a cargo del Ministerio de Ultramar.

Unidad:

    Moneda patrón en un sistema monetario.

Unifaz:

    Moneda acuñada de una sola cara, por ejemplo, las arcaicas griegas llamadas incusas, actualmente no se dan, salvo en circunstancias de fabricación de monedas obsidionales o de necesidad.

Unión monetaria latina:

    La Unión Monetaria Latina, que ha tenido influencia mundial en la acuñación de las monedas de oro y de plata, se formó en 1865 por Francia, Bélgica, Italia y Suiza. Estos países se hallaban bajo patrón monetario bimetálico, con una relación entre la plata y el oro de 15.5 a 1. Esta relación fue establecida por Francia en 1803, siendo después adoptada por Italia y Suiza para sus monedas antes de formarse la Unión. De esta manera, el sistema francés fue la influencia predominante en la Unión. El tratado dispuso que la acuñación de monedas de oro continuara con una ley de .900 y que las denominaciones debían tener el mismo peso y valor. Grecia se adhirió a la Unión en 1868. Los países ya en ella, habían estado acuñando monedas bajo el sistema francés, antes de ser miembros de la Unión. A través de la Unión, Francia intentó establecer un sistema monetario universal basado en la unidad francesa. Y aunque no triunfó por completo en su propósito, cierto número de países que no eran miembros de la Unión basaron sus monedas de oro en los tipos de la Unión Monetaria Latina. Sin embargo, estos países retuvieron su unidad monetaria propia y acuñaron sus monedas de acuerdo con peso y ley específicos. Por ejemplo, la moneda de 20 Pesos de Guatemala tenía el mismo valor que la moneda francesa de 100 Francos. Los siguientes países acuñaron sus monedas de oro basados en los tipos establecidos por la Unión Monetaria Latina:
Albania
Argentina
Bélgica
Bulgaria
Colombia
El Salvador
España
Filipinas
Finlandia
Francia
Grecia
Guatemala
Honduras
Italia
Mónaco
Montenegro
Perú
Polonia
Rumania
Rusia
San Marino
Serbia Suiza
Tunicia
Venezuela
Yugoslavia

La primera Guerra Mundial produjo un grave efecto sobre la circulación monetaria de varios países, los que dejaron de acuñar las monedas de oro durante varios años. Resultado de estas dificultades fue, el fin, la disolución de la Unión Monetaria Latina en 1926. Sin embargo algunos países acuñaron oro después de esa fecha basándose en el peso y la ley establecidos por la Unión. Entre estas acuñaciones, se encuentran las monedas de Liechtenstein, Luxemburgo, Rumania y Suiza. Gold Coins of the World - 5ª Edición.


Vaciada:

    Véase FUNDIDA.

Vaciado en hule:

    Obtener un modelo en hueco, basándose en el modelo en relieve de plastilina, yeso o metal.

Vaciado en resina:

    Obtener un modelo en relieve vertiendo en el modelo de hule en hueco.

Valor:

    El valor es un requisito esencial de la moneda, ya que ésta es en sí misma una mercadería escogida para servir de patrón en los cambios.

Valor de la moneda:

    Es el precio que alcanza una moneda en el mercado como objeto de antigüedad. En el mismo influyen, especialmente, su grado de rareza y su estado de conservación.

Valor efectivo:

    Véase VALOR INTRÍNSECO.

Valor facial:

    El que figura grabado en la pieza monetaria

Valor intrínseco:

    Es el que resulta del precio que tiene en el mercado el metal con que está fabricada una moneda y dependerá de su peso y ley.

Valor legal:

    Se trata del precio de circulación de una moneda, el cual es establecido por el gobierno que la ha emitido. Suele estar impreso en la misma.

Valor nominal:

    Véase VALOR LEGAL.

Valor relativo:

    Viene representado por el poder adquisitivo de la moneda. Es difícil de determinar, ya que depende de dos variables, el del metal de la moneda y el de la mercadería con la que se compara, de acuerdo ambos con la ley de la oferta y la demanda.

Variante:

    Se considera como variante a toda aquella moneda que por error, rotura del troquel, defecto de acuñación u otra circunstancia, presentan ciertas diferencias, de la acuñación coherente con el diseño original finalidad y objetivos previstos por la ley.

Variante compuesta:

    Variantes compuestas o múltiples son las que reúnen en una sola moneda dos o más variantes simples, sin causa común.

Veedor:

    Funcionario de la Real Hacienda, encargado de vigilar las fusiones de oro y plata en las Casas de Moneda.

Veintén:

    Denominación que nace del propio valor de la pieza, equivalente a 20 reales de vellón. En realidad, el valor del veintén cambia según la época, ya que se conoce como tal a cualquier múltiplo veinte veces superior al valor de la moneda tomada como unidad; así, su equivalencia a lo largo del tiempo fue: doblilla, coronilla, escudillo y durillo.

Veinte reales de vellón:

    Moneda de plata acuñada por José Napoleón en Madrid de 1808 a 1813 y también por Fernando VII en el trienio liberal (1820-1823) y en el último año de su reinado (1833). Sustituye y equivale al real de a ocho o duro. En el reinado de Isabel II (1833-1869) sigue emitiéndose este valor con análogas características de peso y metal, pero además, se emite una moneda de oro con este valor facial, que equivale a los 20 reales en plata o duro.

Veinticinco pesetas:

    Moneda de oro acuñada por Amadeo I (1870-1873) y Alfonso XII (1874-1885). Equivale a cinco duros de oro.

Vellón:

    Liga de plata y cobre que se labró en moneda antiguamente. También recibe este nombre a la aleación de cobre, latón, plomo y un poco de estaño. Moneda de diferente valor en la historia numismática. Responde al metal empleado en su fabricación. Ante la escasez de metal noble se comienza a batir en la Edad Media moneda de cobre con liga rebajada de plata, cuya apariencia plateada le asemejaba a las de las monedas de plata de ley. Aunque en la antigüedad se registran ejemplos parecidos, el uso de la liga de cobre y plata conocida como vellón se extiende por Europa desde Francia, donde se conocía como "billón", de ahí se derivación. En España, esta moneda desempeñó un importante papel por tratarse de moneda cotidiana; registrándose en el siglo XVIII irregularidades y desequilibrios por su correlación con los valores de oro y plata.

Venera:

    Sinónimo de concha, usada por lo peregrinos del camino de Santiago.

Veta:

    Filo o rebaba.

Vigo:

    Ciudad española de igual nombre. Moneda inglesa labrada con el metal capturado por la flota inglesa en nombre de la Reina Ana (1702-1714 de Inglaterra) y para conmemorar este hecho, bajo su busto aparece VIGO. La acción naval de Vigo aconteció el 23 de Octubre de 1702 en las proximidades de su puerto. Un fuerza anglo-holandesa esperan y destruyen una flota de 19 galeones procedentes de Nueva España y la escuadra francesa de 20 navíos que la escoltaba. Apoderándose de un botín aproximado de 350 toneladas de plata (entre 11 y 14 millones de piezas de 8 reales), así como una considerable cantidad de lingotes de oro y otras mercancías. Se recibieron en Inglaterra las noticias de esta victoria con especial júbilo y la Reina Ana dispuso que se celebre labrando medallas y monedas para conmemorar este acontecimiento. Se emitieron monedas de 5 Guineas en oro y Crown, œ Crown y Shilling, 6 Pence, en plata.

Virola:

    Aro de acero con que rodean los troqueles en la prensa de acuñar monedas, para evitar la expansión del metal fuera de aquellos, al ser troqueladas sus dos caras y para que al mismo tiempo queden grabados en el canto los dibujos o inscripciones que deba tener. Se empezó a utilizar sobre el siglo XV y gracias a ella se pudieron eliminar las irregularidades en el contorno de las monedas.

Virola saltada:

    En las monedas con leyenda en el canto, grabada por tres virolas, la variante se ocasiona por el desplazamiento total o parcial de una o más de ellas, resultando un reborde saliente en un tercio de su perímetro (120º), por cada virola desplazada.

Volante:

    Sistema de acuñación basado en el proceso del balancín, que después de algunos intentos fallidos, se instaló en Londres y París. Felipe V introdujo este sistema en España a principios del siglo XVIII, casi medio siglo después, En las posesiones de América se dispuso por real Célula de 9 de Junio de 1728 y las primeras monedas acuñadas a volante proceden de México, fabricándose columnarios de plata y busto en oro con fecha de 1732.